Home Conciertos México se une a celebraciones por aniversario de Plácido Domingo
Conciertos - March 20, 2011

México se une a celebraciones por aniversario de Plácido Domingo

argentina, Virginia Tola; la directora mexicana, Alondra de la Parra, y la Orquesta Sinfónica de Minería, con quienes celebrará, además, sus 70 años de vida y 50 años de haber debutado en México.  

“México celebra a Plácido Domingo en concierto” representa una ocasión sin igual para escuchar y aclamar al artista que durante más de medio siglo ha dado vida a más de 130 personajes centrales en óperas de renombre.  

El concierto, que se efectuará en el marco de los 90 años de la SEP, se suma a los festejos que en diversos escenarios mundiales se han realizado en honor de Plácido Domingo, quien el pasado 21 de enero llegó a los 70 años de edad.  

El concierto que ofrecerá el 29 de marzo representa una fiesta musical que la SEP, en su 90 aniversario, realiza en honor a un excepcional artista a quien el público mexicano le ofrenda un cariño muy particular por todo lo que el cantante, director y promotor ha ofrendado como artista y ser humano.  

Plácido Domingo nació el 21 de enero de 1941 en Madrid, España. Sus padres fueron los cantantes de zarzuela Plácido Domingo y Josefa “Pepita” Embil. En 1949 la familia llegó a la Ciudad de México para hacer teatro musical. Plácido, hijo, ingresó en el Conservatorio Nacional de Música con el propósito de estudiar piano y canto entre 1955 y 1957.  

Muy pronto, su talento en esos campos destacó y a ellos se sumó su capacidad para la composición. Pero su vocación por el canto se impuso como definitiva.  

Después de haber aparecido en escena con sus padres en varias zarzuelas, en 1958 fue integrante del coro en el musical ‘Mi bella dama’, que en México dirigió Manolo Fábregas y que estaba basado en el multipremiado montaje “My Fair Lady”.  

El debut de Plácido Domingo, fuera del ámbito familiar, lo hizo el 12 de mayo de 1959 en el Teatro Degollado de Guadalajara, en la zarzuela ‘Marina’, en el papel de ‘Pascual’ (con tesitura de barítono).  

Cambió entonces de registro para volverse tenor, y ese año consiguió un papel secundario en la ópera “Rigoletto”, con la Ópera Nacional de la Ciudad de México.  

Su primer papel estelar, y que se considera su debut en el mundo de la ópera, fue el de “Alfredo” en “La Traviata”, el 19 de mayo de 1961 en el Teatro María Teresa Montoya, en Monterrey.  

“México fue el lugar donde empecé a cantar y todos saben el cariño que le tengo al país, al ser Martha, mi mujer, de allí; dos de mis hijos nacieron allí y mis padres fueron a trabajar a México. La considero casi una segunda patria por los años que pasé allí”, señala el tenor.  

Plural como pocos artistas, Plácido Domingo es también director orquestal y ha tenido a su cargo conciertos sinfónicos con conjuntos de gran prestigio, como la Filarmónica de Berlín, la London Symphony y la Chicago Symphony.  

Además, es director general de la Ópera Nacional de Washington y la de Los Ángeles, cargos desde los que ha creado programas de desarrollo para las siguientes generaciones de talentos operísticos.  

Entre ellos, el Programa de Jóvenes Artistas Domingo-Cafritz (en Washington), el Programa de Jóvenes Artistas Domingo-Thornton (Los Angeles) y el certamen internacional “Operalia”, que celebrará su edición 18 en Rusia.  

En tanto, la soprano Virginia Tola inició sus estudios de canto en el Instituto Superior de Música de la Universidad Nacional de Litoral. Además tomó cursos en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón en Buenos Aires.  

Con una presencia constante en los escenarios, su repertorio operístico incluye la interpretación del “Hada del Rocío” en “Hansel y Gretel”; la sacerdotisa en “Aída”; “Mimi” en “La bohéme”; la joven en el “Don Juan de Zorzí” y “Rosina” en “El barbero de Sevilla”.  

La gira 2000-2001 de la soprano incluyó un concierto con Plácido Domingo en la Ciudad de México y una presentación en el Kennedy Center Honors en diciembre, acto en el que el tenor español fue uno de los cinco artistas homenajeados.  

La directora mexicana Alondra de la Parra ha conquistado la atención de la crítica por su solvencia en el podio y el colorido de sus interpretaciones, situándose como una de las conductoras orquestales más sobresalientes de su generación.  

Se ha distinguido, además, por ser la primera mujer mexicana en dirigir una orquesta sinfónica en Nueva York, y ha sido aclamada por Plácido Domingo como “una directora extraordinaria”.  

Ha dirigido en Estados Unidos las orquestas sinfónicas de Dallas, Houston, San Francisco, Phoenix, Columbus, San Antonio, la de Cámara de Los Ángeles y la del Nuevo Mundo de Miami; en Canadá, la Sinfónica de Edmonton, y la Orquesta del Festival Moritzburg en Alemania, entre otras.  

Fuente: (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *