Home Temporada Grande 2010-2011 Oreja para “El Zotuluco” y dos para Octavio García “El Payo” en sendos toros de regalo
Temporada Grande 2010-2011 - November 8, 2010

Oreja para “El Zotuluco” y dos para Octavio García “El Payo” en sendos toros de regalo

l se corrió un descastado encierro de San José, propiedad de Don José Arturo Jiménez Mangas, vecino de Aculco, Estado de México, dehesa fundada en el año de 1989 y con los cuales Eulalio López Zotoluco, escuchó aplausos y pitos, regaló un séptimo de la ganaderia de Jorge María al cual le cortó una oreja, Enrique Ponce, saludó en el tercio y escuchó silencio y el queretáno Octavio García El Payo, silencio y aplausos, regaló un octavo de Santa Maria de Xalpa al cual le cortó dos merecidas orejas.

Después del paseillo la Porra Libre le otorgó a Enrique Ponce un trofeo como triunfador de la temporada antepasada. Abrió el maratónico festejo con un frio invernal, Eulalio López Zotoluco (azabache y oro) con Guadalupano, número 318, cárdeno obscuro bragado y cornidelantero con 485 kilos, cadenciosas verónicas rematadas con una media de cartél; con la pañosa derechazos rematados con el martinete, se cambió a la siniestra y nada digno de comentar, volvió a la diestra y cuatro coreadas series de derchazos, adornandose con un abaniqueo por la cara; estocada caida y descabello para escuchar discretos aplausos.

El cuarto fué Don Raúl, número 244, cárdeno obscuro bragado meano y cornivuelto con media tonelada de peso, nada con el percal y faena sin eco en el tendido, con la toledana, cuatro pinchazos y estocada para ser abroncado y pitos al toro en el arrastre.

Regaló un séptimo, éste de la ganaderia de Jorge María, Insurgente, número 848, cárdeno obscuro bragado meano y cornivuelto con 485 kilos al cual recibió con una cambiada de rodillas en tablas y con la muleta, pases de tanteo, derechazos y naturales en el tercio ante el delirio del público, coronadas con un estoconazo para cortar una oreja que le otorgó el juez de plaza Gilberto Ruiz Torres y que le entregó el alguacilíllo Armando Ortega.

Enrique Ponce (azul rey y oro) con Tata, número 290, cárdeno claro bragado meano y cornivuelto con 468 kilos, verónicas caminandole del tercio a los medios, rematadas en la misma boca de riego. Hízo una faena con lentos muletazos de castigo y derechazos deletreados, asi como naturales en la querencia y la poncina en tablas, cuatro derechazos con una rodilla flexionada; pinchazo y estocada para saludar en el tercio.

El quinto fué Don Diego, número 310, cárdeno nevado bragado meano careto calcetero y cornivuelto con 472 kilos, el cual fué ruidosamente protestado por el público por su poca presencia y fué cambiado por el primer reserva, Rotundo, número 236, negro bragado y cornidelantero con 496 kilos, nada con el percal y con la pañosa una faena con muletazos a media altura; estocada y descabello con un aviso entreverado para escuchar silencio y pitos al toro en el arrastre.

El queretáno Octavio García El Payo (azul marino y oro) con Tacazo, número 222, cárdeno salpicado bragado meano y cornivuelto tocado del derecho con 493 kilos, con el percal solo un farol de rodillas y con la muleta, un péndulo en la boca de riego y allí el toro ya no quízo saber nada de embestir y salió huyendo; pinchazo y estocada para que El Payo escuchara silencio y pitos al toro en el arrastre.

El sexto fué Contundente, número 300, entrepelado bragado y cornivuelto con 470 kilos, el cual no se dejó pegar ni un capotazo ni un muletazo; con la toledana, una certera estocada para escuchar aplausos y pitos al toro.

Regaló un octavo, éste de la ganaderia de Santa Maria de Xalpa, Ilusión, número 745, zaino y cornidelantero con 465 kilos, buenas verónicas y bregó hacia el caballo; después de brindar al congelado público, dos escalofriantes péndulos en los medios y al dar un muletazo fué prendido y cayó horrorosamente de cabeza, regreso de la enfermeria cinco minutos después, sin chaquetilla ni corbatín y con el chaleco desabrochado; muletazos y estocada para cortar dos orejas y ovación al bravo burel en el arrastre, se volvió a desvanecer y fué llevado nuevamente a la enfermeria.

La Fiesta Brava, Valor, Técnica y Sentimiento

Visita www.suertematador.com y la sección
Toros en la México

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *