Home Temporada Grande 2010-2011 “El Pana” y Arturo Saldívar cortan un apéndice por cabeza; Talavante estuvo enorme, pero falló con la espada
Temporada Grande 2010-2011 - January 24, 2011

“El Pana” y Arturo Saldívar cortan un apéndice por cabeza; Talavante estuvo enorme, pero falló con la espada

Gracia, Aguascalientes, dehesa fundada en el año de 1988 con divísa colores azul rey, amarillo y rojo; Rodolfo Rodríguez El Pana, cortó la oreja de su primero y escuchó aplausos en el cuarto, Alejandro Talavante saludó en el tercio en su lote y regaló un séptimo con el cual fué aplaudido y Arturo Saldívar, aplausos en el tercero y la oreja del sexto.

Abrió el festejo el tlaxcalteca Rodolfo Rodríguez El Pana (azul cobalto y plata) con Galán, número 16, cárdeno bragado meano y cornidelantero vuelto con 478 kilos, verónicas afaroladas en tablas y torero remate; le brindó a la afición que hízo una buena entrada y con la pañosa, muletazos de espalda en tablas y serie de derechazos en la puerta de cuadrillas molestado por el fuerte viento que sopló en ésta tarde invernal en el Valle de México; muletazos de adorno en la querencia; se fué tras el acero para dejar efectiva media estocada y cortar una oreja otorgada por el Juez de Plaza Don Jorge Ramos Sandoval y entregada por el alguacilíllo el Doctor Saúl Rivera. Aplausos al toro en el arrastre.

Con el cuarto, Ma-Jo, cárdeno obscuro bragado meano y cornidelantero bizco del izquierdo con 476 kilos, bregó con el percal y sin brindar, faena en la contraquerencia, estocada tendida y dos descabellos; pitos al toro en el arrastre y aplausos al tlaxcalteca.

El torero de Badajoz, Alejandro Talavante (rosa y oro) con Socio, número 65, cárdeno obscuro bragado meano y cornidelantero montado con 482 kilos, bien con el percal, quitando por ajustados mandiles rematados con una larga cordobesa. Sin brindar, muletazos de costado con los pies clavados en la arena y tres series de largos y sentidos derechazos en la puerta de arrastre; con la siniestra, en el mismo sitio, una aplaudida serie de naturales, manoletinas y fatal con la espada: dos pinchazos sin soltar, tres pinchazos y media estocada con un aviso entreverado para saludar en el tercio y aplausos al toro en el arrastre.

El quinto fué Inclán, número 71, cárdeno obscuro caribello y cornidelantero con 485 kilos, nada con el percal y con la pañosa una torera faena con muletazos por ambos pitones al grito de “torero, torero”; nuevamente mal con el estoque; un pinchazo sin soltar, pinchazo y estocada tendida para saludar nuevamente en el tercio y pitos al toro en el arrastre.

Regaló a Gitanillo, número 51, cárdeno claro bragado y cornidelantero tocado del derecho con 460 kilos, lo veroniqueó aseadamente y lo llevó al caballo con chicuelinas andantes y al rematarlo, trastabilló rodando por la arena sin mayores consecuencias que comentar. Con la pañosa, muletazos caminandole y al intentar el primer natural, fué empitonado, volvió a la cara del aguascalentense para instrumentar cuatro series de derechazos en la contraquerencia; nuevamente mal con la toledana; pinchazo hondo y cuatro descabellos para escuchar la última ovación de la gélida tarde y aplausos al burel.

El aguascalentense Arturo Saldívar (verde bandera mexicana y oro) a Bombacho, número 42, cárdeno claro bragado meano y cornidelantero con 480 kilos, lo recibió con dos cambiados de hinojos en tablas y de pie, ajustadas chicuelinas. En banderillas se lució Diego Martínez y se desmonteró en el tercio. Con la pañosa, un escalofriante péndulo en la boca de riego y una serie de derechazos rematados con un trincherazo de cartél; con la siniestra, buenos naturales, se adornó con ajustadas arrucinas. Se fué tras el acero para dejar tres pinchazos, estocada caida y tres descabellos con un aviso entreverado para escuchar aplausos.

El sexto fué Mueganito, número 17, entrepelado bragado y cornidelantero tocado del izquierdo con 512 kilos al cual veroniqueó y llevó al caballo con recortes; hízo un quite por gaoneras. Le brindó al Pana para hacer una faena con pases de tanteo y largos y sentidos derechazos en la puerta de arrastre, al ejecutar una dosantina fué prendido y se llevó una voltereta de órdago; sin verse la ropa se fué tras el acero para dejar una media estocada y dos descabellos con un aviso entreverado para cortar una oreja que le fué entregada por el alguacilíllo José Julián Ayala.

La Fiesta Brava, Valor, Técnica y Sentimiento

Visita www.suertematador.com y la sección
Toros en la México

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *