Home El Mensaje del Rey El lugar que me diste
El Mensaje del Rey - December 31, 2010

El lugar que me diste

el Rey:”

La princesa, recibió una invitación especial:

El Rey me ha invitado a su mesa, mi sueño cumplido -dijo la princesa del reino.

Ella pensaba qué vestido ponerse, cómo lucir, por qué brindar. Lo que nunca imaginó fue el lugar que el Rey tenía reservado para ella.

Al pasar de los años les preocupa tanto su bien estar, su tranquilidad, su posición. Lo obtendrán cuando se hayan sentado a la mesa del rey.

Antes de recibir la invitación, la princesa se sentía emocionada, contenta, pero, no plena, encantada, pero, algo faltaba.

Nadie sabe qué transformación va a experimentar hasta que no se siente a la mesa del rey.

Puede pensar que inventa si escribe ó pensar que es un sueño si se ilusiona, hasta creer que no todo es posible, hasta que entre a la sala donde el rey personalmente le espera.

Los sueños que tienes, los ha puesto el Rey en tu corazón, los anhelos que pretendes, y la certeza de alcanzarlos, también. El, solo pretende una cosa, vivir en tu corazón, literal y naturalmente es así. Para que habites en el reino, el Rey debe vivir en tu corazón.

La mesa del rey es tu corazón.

El gran día y la hora llegó ¡Suenan las trompetas! puedo escuchar la voz del anunciante mencionar mi nombre y el nombre de mi compañero- dice la princesa sorprendida al entrar al palacio.

La entrada es espectacular, los candiles tienen sus mejores galas, su brillo es esplendido, los colores de las flores son tan dulces, su combinación perfecta.
La música y esa pieza en particular es mi favorita, eleva mi espíritu. ¿Quien pensó en todos los detalles? -se pregunta ella. Todo parece halagarme.

¡La mesa está dispuesta! -dice nuevamente el anunciante.

Se abre la puerta que da al comedor y ¿qué veo? la mesa más elegante y distinguida de mi vida, las copas más hermosas jamás vistas, brillan en el agua cristalina que las contiene, el mantel serpentea a través del vino y los cubiertos me revelan los exquisitos platillos por degustar.
El rey se acerca y me inclina su brazo para llevarme a sentar -narra la princesa. Alguien abre la silla y ¿que es esto? ¡Este es el lugar principal! ¿Para mí? clama internamente la princesa y El le contesta. -No hay otro lugar para ti, es el único, el tuyo, y es el que siempre debes ocupar.

Mi rey levanta su copa durante la cena dirigiéndose a mi y me dice ¡Feliz año hija mía! ¡Disfrútalo todo! Yo te he invitado a la vida, para ello. Disfruta al crear, al trabajar, al amar, al estudiar, al rectificar, al negociar, al establecer. Ama la vida, la verdad, y ama nuestro amor.

Desde entonces deje de luchar por mi lugar. -Dijo la princesa. Es como aparecer en la primera plana de su mensaje y ser su tema principal. Así es, dijo gentilmente el Rey al despedirme. Estás en Mi primera plana y eres Mi tema principal.

Le bese antes de retirarme a dormir -agregó la princesa diciendo- Gracias por el lugar que me diste, yo también te amo. ¡Feliz año papá!

Así, espero cada día por ti. – Agregó el Rey ¡Feliz año hijo!

Esto os hace saber el rey.

elmensajedelrey@hotmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *