Home Inolvidables Rescatan legado del egregio escultor guanajuatense Benito Castañeda, autor de “Apolo y sus nueve musas”
Inolvidables - December 16, 2010

Rescatan legado del egregio escultor guanajuatense Benito Castañeda, autor de “Apolo y sus nueve musas”

Guanajuato es la alegoría de Apolo y sus nueve musas que se ubica en el frontispicio del Teatro Degollado.

Ahora un número de la colección Creadores Artísticos de Jalisco de la Secretaría de Cultura del Estado rescata la obra y el legado del también autor de las piezas de bronce que integran las puertas del Templo Expiatorio.

La investigación titulada Benito Castañeda. Escultor, que será presentada esta tarde, estuvo a cargo de su hijo Adrián Castañeda y fue asesorada por Mónica Martínez Borrayo.

Este trabajo, que concluyó en un libro, comenzó a gestionarse hace dos años debido al desconocimiento que existe sobre el escultor y fue una propuesta realizada por el entonces director general de Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura, Francisco Belgodere Brito, quien acompañado por Arturo Camacho Becerra, presentará hoy la publicación.

Adrián Castañeda explica que aunque el escultor era su padre y compartieron muchos años juntos, fue necesario realizar una investigación profunda porque “era una persona muy reservada no sólo como artista, sino como padre de familia”. Así que la tarea consistió en revisar archivos y entrevistar a quienes conocieron al autor de Apolo y las nueve musas, obra que hizo por encargo de?Ignacio Díaz?Morales,quien le pidió que hiciera una reminiscencia a la arquitectura romana, lo cual generó disgusto en el medio artístico porque tuvo que quitarse un mosaico del pórtico del teatro realizado por Roberto Montenegro.

Aunque Benito Castañeda nació en Irapuato, Guanajuato,  su obra sobresalió en sitios como Guadalajara, ciudad que se convirtió en la casa del escultor desde los años cincuenta.

El autor de la investigación indagó en el pasado de su familia para trazar la ruta de su padre desde su nacimiento en una casa de Pueblo Nuevo debido a un mal juego de su abuelo, quien tuvo que huir porque fue atacado “cuando iba a caballo hacia su casa” en Irapuato. Este relato se incluye en la primera parte del libro titulado Benito Castañeda. Escultor.

De origen humilde, Benito Castañeda dio prueba de su talento como dibujante desde sus primeros años de educación y “su maestra de primaria lo recomendó con el maestro Segoviano, así comenzó a hacerse del círculo artístico de León”.

El pintor y escultor concluyó su formación en la Academia de San Carlos en la Ciudad de México para regresar a Guanajuato para comenzar a laborar en dicho Estado, pero la falta de propuestas obligó al escultor a asentarse en Guadalajara desde mediados del siglo XX.

La publicación de la colección Creadores Artísticos de Jalisco aborda aspectos de la vida personal y del ámbito creativo de Benito Castañeda. Además se incluyeron varias fotografías del escultor en diferentes escenarios, desde su casa hasta sus lugares de trabajo.  
Uno de los datos anecdóticos que se destaca en el libro es una cualidad adivinatoria, que le permitió saber que él sería el autor del relieve de Apolo y sus nueve musas.

El escultor

Benito Castañeda nació en Irapuato en 1920 y murió en 2004. Estudió en la Academia de San Carlos en la Ciudad de México, desde joven destacó como dibujante. En los años cincuenta se mudó a Guadalajara, donde se encuentra gran parte de su obra. Es autor de piezas como el relieve de mármol de Apolo y sus nueve musas, las esculturas de bronce de las puertas del Templo Expiatorio y la estatua de Fray Antonio Alcalde de El Santuario.

Las obras

Adrián Castañeda comenta que en la Capilla del Pocito en San Juan de Lagos hay cuatro contrafuertes, en los cuales presenta a los arcángeles, además de una escultura de la virgen. “A los 14 años realizó la estatua de La Madre, en León, Guanajuato, que ahora está perdida”, comenta  el hijo del artista, quien recuerda que la escultura en cantera rosa fue quitada durante las obras de ampliación del boulevard López Mateos de dicha ciudad.
En Guadalajara destaca su pieza en el Teatro Degollado y el Templo Expiatorio, la escultura de fray Antonio Alcalde (ubicada en la Plaza del Santuario) y varios retratos como el que realizó de la esposa del gobernador Jesús González Gallo.

Fuente: (Informador.com.mx)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *