Home Por la Espiral Nómina: cambiar de banco
Por la Espiral - October 1, 2010

Nómina: cambiar de banco

POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia

-Nómina: cambiar de banco
-Portabilidad, decisión personal
-Comisiones y más comisiones

Desde el último trimestre de 2008 aplica en México la llamada portabilidad de nómina, el trabajador de forma libre y voluntaria puede decidir en qué banco quiere el depósito de su nómina tras conocer una serie de ventajas y desventajas en el servicio, primordialmente en las comisiones cobradas.
En octubre de dicho año fueron subsanados vacíos legales para que un trabajador  elija el banco de su preferencia y deje de recibir el pago en el banco default con convenio con la empresa.
Debido a que entró en vigor el artículo 18 de la Ley de Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros es que cualquier trabajador independientemente del tipo de contrato sea fijo, temporal, medio turno o completo, con prestaciones o sin éstas,  y que recibe su pago en tarjeta de débito seleccionada por la empresa tiene la atribución de cambiar de banco.
Encontramos un salto cualitativo muy importante dentro del sistema financiero en cuanto al manejo de las tarjetas de débito dado que gracias a la portabilidad las instituciones de crédito deben reducir las comisiones y primordialmente ofrecer mayores ventajas comparativas y competitivas para todos sus clientes. Estoy segura que la reingeniería financiera rendirá buenas oportunidades en la elaboración de nuevos productos ligados a la nómina.
Además la gente debe valorar las enormes ventajas de estar en un banco por obligación o permanecer en otro por elección, la diferencia implica un ahorro anual en el pago de comisiones, disponibilidad de oficinas bancarias, cajeros cercanos y un servicio más rápido, seguro y eficaz.
De acuerdo con datos de la Asociación de Bancos de México (ABM) desde que inició la portabilidad, unas 20 mil personas optaron por el cambio voluntario en un año, una cifra ínfima si consideramos que dentro del basto universo de tarjetas de débito en el país, unas 30 millones son débito-nómina.
A COLACIÓN
Los cambios motivaron la eliminación de algunas comisiones por parte de los bancos:  apertura, administración de cuenta, cancelación; retiros en efectivo, consulta de saldos y pago en negocios; etc.
Desde diciembre de 2009, el compromiso de los bancos con  Banco de México es no cobrar  comisiones por los servicios básicos en tarjetas débito-nómina cuando el salario sea menor a los  8 mil 300 pesos mensuales.
Fundamentalmente las exenciones en comisiones fueron para las nóminas a partir del decil número I hasta el VIII, y después de allí, las comisiones permanecerían según la libertad de cada institución.
La idea básica es introducir una mayor competencia en el renglón de los plásticos de nómina, darle más ventajas a los trabajadores al dejar de pagar una serie de comisiones que por años les dieron agruras y sirvieron para engrosar las ganancias de los bancos.
Así es que Banco de México fue muy sagaz en emitir una serie de reglas para todos los  bancos del sistema financiero
Se trató de preparar la portabilidad de nómina que al fin entró en vigor y en la que anticipamos dos tipos de movimientos: 1) Del trabajador de los deciles I al VIII que ya no paga comisiones pero que puede decidir cambiar de institución para la administración de su nómina porque encuentra planes de financiamiento al consumo, automotriz y a la vivienda interesantes para él. 2) Movimientos de los trabajadores con nómina mensual superior a los deciles VIII que sí pagan comisiones en una serie de movimientos y que encuentran en otros bancos alternativas interesantes en cuanto a la reducción del pago de comisiones o bien su exención.
Cabe mencionar, que para todos los casos (es menester subrayarlo) aplican comisiones por bajar del mínimo mensual requerido.
Y en la mayoría se incluyen seguros contra fraudes, clonaciones, robos que por supuesto paga el dueño de la cuenta y tras la crisis del año pasado, desde mediados de 2010, las instituciones de crédito incrementaron el costo del universo de sus comisiones sobre todo los retiros de efectivo en cajeros automáticos distintos a los de la cuenta del trabajador.  La comisión oscila entre los 40 pesos hasta los 70 pesos más IVA, en detrimento del salario.
GALIMATÍAS
La portabilidad de nómina es gratuita, la decisión no genera por sí sola un pago de comisión, ni existe una penalización de por medio;  basta con la voluntad del asalariado.
Antes de este derecho funcionaban las transferencias de débito-nómina a cuenta del trabajador pero significaban un costo, ahora ya no.
Así los trabajadores  no tienen porque cargar con varios plásticos, de por sí la inseguridad y los secuestros expres han vuelto más vulnerables a las personas que llevan todos los días en su billetera la o las tarjetas de nómina y crédito.
Para aplicar la portabilidad, la Condusef indica lo siguiente:  el trabajador deberá acudir al banco ordenante para solicitar la transferencia de sus recursos a cualquier sucursal del banco de su elección.
El banco ordenante deberá proporcionar un formato para llenar el número de la cuenta ordenante; institución de crédito receptora, CLABE de la cuenta receptora (18 dígitos) o bien número de tarjeta de débito (16 dígitos); y los días en que el patrón normalmente realiza el pago de la nómina.
Cuando los recursos estén disponibles antes de las 15:00 horas, la transferencia será el mismo día hábil. Si se depositan los recursos más tarde, el salario estará disponible al día hábil siguiente.
El banco ordenante deberá verificar la identidad del cliente, así como que la cuenta receptora esté activa, para lo cual la institución ordenante sólo está obligada a realizar un intento de envío.
No será limitativo el hecho de que el cliente tenga que realizar el pago de créditos que le haya otorgado el banco ordenante o el caso de que se haya autorizado algún pago mediante el servicio de domiciliación. En todo caso, el neto será el que se transfiera a la cuenta de elección del cliente.
Para el caso de una cancelación, el cliente deberá instruir al banco ordenante su cambio, mismo que surtirá efectos al tercer día hábil siguiente a la recepción de la solicitud.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.
*Economista y columnista especializada. Con estudios de doctorado por la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales. Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply