Home Libros La obra de Juan José Arreola, “Juglar del siglo XX”, es revisada por Sara Poot en el ensayo “Un giro en espiral”
Libros - September 19, 2010

La obra de Juan José Arreola, “Juglar del siglo XX”, es revisada por Sara Poot en el ensayo “Un giro en espiral”

Un giro en espiral. El proyecto literario de Juan José Arreola y otros ensayos sobre su obra.

“Leer Arreola es como vivir al borde o en ese último momento, porque de sus textos siempre surge esa frase que lo condensa todo. Son plieguitos de cordel que contienen alguna reflexión o máxima que no es ficción, aunque ésta fue fundamental en su escritura”, explica la autora. Y agrega: “es mentira que Arreola haya escrito poco; es más de lo que parece y además creó una nueva modalidad de escritura: lo hizo con la palabra oral”, asegura la doctora en Literatura Hispánica por El Colegio de México.

Editado por la Dirección de Literatura de la UNAM, Un giro en espiral presenta la visión del máximo fabulador de las letras mexicanas a través de 50 textos, donde Sara Poot traza una línea en torno a su oficio, sus cuentos, el periodismo y su relación con el mundo literario de la época. “Sin embargo, uno de los mayores desafíos de la crítica en torno a este importante fabulador es no repetir lo ya escrito”, apunta Sara Poot en entrevista con Crónica.

“Leer a Arreola es una afición que envicia –en el buen sentido de la palabra–, reconoce, y genera una especie de movimiento perpetuo dentro y fuera de su obra, como una espiral”. Sin embargo su obra es tan universal como alguna vez lo dijo Jorge Luis Borges.

Para la autora, Arreola no fue un hombre pasivo que se guardó en una burbuja o en la ficción, alejando del mundo, sino que tuvo un permanente contacto con el exterior mediante reflexiones que hoy pueden leerse como prosa dispersa.

MILIGRAMOS DE ESCRITURA. Un giro en espiral es un acercamiento personal al autor y al maestro, con quien Poot guardó una relación de 20 años y a quien define de la siguiente manera: “En mis clases de cuento Arreola siempre es una brújula, un faro, un horizonte infinito de sugerencias. Es prodigioso cada miligramo de su escritura”.

“La escritura de Arreola es tan breve que la puedes llevar en tu cartera, sin olvidar que sus ensayos son modelos de escritura mínima, donde logramos acercarnos al pensador, mediante estrofas condensadas de gran conocimiento”, apunta.

En su volumen la autora destaca la oralidad de Arreola en La feria, construida como una novela polifónica y donde su lectura permite familiarizarla con elementos de otras novelas, como Pedro Páramo. Pero también enfatiza la visión fantástica que Jorge Luis Borges reconoció en el autor de Zapotlán, y de quien eligió Varia invención para su biblioteca personal.

Sara Poot recuerda que cuando Borges vino a México dijo: “Siento una gran emoción; pienso necesariamente en Alfonso Reyes, Octavio Paz y Juan José Arreola, y en la memoria tengo a Ramón López Velarde y Manuel José Otón”.

“Pero tampoco debemos olvidar que Arreola fue un gran reseñador, lo hizo en torno a El gesticulador de Rodolfo Usigli, El luto humano de José Revueltas, donde señala que su escritura va más allá de lo que estamos viendo ahora y cientos de otros autores mexicanos y extranjeros”, apuntó.

Como colofón, Sara Poot expresa que le gustaría ver un libro con la opinión de escritores influidos por Juan José Arreola, como José Emilio Pacheco, Eduardo Lizalde, Homero Aridjis, Vicente Leñero, José Agustín, Marco Antonio Campos, Margo Glantz y Christopher Domínguez Michael, entre otros.

Fuente: (cronica.com.mx)

Leave a Reply