Home Por la Espiral Japón: varias lecciones
Por la Espiral - March 17, 2011

Japón: varias lecciones

mala suerte para la Humanidad y lo comentamos en columnas pasadas que el año en curso, a  meses de  cumplirse la primera década de los atentados del 11 de septiembre, las inestabilidades en Medio Oriente parecían más bien prefabricadas desde afuera.
Con la actual tragedia nipona los ojos de la comunidad internacional dejaron de observar el genocidio de Muamar el Gadafi por recuperar el control del territorio libio para centrarse en la destrucción y muerte dejadas al paso del terremoto, tsunami y la  emergencia nuclear.
Los primeros cálculos preliminares de los daños materiales oscilan entre los 100 mil millones de dólares a los 150 mil millones de dólares, cifra que alcanzará su verdadera magnitud conforme pasen los días.
El número de personas muertas se cuenta por millares y los damnificados por millones en un momento además en que la economía japonesa apenas buscaba una recuperación económica sostenible.
En los últimos veinte años lo que alguna vez pareció como “el milagro económico japonés” fue desdibujándose con el tiempo en la medida en que incrementó el endeudamiento público y el yen convirtió en víctima de la especulación.
El año pasado el PIB nipón cerró en 3.9% una cuota insuficiente para la que alguna vez fue considerada la segunda economía del mundo (después de Estados Unidos) y finalmente desplazada el año pasado por la economía china con una expansión sostenida en la última década con crecimientos entre el 8% y 10 por ciento.
La afectación natural con impacto en la población e infraestructura no llega además en buenos momentos, el gobierno japonés deberá estructurar el más fuerte plan de reconstrucción de que se tenga memoria desde la Segunda Guerra Mundial, etapa histórica en la que además recibió dinero y financiamiento de Estados Unidos.
El presidente Barack Obama dijo en discurso televisado hace dos días que Estados Unidos siempre estará al lado de su aliado y lo ayudará en todo.
De momento persiste una crisis nuclear y una falta de combustible para atender las necesidades de la población sin luz, ni agua porque la misma problemática de los reactores nucleares paró el suministro.
Japón no cuenta con reservas suficientes de ningún combustible fósil y no fósil es un importador nato de petróleo, gas y carbón. En los próximos días podría necesitar suministros extraordinarios de barriles de petróleo lo que añadirá mayor presión en los petroprecios.
Por lo pronto el día de ayer la mezcla mexicana de exportación cerró  en 100.54 dólares por barril, nuevamente su cotización mantiene por encima de lo aprobado por los legisladores dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) por 65.4 dólares el barril.
Prácticamente desde 2000, los precios del petróleo mexicano en el mercado internacional han superado considerablemente el estimado base del PEF, durante la administración del presidente Vicente Fox ingresaron al país más de 100 mil millones de dólares extraordinarios gracias a las variaciones alcistas del petróleo.
Desafortunadamente los mexicanos nunca vimos el impacto real de los recursos extras porque no mejoró ni la infraestructura, ni las vías de comunicación, ni la fuente de servicios.
En la actual administración del presidente Felipe Calderón acontece lo mismo, por el petróleo llegan muchos dólares no contemplados. La pregunta es, ¿dónde está ese dinero durante el sexenio de Fox? ¿Dónde está en la presente administración?
A COLACIÓN
Cuando vemos la dimensión de  la tragedia en Japón reflexionamos que nunca estamos preparados para lo peor, la vulnerabilidad de la vida humana y los riesgos para el quehacer de la actividad gubernamental.
Por cuestión de precaución en México requerimos de un organismo contra desastres con un fondo de dinero para ir ahorrando ante cualquier golpe negativo de la naturaleza.
¿Si el terremoto de Japón hubiera sucedido en la ciudad de México? ¿Cuál sería nuestra capacidad de reacción ciudadana? ¿Cuál la respuesta del gobierno local y federal?
SERPIENTES Y ESCALERAS
De lo que podemos estar seguros es que derivado de la  situación en los reactores nucleares de Japón volverán a  revisarse los protocolos internacionales de la utilización de la energía nuclear.
Ángela Merkel, canciller de Alemania, ordenó cerrar las plantas nucleares hasta no tener una revisión exhaustiva que descarte cualquier inseguridad.
En Europa, Francia es el país con más centrales nucleoeléctricas cerca de sesenta diseminadas por todo el territorio.
Desde Bruselas, la sede de la Unión Europea, convoca a expertos europeos y ministros de Energía para discutir acerca del futuro de la energía nuclear en el viejo continente.
Fundamentalmente persisten dos posturas: una a favor de la utilización de la energía nuclear por no ser contaminante, ni contribuir al cambio climático y demostrar su eficacia en la generación de electricidad además de un control de costos en su producción.
Otra totalmente en rechazo de las plantas nucleares y su utilización en crear energía por los riesgos que implica para la vida de la población un accidente que propicie la fusión del núcleo.
Después de lo de Japón y con tantas amenazas naturales y terroristas habrá un parteaguas en la construcción de las centrales nucleares de cara al futuro.
Por lo pronto sería muy bueno que en Laguna Vede, Veracruz, el gobernador Javier Duarte pidiera al Gobierno Federal una inspección de seguridad de la central nuclear y llevara a cabo varios ejercicios de protocolo de evacuación de la población que allí habita.
Como siempre encontramos gente viviendo donde debería en la orografía más complicada, en los cauces más peligrosos, en las laderas más vulnerables no podía faltar población en Laguna Verde.
Otra recomendación: en los informativos internacionales difunden que fueron detectados niveles de radiación en Tokio, sería pertinente tomar medidas de seguridad para los vuelos de Aeroméxico y evitar así una contaminación indeseable.
Finalmente recemos porque los vientos no corran hacia la parte del Pacífico mexicano. Dediquemos una oración por los japoneses, por nosotros y el destino de la Humanidad.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *