Home Buenas Noticias Otorgan al director de orquesta y compositor mexicano Luis Herrera de la Fuente la “Presea Cervantina”
Buenas Noticias - August 13, 2010

Otorgan al director de orquesta y compositor mexicano Luis Herrera de la Fuente la “Presea Cervantina”

Trayectoria Artística, instituida este año.

En conferencia de prensa, Lidia Camacho, directora general del Festival Internacional Cervantino, hizo el anuncio tanto de la creación del galardón como de su concesión a Herrera de la Fuente, como un reconocimiento justo y obligado a las figuras que han dado lustre no sólo al FIC sino a la vida artística nacional e internacional.

Recordó que a lo largo de sus más de tres décadas de historia, el FIC ha reunido el talento de los mejores artistas de nuestro tiempo como Mistislav Rostropovich, Zubin Metha, Vladimir Ashkenazy, Claudio Arrau, I Solisti Veneti, Luciano Berio, Narciso Yepes, Jorge Federico Osorio, Guadalupe Parrondo y Mario Lavista, entre muchos otros.

Tras señalar que nunca serán suficientes los reconocimientos al talento artístico y que es a través de las grandes obras que producen los artistas como los países desarrollan su identidad, Camacho indicó que la Presea Cervantina habrá de reconocer a los artistas mexicanos y extranjeros, cuyas aportaciones resulten significativas en el ámbito de la creación, para lo que anualmente se elegirá una disciplina.

Agregó que para la elección del premiado en esta primera emisión en que se eligió a la música, se conformó un jurado integrado por los maestros Carlos Prieto, Horacio Franco y Ricardo Gallardo, quienes por unanimidad decidieron otorgar a Herrera de la Fuente esta Presea, simbolizada en una escultura diseñada por Vicente Rojo, “en razón de la calidad internacional de su carrera como director de orquesta y sus méritos como compositor de música de concierto”.

Lidia Camacho, indicó que además de la obra de Vicente Rojo, el reconocimiento contempla otras acciones, como la realización de un video sobre la vida y obra del galardonado, para su difusión en escuelas de educación media y especializadas en música; la preservación de sus archivos sonoros en la Fonoteca Nacional; la transmisión de sus conciertos a través de Radio FIC; la difusión de su semblanza a través del Canal TVFIC y de los medios educativos y culturales; la recuperación del acervo videográfico en el que él ha participado (entrevistas); y proponer conferencias acerca de su vida y obra, en escuelas profesionales de música.

En su intervención, el flautista Horacio Franco hizo hincapié en que esta presea otorgada por el festival con mayor trascendencia cultural del país, es garantía de calidad y que no significa dársela a una persona o a quienes participen cada año, sino fundar una estrategia para que los mexicanos tengamos memoria, en particular los jóvenes, respecto de quienes han hecho mucho por el país.

Dijo que Herrera de la Fuente, es quizá el director con más bagaje formativo, con una labor diversificada como director y líder cultural en la segunda mitad del siglo XX. Añadió que si bien Carlos Chávez fue quien fundó todo el sistema de orquestas y de escuela de pensamiento musical que tenemos, fue Herrera de la Fuente quien lo consumó y lo llevó a una diversificación social y cultural muy interesante, así como a una internacionalización muy significativa.

“Nos sentimos orgullosos de que se le otorgue a una persona que aún continúa activa a sus 94 años de edad; a alguien que nunca ha claudicado y ha sido un luchador incansable por sus ideales y su forma de ver la vida”, concluyó.

Entrevistado al término de la rueda de prensa, Herrera de la Fuente manifestó su satisfacción por la obtención de este reconocimiento, que se suma a los muchos que ha recibido a lo largo de su vida profesional y entre los que destacan el Premio Eduardo Mata (1995), las medallas de Oro de Bellas Artes (1996) y la del Mérito Ciudadano; doctorados Honoris Causa por las universidades de Oklahoma y de las Américas; Caballero de la Orden del Rey Leopoldo de Bélgica (1971) y el Premio Nacional de Ciencias y Artes (2005).

Dijo que llegó ya a la edad de recibir distinciones y que lo hace con mucho placer y gratitud, hacia las personas que aún recuerdan “que ando por ahí”. Hoy, retirado de la dirección orquestal, dedica su tiempo a la composición y a la redacción de un libro que compilará esa parte  creativa.

“El libro reunirá las obras que he escrito, pues estudié música desde muy pequeño, con la mira de convertirme en compositor. Escribí algunas piezas para piano cuando tenía nueve años, pero hubo circunstancias que cambiaron el rumbo de mi vida y salí con que era director de orquesta; y esa actividad me absorbió, pues demanda una dedicación absoluta”, resaltó Herrera de la Fuente.

Luis Herrera de la Fuente fundó y dirigió la Orquesta de Cámara de Radio Universidad (1945) y la Orquesta de Cámara de Bellas Artes (1951-1955). Fue titular de las sinfónicas nacionales de México (1955-1973 y 1989-1990), Chile (1959-1960) y Perú (1962-1968); de la Sinfónica de Xalapa (1975-1985), Oklahoma Symphony Orchestra (1978-1988), Sinfónica de las Américas (1976-1979), Sinfónica de Minería (1985-1995), Filarmónica de la Ciudad de México (1990-19995), Juvenil de Veracruz (1995) y Jalisco (2002).

De su trabajo como compositor destacan Fantasía en do menor y Preludio breve en do menor; Sonata para piano, estrenada en los Conciertos del Lunes del grupo Nuestra Música; Dos movimientos para orquesta, estrenada por la OSN (1948); el ballet La estrella y la sirena, con libreto de José Durand y coreografía de Magda Montoya, estrenado en Bellas Artes (1950); Divertimento para orquesta de cuerdas  y Capricho para orquesta de cámara y cuarteto de cuerdas.

También es autor del ballet Fronteras, por encargo de Guillermo Arriaga; Preludio a Cuauhtémoc, para una ópera que iniciaba cuando decidió optar por la dirección orquestal; Sonata para cuerdas; Sonatina para violoncello solo; M 30 para orquesta sinfónica, su ofrenda para conmemorar los 30 años de la Sinfónica de Minería. Este año, Ediciones Mexicanas de Música editó su Primera sinfonía y una obra para oboe y orquesta.

Escribió el libro autobiográfico La música no viaja sola, publicado por el Fondo de Cultura Económica; el ensayo Música y vida que forma parte del libro Pensamiento moderno de México, de Porrúa; Notas falsas que salió a la luz por el Breve Fondo Editorial y, en su segunda edición, bajo el sello de la UNAM; en tanto que el INBA publicó en 1996, Luis Herrera de la Fuente, un testimonio de la cultura del siglo XX.
AMS

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *