Home Temporada Grande 2010-2011 Triunfo grande de “El Zapata” en la Plaza México: Diego Ventura pierde la “Puerta Grande” al fallar con el rejón de muerte
Temporada Grande 2010-2011 - January 17, 2011

Triunfo grande de “El Zapata” en la Plaza México: Diego Ventura pierde la “Puerta Grande” al fallar con el rejón de muerte

Ventura saludó en el tercio en sus dos toros y escuchó palmas en uno de Garfias de regaló.

Abrió el festejo el caballero en plaza Diego Ventura (usanza española en azabache) con Recobero, número 161, negro bragado listón y cornidelantero con 490 kilos; montó a Nazari, Wellington y Califa. Con Nazari, toreando de costado, dos banderillas, con Wellington, banderillas al quiebro y con Califa; tres banderillas cortas al relance y se adornó con el teléfono; un par a dos manos y nuevamente el teléfono; tres pinchazos con el rejón de muerte, un entero y pie a tierra descabelló para saludar en el tercio y aplausos al tlaxcalteca en el arrastre.

El cuarto fué Tres Pesetas, número 174, colorado bragado rebarbo y cornivuelto con 480 kilos, lo recibió con Triana a porta gayola con su marsellés y le dejó dos rejones; con Oro, lo llevó toreramente en tablas y dejó dos banderillas; con Morene otras dos banderillas y con Califa, tres banderillas cortas al relance y al tratar de matar se ensartó su pata en el pitón del astado; fatal con el rejón de muerte, cuatro pinchazos y pie a tierra, cinco descabellos para saludar en el tercio.

Regaló un séptimo, Canela Fina de la ganaderia de Garfias, número 17, negro bragado meano y cornicorto con 450 kilos, con Nazari toreandolo de costado al cobíjo de las tablas dos banderillas, con Distinto, banderillas al quiebro en la misma boca de riego, con Ginés dos banderillas y con Califa, tres banderillas cortas al relance y un par a dos manos; pinchazo y rejón; a pie, cuatro descabellos para escuchar los últimos aplausos del público.

Uriel Moreno El Zapata (oliva y azabache) con Recuerdo, número 119, zaino y cornidelantero con 485 kilos, el astado brincó al callejón de salida y de vuelta al ruedo, verónicas en tablas y buen puyazo de César Morales, al quitar por tafalleras fué prendido y recibió una palíza de órdago, regresó para dar dos toreros recortes; doliendose banderilló lucidamente para ser ovacionado en el tercio; le brindó al cónclave que llenó el tendido numerado, para dar muletazos de tanteo en el tercio y dos series de derechazos en el mismo sitio; con la siniestra, naturales en la puerta de cuadrillas, sin acomodarse, volvió al pitón diestro para adornarse con muletazos por la cara y con el acero media caida para saludar en el tercio y aplausos al astado en el arrastre.

Lo mejor del festejo vino con el quinto de la tarde, Chistorro, número 176, cárdeno obscuro bragado y cornivuelto montado con 485 kilos, un capotazo cambiado en tablas y el toro brincó al callejón; cuatro faroles de hinojos y de pie, dos toreros recortes; quitó por saltilleras y con las banderillas, pares al violin en tablas y el público lo obligó a dar la vuelta al ruedo. Con la pañosa, muletazos por alto en tablas y dos series de derechazos en el tercio, naturales y más con la diestra; con la toledana, estocada en los terrenos cambiados y revolcón para cortar dos orejas que le otorgó el juez de plaza Roberto Andrade y que le entregó el alguacilíllo Armando Ortega.

El capitalino José Mauricio (azul rey y oro) con Chiclanero, número 162, entrepelado bragado y cornidelantero con 540 kilos, verónicas sin acomodarse, tres puyazos de Curro Campos y uno de Erick Morales, banderilló aseadamante Alfredo Acosta. Con el público en contra por el exceso de castigo en varas, no lo dejó que les brindara y en una rabieta azotó a la arena su montera; naturales para cambiar las lanzas por cañas y con la diestra, derechazos sin confiarse, volvió a la siniestra para seguir en el mismo tenor, por lo cual se fué tras el acero para dejar dos pinchazos, una estocada y un descabello con un aviso entreverado para escuchar pitos y aplausos al toro en el arrastre.

El sexto fué Hortelano, número 150, cárdeno bragado meano caribello y cornivuelto con 470 kilos, verónicas y quitó por gaoneras. Ahora si le brindó al público para dar un cambiado por la espalda en tablas y nada más; pesado con el acero, estocada, ocho descabellos y dos avisos para escuchar sonora rechifla.

Ficha:

Plaza México. 11ª de la Temporada Grande. Unos 25.000 espectadores. Toros de Rancho Seco, encastados salvo el sexto, complicado. Un sobrero de regalo de Garfias, manso. Diego Ventura, ovación, ovación y ovación en el de regalo; El Zapata, aplausos y dos orejas; José Mauricio, silencio tras aviso y pitos tras dos aviso.

La Fiesta Brava, Valor, Técnica y Sentimiento

Visita www.suertematador.com y la sección
Toros en la México

Foto: Cortesía Manolo Briones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *