Home Expos y Museos Exhibirán monolito de una deidad aún desconocida que fue elemento arquitectónico de la “Pirámide del Sol”
Expos y Museos - March 4, 2011

Exhibirán monolito de una deidad aún desconocida que fue elemento arquitectónico de la “Pirámide del Sol”

17 de marzo en el Museo Nacional de Antropología.  

Se trata de una escultura con la representación de una deidad aún desconocida, que durante los siglos I y II d.C. fue un elemento arquitectónico de la pirámide del Sol, informó en un comunicado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).  

Según informes proporcionados por Alejandro Sarabia, director de la zona arqueológica, indican que la pieza monolítica, realizada en andesita gris, “es única en el sentido de que representa a una deidad aún no identificada en la iconografía de Teotihuacan”.  

Añadió que aún conserva estuco y pigmentos, mayormente de color rojo, y que representa un caso poco recurrente con respecto a otras tallas en piedra del sitio, por lo que fue sometida a un largo proceso de conservación, con el objetivo de fijar los pigmentos que posee.  

La escultura localizada en diciembre de 2007 en una plataforma que circunda por una esquina suroeste a la Pirámide del Sol, tiene 98 centímetros de altura, 106 de anchura y 93 de profundidad, apuntó el arqueólogo.  

Consideró además que en un primer momento esta escultura debió funcionar como un elemento arquitectónico de la Pirámide del Sol, y después fue desmantelado junto con otras esculturas similares para ser “ofrendado” a otro edificio adosado a la pirámide.  

Según informes, hasta el momento se ha identificado al monolito con un deidad terrestre o del inframundo, similar al dios olmeca de la tierra, porque entre sus elementos iconográficos sobresalen ojos muy grandes y una boca sin mandíbula que asemeja una cueva.  

Dicha pieza será exhibida junto con la escultura más completa encontrada hasta ahora del dios Huehuetéotl, informó el arqueólogo Alejandro Sarabia, el también curador de la sala dedicada a Teotihuacan.  

Así, la pieza central de la tercera sala de exposición será una escultura del dios Huehuetéotll, descubierta en 2001, como parte de un salvamento arqueológico realizado en la localidad de San Juan Teotihuacan.  

Esta pieza de 51 cm de alto, 54 de ancho y 52 de profundidad, fue elaborada también en andesita, una piedra que no es propia del Valle de Teotihuacan.  

No obstante el corte y el estilo es típicamente teotihuacano, y además fue encontrada junto con otras dos esculturas pequeñas de la misma deidad, que estaban destruidas, detalló el investigador del INAH.  

Dicha obra representa a Huehuetéotl portando un gran brasero con símbolos que marcan los rumbos del universo.  

Otra pieza que se presentará en el Museo Nacional de Antropología, es una estela lisa, de 131 metros de alto y 250 kilos de peso, manufacturada en piedra verde entre los siglos V ó VI d.C., que fue descubierta también en 2001 entre la Calzada de los Muertos y la Pirámide del Sol, adelantó Sarabia.  

Finalmente, afirmó el arqueólogo  que la sección dedicada a esta ciudad está diseñada de modo que el visitante profundice en el conocimiento de esta antigua metrópoli que comenzó su historia hacia los siglos II y I a.C., y creció de modo acelerado.  

Respecto a las piezas que serán exhibidas en esta exposición fueron halladas durante diversas exploraciones en la Pirámide del Sol, además de rescates arqueológicos en el poblado de San Juan Teotihuacan, Estado de México.  

Fuente: (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *