Home Héroes Nacionales Desfile de héroes mexicanos que mutan en alebrijes fantásticos por las calles de la Ciudad de México
Héroes Nacionales - October 24, 2010

Desfile de héroes mexicanos que mutan en alebrijes fantásticos por las calles de la Ciudad de México

campanas de la Catedral Metropolitana arrancó el “Cuarto desfile de Alebrijes monumentales”, artesanías de cartón y de madera, en el que cerca de 200 piezas gigantes invadieron las calles de la ciudad e hicieron gala de variopintos colores y múltiples formas.

El Bicentenario de la Independencia de México (1810-1821) y el Centenario de la Revolución Mexicana (1910-1917) fueron inspiración de cientos de artesanos que rindieron honor a su ingenio y destreza dando vida a seres misteriosos.

La tradición de los alebrijes, una serie de figuras de animales fantásticos, comenzó en 1936 en México por iniciativa del artesano oaxaqueño Pedro Linares, quien después de haber soñado con ellos decidió esculpirlos en cartón y papel. Estas figuras se han convertido en un icono de la artesanía local.

Los alebrijes desfilaron desde el zócalo capitalino y por el tradicional Paseo de la Reforma -la principal avenida de la ciudad- entre un público que emocionado batía las palmas con la pauta de los mariachis, animadores, artistas en zancos, bandas mexicanas y percusionistas que los acompañaron.

Las figuras del capitán realista Ignacio Allende, el ex presidente Benito Juárez y la corregidora Josefa Ortiz de Domínguez se irguieron en las patas de un ciempiés, un alacrán y un caballo y volaron con alas de mariposas, ángeles y libélulas, mientras que las adelitas (soldadas de la Revolución) lucieron la silueta de una serpiente.

Por su parte el insurgente Vicente Guerrero se engalanó en el cuerpo de un jaguar, el revolucionario Francisco Villa se suspendió en las patas traseras de un centauro y el monumento del Ángel de la Independencia fue poseído por una mítica sirena.

Otros alebrijes mostraron a las heroínas independentistas Leona Vicario y la Güera Rodríguez compartiendo el cuerpo de un alacrán y la cola de un dragón, y otra figura de Miguel Hidalgo mostró dibujada en su pecho de bestia la campana de Dolores que tocó al inicio de la campaña de Independencia en 1810.

Con denominaciones como “Doroteo Siete lenguas”, “Juan Jolote”, “Nación Colorida”, “Soldadera Ada-Lita”, “Revolución”, “Amor por México”, “Libertador Azteca” e “Hidalgo: La Lucha Interna”, los artesanos mexicanos bautizaron a algunos de estos alebrijes.

Finalizado el desfile, en el monumento al Ángel de Independencia, las esculturas fueron colocadas en las aceras del Paseo de la Reforma, donde descansarán hasta el próximo 7 de noviembre como parte de la iniciativa “Noche de Alebrijes” que el Museo de Arte Popular (MAP) organiza año con año para promover el rescate del arte popular.

Una vez en exhibición un jurado escogerá las tres mejores figuras y las premiará con 50 mil, 30 mil y 20  mil pesos, respectivamente.

Fuente: (Notimex)

Leave a Reply