Home Por la Espiral México de deuda en deuda
Por la Espiral - January 1, 2011

México de deuda en deuda

203 mil 462.3 millones de dólares, de abril a junio pasado.
El financiamiento externo es una vía cuando los niveles de ahorro interno son bajos, existen problemas presupuestales, persiste una mala administración del gasto y el ingreso no logra la diversificación deseada porque falta una reforma fiscal.
México es un candidato permanente para el financiamiento externo, un deudor nato, lo que implica darle presiones adicionales a una economía con diversos desequilibrios.
Los problemas de la deuda externa bien sabemos en la historia reciente del país provocaron distintos episodios de falta de liquidez y  solvencia; la crisis de la deuda en los ochenta provocó serias distorsiones socioeconómicas.
Por eso entre menos deba un país mayor capacidad de maniobra tendrá en el presente y futuro inmediato, la generación de la riqueza podrá derramar verdaderos beneficios entre una población que no tiene que realizar un sacrificio y una constante transferencia de recursos hacia el exterior, porque la deuda de un gobierno es pagada por sus ciudadanos.
Muchas generaciones de mexicanos nacieron siendo deudores este handicap pesa mucho más en países en vías de desarrollo, podría elaborarse un modelo de correlación entra la deuda externa y la pobreza.
Por eso es que los economistas deben poner especial énfasis en procurar estrategias fehacientes para reducir la deuda y no hacer lo contrario: incrementarla.
Me pregunto, ¿cuántos programas gubernamentales y del sector público financiados por organismos internacionales son verdaderamente útiles y exitosos?

A COLACIÓN
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tiene una agenda de financiamiento muy activa con México.  
Este año, los niveles de endeudamiento con el BID subieron 1 mil 400 millones de dólares. La mayoría de los vencimientos son a largo plazo entre 20 a 25 años y están pactados a tasa Libor.
Cabe mencionar que este organismo internacional financia programas de desarrollo mediante préstamos, donaciones, garantías e inversiones.
El 19 de enero concedió un préstamo por 100 millones de dólares para programas de educación en pequeñas comunidades rurales, el monto fue entregado al Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe).
Después el 19 de julio  dio al Gobierno Federal un emprestitito por 500 millones de dólares para el mercado de hipotecas y la  construcción de vivienda.
El órgano beneficiado es Sociedad Hipotecaria Federal, el proyecto presentado es para “proveer liquidez a los mercados hipotecarios y apoyar la reactivación de la construcción de vivienda”.
En total, el monto solicitado es por 2 mil 500  millones de dólares para Sociedad Hipotecaria Federal, desde 2008 fue aprobado por el BID y desde entonces viene soltando el dinero,  este año otorgó el tercer tanto.
La intención del organismo de vivienda es construir viviendas para los sectores de bajos ingresos y atender el rezago habitacional de 9 millones de viviendas en México, estamos hablando de 45 millones de personas afectadas por no contar con vivienda propia.
También el 17 de noviembre pasado, el BID desembolsó 400 millones de dólares en créditos para México, propiamente la SEMARNAT y NAFIN,   para “la tercera etapa del programa para fortalecer la capacidad institucional y el marco regulatorio del cambio climático y mejorar los proyectos de mitigación y adaptación“.
Las actividades climáticas forman parte de varias medidas que México se comprometió a llevar a cabo en virtud de un préstamo programático (PBL).
Fundamentalmente es el tercer PBL que el BID aprobó para México en apoyo a las reformas relacionadas con el clima, en noviembre de 2008 le prestó al país 200 millones de dólares para financiar un estudio sobre el impacto del cambio climático en su territorio.
Después en septiembre de 2009 el BID dio 400 millones de dólares para el Programa Especial de Cambio Climático (PECC) que estableció objetivos de mitigación y adaptación a corto y mediano plazo y que incluyó compromisos en base a resultados medibles para sectores prioritarios como la agricultura, el turismo y la gestión de los recursos hídricos.
Ahora con el tercer desembolso crediticio, el gobierno mexicano se comprometió a aplicar herramientas para la mitigación del cambio climático para alcanzar el objetivo, el programa evaluará en diez estados la aplicación previa de los planes de acción sobre el cambio climático y extenderá su aplicación a otros cinco estados adicionales. También ayudará a crear una Oficina de Investigación del Cambio Climático en el Instituto Nacional de Ecología (INE), así como una División de Proyectos Sostenibles al interior de Nacional Financiera.
Finalmente, el  8 de diciembre pasado, con una agenda más ambiciosa el gobierno solicitó  1 mil 100 millones de dólares también para el cambio climático.
La nueva línea de financiamiento estará repartida entre Banco Mundial y el BID: el  paquete suscrito por la Secretaría de Hacienda comprende  préstamos con el Banco Mundial por 700 millones de dólares y uno con el Banco Interamericano de Desarrollo por 400 millones de dólares.
El primero, de 400 millones por parte del BID, es para  programas a favor de la energía renovable, promover el manejo forestal sustentable y las inversiones en vivienda sustentable.
Otro tanto, por 250 millones de dólares por parte del Banco Mundial, es para  el programa de reemplazo de focos incandescentes por focos ahorradores de energía y el programa de sustitución de electrodomésticos.
Por tanto, persiste una agenda muy activa en materia de endeudamiento externo lo que a mi gusto tiene muchos bemoles porque llegará el día en que habrá que terminar de pagar los créditos con sus intereses en tasa Libor.
Que un país recurra a pedir dinero externo casi siempre caro para financiar la compra de focos me parece absurdo o bien realizar un estudio de impacto climático por 200 millones de dólares.
Todavía en la larga historia de deudas, impagos y sufrimientos de los mexicanos para con los acreedores nos hace falta aprender a desendeudarnos desde la raíz y segundo pedir dinero externo cuando verdaderamente haga falta.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *