Home Por la Espiral El desinforme para la Nación
Por la Espiral - September 4, 2010

El desinforme para la Nación

de la Unión.
Un día antes, primero de septiembre, Francisco Blake, titular de Gobernación entregó en mano el texto del Cuarto Informe de gobierno del presidente Calderón a los respectivos líderes del Senado y  la Cámara de Diputados.
En tanto ayer por la mañana, Palacio Nacional quedó acondicionado para que el presidente leyera un  mensaje en presencia de cientos de invitados, miembros de su gabinete, legisladores, empresarios destacados, familiares, prensa e invitados especiales.
Al menos una pequeña atención del presidente cuando  ya se perdieron todas las formas y formalidades, nos salvamos de la ocurrencia de enviar únicamente algunas líneas por su Twitter.
No obstante, él pone los plazos, los tiempos, el lugar y la modalidad, que sea el Legislativo  que acude a él, a sus diálogos por la seguridad, a los reclamos en petit comité en Los Pinos; y a que lo escuchen hablar someramente sobre su más reciente año de gobierno.
Muchas cosas han cambiado en esta ruta de transición democrática y no siempre para bien.
El presidente cumple con enviarle a los Legisladores el texto de varias páginas, no obstante, incumple para con el pueblo que antes, bien que mal, seguía los informes presidenciales, los escuchaba, tenía la oportunidad de palpar aunque fuera por medió de la  televisión la relación del presidente para con los diputados y senadores.
En las cafeterías se comentaba cuanto había sucedido ese día y las familias casi siempre reunidas (porque era día no laborable) veían que el presidente acudiera ante el Congreso de la Unión para proporcionar una cuenta de hechos y resultados de los 365 días transcurridos.
Destaco la importancia porque era una forma fehaciente de que el pueblo, nosotros, fuéramos tomados en cuenta como una parte receptora  de un mensaje que sucedía una vez al año.
Actualmente mucha gente ni se entera y yo creo que la democracia no puede funcionar con un presidente atrincherado, ignorante del  rol de muchas instituciones, arbitrario en sus condiciones y nada dispuesto a entablar un verdadero diálogo democrático.
SERPIENTES Y ESCALERAS
Hace falta un gobierno para todos,  un país para todos, en una economía en la que fundamentalmente todos estemos incluidos.
Este último año ha sido desde mi juicio, uno desastroso, caracterizado por un ejecutivo que no ejecuta; un legislativo que no legisla lo pertinente (tiene 11 reformas congeladas y muchas más iniciativas sin tomar atender); un poder judicial de cabeza representado principalmente por una Suprema Corte que trabaja a golpe de consigna en aspectos como el resolver los derechos de los homosexuales para casarse y adoptar hijos.
Evidentemente hemos tenido los días más largos en muchos años producto de una tensión ciudadana aquejada por dos espadas de Damocles: la inseguridad y la falta de una economía incluyente y con resultados tangibles.
En el desánimo de la ciudadanía están presentes los miles de muertos, muchos eran civiles inocentes, víctimas del momento; cientos de personas secuestradas; cientos de negocios cerrados y quebrados porque la propia inseguridad mina cualquier forma legal de hacer economía.
La carrera de la delincuencia es larga con el aumento sin precedentes en los fraudes bancarios, en  cuentas de cheques, en la clonación de tarjetas de crédito y debito; las extorsiones vía telefónica y muchos secuestros express en los cajeros automáticos.
Las cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indican que al país le cuesta el 1.2% del PIB el efecto de la inseguridad en la economía, no es un dato seguro más bien estimado.
Del empleo, los resultados son evidentemente mostrados por la realidad: sectores torales para el PIB como la industria de la construcción y la generación de riqueza en el país y su derrama en otros subsectores arrastran una pérdida de empleos.
Entonces las propias contradicciones en las datos y la urgencia por ventilar resultados poco creíbles llevan a un choque entre lo que el Gobierno Federal anuncia como “el sexenio de la infraestructura” y que la gente transite por carreteras federales hechas un desastre y la industria de la construcción revele, según datos del INEGI, un estancamiento con una consecuente caída en el empleo.
Me parece ilógico que si fuera el sexenio de la infraestructura, la industria de la construcción no estaría paralizada y no se habrían perdido 47 mil 760 empleos tomando como referencia junio de 2008 con 441 mil 182 trabajadores en dicha industria y la baja a junio de 2010 con 393 mil 422 trabajadores. Aquí tenemos una flagrante mentira una y otra vez repetida en el cuarte mensaje del presidente.
En general no hay una recuperación sólida del empleo, el subempleo sigue ensanchándose y la economía  informal ganando más terreno sobre de las actividades formales.
GALIMATÍAS
Otro hecho incontrovertible en este “desinforme” es que el Gobierno Federal tiene dinero presupuestado por el Legislativo y no lo ejerce, arrastrando con ello varios subejercicios desde años atrás.
Resulta inoperante tratar de seguir pidiendo más impuestos, más recaudación aduciendo la falta de dinero.
La ausencia de capacidad para ejercer la administración pública tiene sobrados ejemplos en cualquiera de las 15 Secretarías de Estado, simplemente le pregunto, amigo lector, ¿se sabe el nombre de cada uno de los titulares? Le apuesto que no llega ni a la mitad y es por la misma ausencia de éstos en los medios de comunicación porque siguiendo su bajo perfil no tienen nada que anunciar, ninguna obra para inaugurar, cero resultados para explicar a la población; nada.
Finalmente en aras de la necesidad de construir un país incluyente con una democracia en la que todos estemos representados, es imperdonable que el Ejecutivo siga promoviendo los vacíos de poder, el presidente tiene que cumplir con los tiempos y las formas acudir al Legislativo a dar la cara como el jefe que lleva las riendas de este país. ¿O no es así?
P.D.  Le invito a que opine del tema en mi blog  http//claudialunapalencia.blogspot.com.
*Economista y columnista especializada. Con estudios de doctorado por  la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply