Home Toros y Deportes Una probadita de su exquisito arte y el novillero azteca Juan Pablo Sánchez sale a hombros en Robledo de Chavela, Madrid
Toros y Deportes - August 29, 2010

Una probadita de su exquisito arte y el novillero azteca Juan Pablo Sánchez sale a hombros en Robledo de Chavela, Madrid

el pasado año actuara aquí Joselito Adame que quiso ayer ver en directo a su paisano y este año correspondiera el turno a otro mexicano, Juan Pablo Sánchez.

Alguna influencia debio tener La Vargas en este De Chavela para que la casualidad se conjugara, como si un sombrero charro cubriera estas montañas dando amparo a sus paisanos.

Con sus noventa y un años, seguro hubiera creado la letra de alguna ranchera o interpretado un recital por la satisfacción del toreo de Juan Pablo, tan jovencito él, pero tan preparado al mismo tiempo.  Letra de Chavela, música toreando de Juan Pablo. Tal vez sería posible por un día acompañar las faenas con rancheras en lugar de pasodobles.

El hidrocálido se mostró firme como el árbol que da nombre al pueblo, verónicas de inicio con decisión sin probaturas, a un buen novillo de El Torreón que tuvo calidad dentro de un encierro con buena nota, para el contento del maestro César Rincón, como propietario y espectador de lujo. Faena iniciada por bajo con gusto y tandas ligadas por ambos pitones, mejores por el derecho al principio, de mejor condición, para volver en los finales al izquierdo con orgullo y también disfrutar. Figura erguida y mano baja de mando, derecho como los robles, con zapatillas firmes y vuelos a compás. Público entregado que asomó pañuelos incluso después de estocadas, con pequeña muestra de acero asomando por la mala suerte no por verdadera ejecución, sin que el presidente concediera trofeos por lo que Juan Pablo recorrió el anillo en vuelta merecida.

Su segundo resultó algo más incómodo. Sánchez lo lanceó en el recibo por verónicas y en el quite por gaoneras ¡con lo que el público agradece raciones de capote! Impuso su labor con la muleta entendiendo la distancia para después, en corto, establecer el ordeno y mando. Estocada, esta vez sí, para recibir dos orejas que le facilitaron la salida a hombros con el par en el esportón que pudieron ser dos pares.

Jiménez Fortés anduvo muy dispuesto en su primero, endulzando la pimienta para obtener una oreja y en el quinto, paradito, puso todo de su parte hasta quedar por encima, enturbiando la labor con espadazo en el costillar y dar una vuelta al ruedo.

Rodolfo Ramos, menos rodado que sus compañeros, se mostró serio y bien colocado en el primer pase de cada tanda pero sin coger ritmo después, aunque los que dio de uno en uno al tercero le valieron una oreja. Con el bondadoso sexto, también le faltó ligazón  aunque con voluntad. Las guardias de sus dos estocadas dieron paso a una ovación

Bien podría cantar Chavela viendo la actuación del diestro:

Tu me acostumbraste

a todas esas cosas

y tu me ensañaste

que son maravillosas

FICHA

Robledo de Chavela (Madrid). Media entrada

6 Novillos de El Torreón.

Juan Pablo Sánchez, vuelta al ruedo y dos orejas.

Jiménez Fortes, oreja y vuelta al ruedo.

Adolfo Ramos, oreja y ovación.

Fuente: (suertematador.com)

 

Leave a Reply