Home Por la Espiral La batalla por el turismo
Por la Espiral - January 24, 2011

La batalla por el turismo

conatos de violencia en importantes centros turísticos atractivos para el viajero tanto nacional como extranjero, podemos afirmar que el año pasado no estuvo nada mal en cuanto a derrama turística.
Recordemos que tanto Cancún como Acapulco tuvieron serias noticias negativas y en el exterior circula una mala imagen de violencia e inseguridad aunada a las recomendaciones de no visitar México por parte de Estados Unidos, España, Francia y otras naciones.
Ahora bien, tampoco las cifras son como para saltar de alegría máxime cuando el turismo lleva décadas intentando convertirse en una boyante “industria sin chimeneas”, sólida fuente de empleo y  generación de riqueza.
Sin embargo, cuando observamos las estadísticas del Banco de México, la del rubro de las remesas,  nos damos cuenta de cuán lejos aún estamos de lograr el sueño del boom turístico.
En 2009, por concepto de remesas ingresaron al país 21 mil 181.14 millones de dólares directo para paliar el hambre y mantener a millones de hogares en pobreza aquejados por la falta de empleo, malos salarios y  pésimas condiciones de vida.
Los datos más recientes del Banco de México señalan que de enero a noviembre de 2010, los ingresos por remesas totalizaron 19 mil 506.4 millones de dólares. Por supuesto falta contabilizar el volumen de diciembre, empero,  las remesas siguen siendo superiores a lo que capta el país por turismo.
Mientras las remesas llevan ventaja, las divisas por turismo ingresan casi a cuentagotas en un destino que por su propio precio tanto en dólares,  euros, libras o yenes es atractivo por barato.
De todos modos con tanto que ofrecer a las personas foráneas y los paquetes realmente económicos no logramos posicionarnos en gustos, preferencias e intereses de los extranjeros.
No sé si a usted amigo lector le entra la duda igual que a mí, de saber por qué razón México no figura en las preferencias de los viajeros, preguntarles qué nos hace falta, por qué cada vez somos desplazados por los cambios de gustos y tendencias.
Hace quince años poner a China como país atractivo para el turismo resultaba atemorizante tanto por la lejanía,  usos y costumbres, la comida,  idioma, su régimen político; era una idea extraña escuchar a alguien con interés de viajar al país asiático.
En este entonces México andaba luchando por ingresar a la selecta lista de las cinco economías con mayor número de visitantes e ingresos por divisas.
El tiempo pasó y China desde 2000 arribó al siglo XXI y el nuevo  mileno con muchos pronósticos de ubicarse como potencia económica y turística. En 2010 logró dar un enorme salto cuantitativo.
La propia OMT lo confirmó: el año pasado China desbancó a España del segundo lugar como destino turístico más visitado del mundo; el primer sitio lo ocupan de manera conjunta, Francia y Estados Unidos.
El gigante asiático recibió 56 millones de turistas internacionales, mientras España 53 millones de viajeros.
Es tanto como decir que la mitad de la población mexicana viajó a China, tenemos un número muy importante de personas movilizadas para conocer un país con tantos contrastes, nada cercano y con un idioma  muy difícil porque no todos los chinos hablan inglés, lo hacen las nuevas generaciones.
No nos quede duda que Francia recibirá dura competencia de China en cuanto a la preponderancia por el primer lugar de captación de turistas.
A COLACIÓN
Cada año en Madrid, España hay una cita importante con la Feria Internacional de Turismo, la Fitur en su edición 2011, como siempre contó con la presencia del titular de la Secretaría de Turismo, en este caso, Gloria Guevara.
Año con año, en España suceden casi calcadas las mismas declaraciones: “Ahora sí México estará entre las potencias turísticas”. Probablemente la frase más repetida por sus respectivos titulares.
Tal parece fuera a suceder por generación espontánea cuando urge mejorar la infraestructura en comunicaciones y transportes, tener mejores aeropuertos, más líneas aéreas con rutas bien comunicadas y precios competitivos.
¿Ha notado usted lo complicado que han sido estos meses para encontrar boletos, rutas y buenas tarifas en el mercado doméstico debido a la ausencia de Mexicana de Aviación?
El viajero internacional no puede estar esperando que únicamente exista un vuelo por día o con múltiples conexiones.
No basta con los buenos deseos debemos  trabajar en pro de impulsar el desarrollo de la industria turística, ser consistentes, tomar un proyecto y no  soltarlo hasta concluirlo.
Guevara afirma que con la ayuda de la OMT México será una potencia turística  y en 2018 estará  entre los cinco de mayor preferencia. A principio de los ochenta tanto el presidente José López Portillo, como Rosa Luz Alegría, titular de Turismo afirmaron lo mismo.
El caso es que China nos sigue dando lecciones y muchos otros emergentes no tan lejanos ubicados en la región de América Latina dan  batalla a México. Perú, Chile, Brasil cada vez tienen mayor número de viajeros.
Si verdaderamente el país quiere llegar al 2018 situado entre  los grandes, no puede perder más tiempo en mejorar su infraestructura, dar mayor seguridad a sus ciudadanos y por tanto a los extranjeros y comunicar mejor al país.
Insisto, como desde hace muchas columnas atrás, debemos invertir en trenes de alta velocidad para unir más rápido el territorio, darle al viajero distintas opciones y circuitos.
La competencia en  materia turística es real y ruda; los cambios en  los gustos y tendencias continuarán y  las nuevas clases medias moverán al mercado  de distinta manera.
En los próximos años, la OMT estima que habrá mucha movilidad  entre los países usualmente ubicados en “el cuadro de honor del turismo” porque los países emergentes harán todo lo posible por atraer viajeros y divisas.
El turismo de nichos será uno de los más detonados, hay destinos que van ubicándose entre las preferencias de homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales.
P.D. Encuéntrenme en Facebook. Les invito a que opinen del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *