Home Espectáculos “Matilde”, ópera encargada por el presidente Porfirio Díaz para los festejos del Centenario, será estrenada cien años después
Espectáculos - September 18, 2010

“Matilde”, ópera encargada por el presidente Porfirio Díaz para los festejos del Centenario, será estrenada cien años después

primera obra “netamente mexicana”, será estrenada el próximo 30 de septiembre en el Centro Cultural Universitario de San Luis Potosí, estado donde nació Julián Carrillo (1875-1965), explicó hoy el director de la Orquesta Sinfónica potosina, Jose Miramontes Zapata.

Carrillo, que ha sido considerado uno de los más importantes músicos mexicanos, fue compositor, director de orquesta, violinista y uno de los principales representantes de la corriente modernista y de la revolución musical.

“Son 100 años de espera para que México conozca la ópera ‘Matilde’, que fue suspendida sin ninguna explicación por órdenes de algunos funcionarios del Gobierno de Porfirio Díaz, aunque la prensa de la época señala que envidias y celos profesionales motivaron el boicot”, explicó Miramontes.

De acuerdo con los datos históricos, el presidente Díaz había propuesto a Carrillo escribir seis óperas sobre temas mexicanos para ser interpretadas con motivo del centenario de la independencia, proyecto que más tarde fue bloqueado, al igual que ocurrió con la opera “Matilde” o “México en 1810” como fue denominada en un principio.

La opera es cantada en español, aunque refleja la influencia alemana de Wagner, y muestra la pasión amorosa de Matilde, una española hija de un capitán realista, y de León, un criollo, posiblemente mestizo quien simpatiza con la lucha de la independencia.

Los hechos suceden durante el inicio de la guerra entre insurgentes y realistas, y en donde las posturas políticas y sociales se acentúan y concluyen con el suicidio de Matilde y la ejecución de su padre a manos de los insurgentes.

Miramontes recordó que los asesores culturales del entonces Ministro de Instrucción, Justo Sierra, no confiaban en la capacidad de los compositores mexicanos para crear una ópera y, aunque reconocían la capacidad de Julián Carrillo, no creían que pudiera terminarla en el tiempo establecido.

Entre los personajes involucrados en esta trama estaban el asesor de Justo Sierra, Carlos J. Meneses, y el maestro italiano Eduardo Trucco.

Miramontes indicó que Carrillo compuso la ópera en unos seis meses, de septiembre de 1809 a marzo de 1810, y las autoridades dieron las instrucciones para buscar el apoyo de la Ópera de Nueva York para conseguir el respaldo de cantantes y logística técnica, ya que en México no se tenía capacidad para esos montajes operísticos.

“Se enviaron dos telegramas a la compañía de Nueva York para solicitar el apoyo, incluso para que fuera Carrillo a supervisar los trabajos, sin embargo un tercer telegrama oficial canceló todos los trámites, sin que se dieran a conocer los motivos de esa cancelación”, explicó Miramontes.

En 1921, Julián Carrillo se quejaba en una carta de algún funcionario menor de la Secretaría de Instrucción Pública como responsable de esa cancelación.

Años más tarde, con el desarrollo de la Revolución Mexicana, las autoridades no prestaron atención a esta ópera, entre otros motivos por la marginación hacia Carrillo como un músico que había colaborado con el Gobierno de Porfirio Díaz y quien fue director del conservatorio incluso durante la dictadura de Victoriano de la Huerta.

Finalmente, la obra será estrenada con un siglo de retraso en el mes en el que México conmemora el bicentenario del inicio de la independencia del país.

Según Miramontes, en la ópera “se siente el estilo romántico wagneriano de Carrillo y se respiran los aires sonoros de las bandas del altiplano potosino”.

Añadió que esta es una “bellísima” ópera en la que participa una orquesta de 76 elementos, con un coro de 68 personas y cinco principales solistas, entre estos Zayra Soria como Matilde, José Luis Ordóñez como León, y el independentista principal Saúl Sánchez como Antonio.

Miramontes es egresado del Conservatorio Nicolai Rimsky Korssakov de San Petersburgo, donde estudió con la Tatiana Khitrova, Mikhail Kukushin y Víctor Fedotov.

El director ha desarrollado una intensa labor como director de coros, y es fundador y director general y artístico de la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí, la cual ha sido colocada entre las principales sinfónicas de México.    

Fuente: (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *