Home Buenas Noticias Hospital CIMIGEN de Iztapalapa se precia de sus bajos índices de mortandad al nivel de Suiza y Nueva Zelanda
Buenas Noticias - December 13, 2010

Hospital CIMIGEN de Iztapalapa se precia de sus bajos índices de mortandad al nivel de Suiza y Nueva Zelanda

24 años por una asociación de médicos y empresarios llamada Grupo de Estudios Sobre el Nacimiento (GEN), ha atendido la evolución de embarazo y parto seguro de 16 mil 400 mujeres. En ese mismo periodo de tiempo sólo se ha registrado una muerte materna, lo que es 10 veces menos que el promedio nacional de México y equivalente al promedio suizo.

En los últimos minutos dentro del vientre materno y los primeros minutos fuera de la madre, el futuro del niño o niña puede quedar marcado, por eso es muy importante prevenir los partos prematuros, hipoxia –falta de oxígeno en el bebé- o el bajo peso, que multiplican las variables de riesgo en el recién nacido o nacida y en su madre.

LA CLÍNICA. Se trata de un pequeño hospital de 12 camas en una de las zonas más pobladas de la Ciudad de México. Su financiamiento proviene de aportaciones de los pacientes, de acuerdo con su capacidad socioeconómica, y respaldo de GEN, que agrupa a médicos destacados como el ex secretario de Salud Julio Frenk; el fundador del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), Gerardo Jiménez, y empresarios de la industria farmacéutica  como Antonio López de Silanes.

El doctor Carlos Vargas García, director médico del hospital indicó que el éxito de este modelo de trabajo consiste en detectar y atender desde muy temprano factores de riesgo en las madres como desnutrición, obesidad, diabetes e hipertensión, entre otras.

“Nosotros trabajamos con un modelo de atención inspirado en una pirámide y dividido en tres pisos: En el piso de abajo, que es el más amplio, están alrededor del 75% de las mujeres embarazadas que llegan al hospital, las cuales no son pacientes de alto riesgo y pueden conducir saludablemente su embarazo con una serie de consejerías, asesorías y revisiones”, indica Vargas García.

“En un segundo nivel están las de riesgo mediano, que necesitan más cuidado cercano por parte del ginecólogo y las enfermeras. Por último está un grupo de alto riesgo, que es de alrededor del 7 % de las pacientes, que requiere de una atención multidisciplinaria e incluso de equipos de alta tecnología y salas de terapia intensiva, para las madres o los niños”, agrega.

Una de las piezas clave de este modelo es que se cuenta con enfermeras que tienen niveles de capacitación mayores a los normales en el tema de embarazos y gracias a ello son las responsables del primer contacto y de muchas de las consultas a todas las mujeres embarazadas, mientras que aquellas con un embarazo peligroso, que son el 7 % del total de consultas, son atendidas por un equipo multidisciplinario de ginecólogos, neonatólogos, cardiólogos, endocrinólogos y otros expertos.

DIAGNÓSTICO. Lucía Illescas, jefa de Enseñanza de Enfermería subraya que uno de los factores de riesgo más importantes entre las pacientes que llegan es el sobrepeso y la desnutrición, los cuales se pueden detectar en las primeras citas y controlar a tiempo para evitar problemas durante el resto del embarazo.

Actualmente los pacientes que acuden a esta clínica, de una ONG, pagan alguna contribución por su consulta, pero este grupo de profesionales de salud está tramitando su incorporación al seguro popular, lo que podría aumentar casi al doble su capacidad de atención.

Fuente: (cronica.com.mx)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *