Home Inolvidables Alberto Gironella, pintor, grabador y escultor es considerado uno de los artistas plásticos más importantes de México
Inolvidables - September 26, 2010

Alberto Gironella, pintor, grabador y escultor es considerado uno de los artistas plásticos más importantes de México

México, hijo de madre yucateca y padre catalán. Dejó de lado sus estudios de Letras Hispánicas y se dedicó de tiempo completo a la pintura, en la que encabezó, junto con otros destacados artistas plásticos, una importante rebelión estética.  

Nombres como el de José Luis Cuevas, Pedro Coronel, Vicente Rojo y Manuel Felguérez, apoyados en la plataforma de la Galería Prisse, creada en 1952, año en que también presentó su primera exposición, conformaban el grupo en el que se desarrolló Gironella.  

Los datos biográficos apuntan que un auge inesperado tomó su carrera cuando André Bretón vio la primera exposición individual del mexicano en París, en 1961, y exclamó entusiasmado: “íEs magnífico, es la demostración de que el surrealismo no ha muerto!”.  

Durante su vida y trayectoria exhibió su obra en museos y galerías de Alemania, Argentina, Brasil, Estados Unidos, España, Francia, Japón, Suecia y Suiza, además de diversos espacios mexicanos, como los museos del Palacio de Bellas Artes, de Arte Moderno, Nacional de Arte, Carrillo Gil y Rufino Tamayo.  

Se hizo merecedor de premios como el primero de la Unión Mediterránea de Arte, en la Primera Bienal Internacional de Pintura Joven, que tuvo sede en París, donde vivió de 1965 a 1979; también obtuvo el primer premio de la VI Bienal de Pintura de Sao Paulo, Brasil.  

España fue sin duda uno de sus países predilectos, en esta nación expuso en 1977 “La vuelta del indiano” y “El sueño del caballero”.  Ilustró varios libros entre los que destacan “Terra Nostra”, de Carlos Fuentes; “México mágico y prodigioso” y “La música callada del toreo”, ambas obras de Bergamín.  

Entre lo más destacado de Gironella fueron las 20 variaciones del caudillo mexicano Emiliano Zapata, en las que lo impactante es la metamorfosis de la leyenda de la muerte del guerrillero. Así, Gironella buscaba desentrañar la historia oficial a través de imágenes y de objetos.  
Desde 1993 se convirtió en creador emérito del Sistema Nacional de Creadores de Artes. Un día antes de su muerte, ocurrida el 2 de agosto de 1999, Gironella dispuso la creación de un fideicomiso, que construyera un Museo, una Biblioteca y un Archivo en su casa de Valle de Bravo, Estado de México, con la obra, libros y acervos que él poseía, en busca de impulsar la cultura, el arte y la literatura.  

Para constituir el patrimonio del fideicomiso, consideró además del inmueble, obra pictórica de gran valor, como el mural elaborado para la última edición del libro “Bajo el volcán”, de Malcolm Lowry, que Gironella tituló “El viacrucis del cónsul”, entre otras obras. Alberto Gironella falleció a los 70 años de edad, debido a un cáncer que le fue detectado un par de meses antes; sus restos fueron cremados, de acuerdo con su voluntad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *