Home Libros Jesús Ibarra presenta libro “Carmen Montejo, una mujer alta” en honor a la gran actriz cubana
Libros - October 5, 2010

Jesús Ibarra presenta libro “Carmen Montejo, una mujer alta” en honor a la gran actriz cubana

pasión a la actuación’, dijo la reconocida actriz, quien agradeció el honor de haber sido la protagonista de esta publicación editada por Conaculta y Escenología, A.C. 

A través de este libro, Ibarra da cuenta de la historia personal y artística de la actriz nacida en Cuba, y cuyo verdadero nombre es María Teresa Sánchez, a quien retrata desde sus orígenes hasta su más reciente aparición en la obra ‘Los monólogos de la vagina’. 

En ‘Carmen Montejo, una mujer alta’, el autor secciona su obra en cinco capítulos, el primero de ellos, ‘Cuando salí de Cuba’, en el que narra su infancia y adolescencia como ‘La Muñeca’ Sánchez; su vida familiar, sus primeras experiencias en teatro y radio, y su encuentro con Emilio Azcárraga Vidaurreta. 

En ‘Resurrección’, el segundo capítulo, el lector conocerá el momento en que Montejo debutó en el cine a través de un bit, dentro de la película del mismo nombre. Se añaden sus primeros filmes, incluidos ‘No matarás’ y ‘Ave sin nido’. 

En el tercero de ellos llamado ‘Caminos de perfección’, se alude a sus películas ‘Caminito alegre’ y ‘El camino de los gatos’, así como su rápido ascenso hasta consolidarse como una primera figura. 

En el capítulo cuatro, denominado ‘Quién le tema a Carmen Montejo’, remite al gran éxito que alcanzó con ‘Quién le teme a Virginia Woolf’, a los momentos en los que ella se encuentra en la cúspide de su carrera en las décadas de los años 60 y 70, que incluye su labor al frente de la Estancia Infantil de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) y a su problema con el alcoholismo. 

La parte final del libro biográfico, descubre a Carmen Montejo como la gran actriz que ha sido en grandes obras como ‘Buenas noches, mamá’, ‘Doña Macabra’, ‘Tres mujeres altas’, ‘Yo madre, yo hija’, y cierra con la función especial de ‘Los monólogos de la vagina’. 

Ibarra señaló durante la presentación, celebrada la víspera, que sin duda era esencial tener un libro de una gran señora como Carmen Montejo. Asimismo, explicó que el título del libro se le ocurrió cuando, en una ocasión, él le dijo que era una señora muy alta. 

El autor aprovechó para agradecer a los integrantes del panel que lo acompañaron esta noche, a la fallecida actriz Blanca Sánchez, quien rindió su testimonio junto con Susana Alexander, cuando ellas escenificaban una obra, y a Héctor Gómez, también fallecido, quien le ayudó a conocer bastante a la protagonista de su libro. 

Susana Alexander, por su parte, dijo que le tocó la suerte de leer el libro completo, y que se quedó perpleja porque, a pesar de que la conoce de toda una vida, descubrió una serie de anécdotas y pasajes que desconocía. 

Destacó que Ibarra hizo un trabajo arduo de investigación y que con mucha paciencia logró extraer una serie de confesiones, que el público y las nuevas generaciones de actrices deben leer sin pretexto alguno. 

Además de contar una serie de anécdotas, Alexander mostró su admiración por esta señora, a quien ella considera como su segunda madre, y contó de paso una serie de situaciones que han vivido juntas. 

Como aquella en que se aventó a producir la obra ‘Yo madre, yo hija’, invitando a la señora Montejo a presentarse en Torreón, Coahuila, en donde dijo que les fue muy mal en la taquilla, por lo que se vio en la necesidad de sacar parte de sus ahorros para pagarle a la actriz. 

Alexander puntualizó que hay mucho que agradecer a Ibarra, de que haya plasmado la historia de una gran actriz y mujer, y que el texto debe ser leído por todos aquellos que quieren hacer una carrera en el teatro. 

El maestro José Solé se remontó a una serie de anécdotas vividas al lado de Carmen Montejo; sin embargo, confesó que él es un eterno seguidor de Ofelia Guilmain, pero aún así consideró que Montejo es probablemente la actriz más completa que se ha tenido en México. 

Añadió que la primera actriz tiene una gran intensidad en cada una de sus interpretaciones, lo mismo en teatro, en cine y la televisión. 

Por su parte, Virginia Gutiérrez, Luisa Huertas y Raquel Olmedo, además de señalar su agradecimiento por las enseñanzas que recibieron de la famosa actriz, puntualizaron la labor de doña Carmen como parte impulsora de la estancia Infantil de la Anda, mediante el grupo Rosa Mexicano, al lado de la fallecida Dolores del Río. 

Cabe señalar que Huertas convocó y comprometió a sus compañeras a realizar un pacto de difusión de este libro, porque, dijo, es urgente que el público y las futuras generaciones de actores sepan realmente cómo se forja una carrera con sacrificios y entrega.

Fuente: (Notimex)

Leave a Reply