Home Música El compositor Manuel Cerros Guevara hace realidad su sueño; conforma la “Orquesta Sinfónica Juvenil de Tonalá”
Música - October 19, 2010

El compositor Manuel Cerros Guevara hace realidad su sueño; conforma la “Orquesta Sinfónica Juvenil de Tonalá”

se presentó oficialmente la agrupación, cuya sede es Tonalá.

La Parroquia de Santo Santiago del municipio tonalteca fue el escenario del primer concierto de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Tonalá, que incluyó piezas de Georg Philipp Telemann, Edward Elgar, Frederick Müller, Tchaikovsky, Consuelo Velázquez y Merle J. Isaac, entre otros.

Este sueño comenzó a gestarse en la casa de la familia Cerros, que se convirtió en un espacio para los ensayos y ahora opera como escuela de música. Ahí, en la finca ubicada en Privada Ramón Corona, se dan cita casi medio centenar de niños y jóvenes interesados en la música. “Por amor a la música dejamos la casa para los ensayos”, comenta Manuel Cerros.

El integrante más pequeño de la agrupación es la niña Fátima Reynoso Soriano, de ocho años, quien toca la trompeta y desde hace dos años llegó  con Manuel Cerros para aprender, pero no recuerda cómo fue su encuentro con la música, sólo sabe que le gusta asistir a clases. Otro caso es el de Pablo Mateo, quien hace dos meses se encontró con un letrero que lo llevó a sumarse al grupo. Las historias de cada uno de los niños y jóvenes son similares porque a todos les interesa formarse en el terreno de la música clásica, por lo cual asisten a ensayos y a clases todas las tardes de lunes a viernes, y en ocasiones los sábados por la mañana.

En la casa de Privada Ramón Corona, la música siempre está presente, ya sea en notas que ocupan el espacio, en fotografías de conciertos en la pared, en partituras sobre las mesas y en los instrumentos guardados en sus estuches. Ante dicha ambientación, los niños y jóvenes se preparan para dar el siguiente paso: presentaciones constantes y proyección no sólo en Tonalá, sino en los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG).

“La Orquesta nació de ceros, pero poco a pocos nos hicimos de instrumentos para los chamacos”, afirma Manuel Cerros.
La Orquesta Sinfónica Juvenil de Tonalá tiene como objetivos “incrementar su repertorio, dar a conocer la agrupación e ir subiéndola de nivel. Siempre hay mucho quehacer”, expresa el director, quien afirma que la vocación musical de Tonalá siempre ha existido pero lamentablemente no siempre se tienen los recursos necesarios para “echar a andar los proyectos, así que no nos ha quedado de otra que hacerlo por nuestra cuenta”.

La escuela

Manuel Cerros sumó a su familia en el proyecto de la escuela de música, donde su hija Valentina es una pieza angular en la formación de los jóvenes, ya que estudió en el Conservatorio Nacional y logró que la Secretaría de Cultura (SC) de Jalisco apoyara al grupo con la entrega de algunos instrumentos de cuerdas que permitieron continuar con la integración de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Tonalá.

En enero de se fundó la agrupación con 31 alumnos y con Valentina, quien se integra en las presentaciones. Pero la institución escolar tiene una historia más larga.

El impulsor del proyecto afirma que “la finalidad principal es entrenar a los niños y a los jóvenes, darles las herramientas para que ellos tengan otra opción y librarlos de los peligros propios de estos tiempos”.

Valentina Cerros explica que este año comenzaron los trabajos ya como orquesta sinfónica, agrupación que antes funcionaba como banda sinfónica, y resalta que su papá es quien ha motivado esta iniciativa.

Uno de los aspectos que sorprende al director de la agrupación es la participación de los niños y jóvenes, ya que “llegan solos a la casa para aprender a tocar algún instrumento”.

Añade que se cobra una cuota de recuperación según las posibilidades de las familias, que al final terminar por involucrarse hasta el grado de apoyar a los pequeños con la adquisición de los materiales necesarios para la formación musical.
Actualmente la escuela tiene una plantilla de 55 alumnos, cifra que se incrementa cada seis meses.

Perfil

El director

Manuel Cerros Guevara nació en 1946, en Zacatecas, pero radica en Tonalá. Es director de orquesta y por más de 20 años tocó la tuba principal en la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ).

También es fundador del Festival Nacional de Bandas Sinfónicas Juvenil. En su pasada edición, la séptima, se contó con la participación de 15 agrupaciones provenientes de diferentes puntos del país.

Integrantes

Concertinos
Valentina Cerros Rodríguez y Samuel Gallegos.

Violines primeros
Wernher Alejandro Campechano Olivares, Áxel Abel Coral Campechano, Miguel Gallegos Lira e Iván Alejandro Arellano.

Violines segundos
Cecilia Abigail Torres Silva y Mayra Teresa Álvarez Nogal.

Violas
Cinthia Margarita Espinoza Díaz y Jesús Torres Curiel.

Violoncellos
Daniel Heimirich Coral Campechano, Carlos Daniel Palacios Jarero y Naomi Nicte Arellano Ávalos.

Contrabajo
Óscar Daniel García Silva. Flauta: Ariana Rodríguez Plascencia.

Oboe
Marco A. Otzin Olivares.

Clarinetes
Aurora López Jiménez y Cindy Nataly Martínez Rodríguez.

Saxofón
César Iván Rodríguez Silva y Jorge Octavio Salazar Salinas.

Fagot
Rocío Guadalupe Nogal Jarero.

Cornos
Juan Jesús Pérez Rodríguez y José Eduardo López Jiménez.

Trompetas
Moisés Aguirre Cerros, Verónica Jazmín Limón Díaz y Fátima Estefanía Reynoso Soriano.

Trombones
Rodrigo Alejandro Rodríguez Silva y Pablo Mateos Cerros.

Tubas
Miguel Ángel Salmorán Carrada y José Alejandro Contreras Jiménez.

Percusiones
Angélica Natalie Torres Silva y Jorge Luis Macías Alegría.

Fuente: (Informador.com.mx)

 

Leave a Reply