Home Arte y Cultura Guadalajara es sorprendida por los “Gigantes” de la compañía francesa “Royal de Luxe”
Arte y Cultura - November 25, 2010

Guadalajara es sorprendida por los “Gigantes” de la compañía francesa “Royal de Luxe”

paseantes locales y extranjeros del primer cuadro de la ciudad, con su propuesta de teatro callejero, que forma parte de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución.

Hasta ahora, en los tres días que ha avanzado la trama de la historia de la Pequeña gigante, que se acompañará de su perro Xolo en busca de su tío El Campesino (quien lleva enterrado 200 años en Guadalajara y que comenzará a emerger hoy de la tierra, en la?Glorieta La Normal), Jean-Luc vigila los primeras reacciones de la gente que asiste a las develaciones de pistas.

Su mirada es expectante por descubrir cada reacción y movimiento de los espectadores que se han dado cita, primero con la aparición del mural “caído del cielo”, frente al Teatro Degollado, el martes pasado; y ayer, con la aparición de un bloque de hielo, que contiene a Xolo, el perro mascota de la niña.

Incluso, a veces parece como si quisiera acercarse a las personas y decirles cómo debieran reaccionar, pero el excéntrico director de la compañía francesa prefiere mantenerse apartado “y que la gente averigüe por sí sola de qué se trata esto, porque desde mi trinchera se vive una historia diferente alrededor de lo que contamos”, dice el francés.

La trinchera a la que se refiere, también es Calle 2, patio y bodega de los gigantes, que se encuentra en el Núcleo de Belenes y que desde ayer luce como una fortaleza, ya que elementos del Estado Mayor Presidencial vigilan por dentro y fuera que no haya prensa en las inmediaciones del lugar. Aunque parezca una exageración, Jean-Luc prefiere tomar todas las precauciones posibles y continuar con el misterio que envuelve a El gigante de Guadalajara.

“Es muy agotador cuidar que no se revelen detalles de más, no queremos correr ningún riesgo. Pero ese cansancio no se siente cuando el día termina y en las calles de la ciudad he visto a la gente emocionada”, explica Courcoult, quien es fácil de reconocer entre la multitud, por los colores (mostaza y rosa) llamativos de su ropa y sus gafas en color naranja.

La revolución del teatro callejero

Todo comenzó en 1979, en el Sur de Francia, con un grupo de actores de teatro, encabezado por el extrovertido Jean-Luc Courcoult. En el interior del grupo fluían las ideas y propuestas escénicas para llevar a cabo en las calles, pero faltaba el dinero, para echar a andar novedosas propuestas.
“El nombre de la compañía es una mofa sobre nuestros inicios, en que el dinero escaseaba para producir espectáculos. Royal de Luxe es irónico, hay que reírse de uno mismo”, señala el francés.

Contar historias a través de gigantes es lo que detonó el interés y reconocimiento de la gente por las producciones callejeras de Jean-Luc y compañía. Reconoce que al principio no fue fácil, porque implicaba un gasto mayor a la producción con actores reales, “pero hay que correr riesgos cuando estás en el arte. Hay artistas que no saben qué estrategias inventar para llamar a la gente a sus funciones, exposiciones o presentaciones. Yo les digo: ‘Corre el riesgo’”.

Precisamente corriendo riesgos es que Jean-Luc se define: “Un creador de emociones y no de espectáculos”, porque considera que estos últimos tienen que ver con fuegos artificiales, explosiones, luces. “Lo que yo hago está más cerca del corazón”.


CRÉDITOS: (Informador.com.mx)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *