Home Entrevistas El Ícaro, pretexto maravilloso para abrir nuestras alas y encontrar un lenguaje propio: Gilberto González, director de “Vías de vuelo”
Entrevistas - August 11, 2010

El Ícaro, pretexto maravilloso para abrir nuestras alas y encontrar un lenguaje propio: Gilberto González, director de “Vías de vuelo”

lunes de agosto en el Teatro Helénico.

Estrenada en 2002, Vías de vuelo ha sido una de las piezas más queridas de la agrupación, pues con ella ha viajado a festivales en el extranjero, y le ha valido ser considerada dentro del banco de talento del Cirque du Soleil.

Gilberto González, director de Vías de vuelo, compartió que el reestreno de esta obra es también su reencuentro con Juan Ramírez, pues pasó los últimos tres años trabajando con la compañía Cirque du Soleil, en la puesta en escena Saltimbanco, en la que interpretó a unos de los personajes protagónicos, el Barón.

En entrevista con Conaculta, tanto Gilberto González como Juan Ramírez hablaron de los pormenores de Vías de vuelo que, a partir de la figura de Ícaro, hace una metáfora de “la libertad, ante una condición de vida que no le es propia”.

La puesta en escena, en la que se mezclan técnicas de mima, clown, manejo de títeres y teatro-danza, presenta la historia de un personaje que se encuentra dentro de un libro de fantasías; dicho personaje quiere salir del libro para crear su propia historia. A lo largo de este recorrido, lo acompaña su otro yo, un ser inventado que es su alter ego, quien lo impulsa y lo ayuda ante la desesperanza, la frustración y el aburrimiento.

Los dos personajes de Vías de vuelo, explicó Gilberto González corren detrás de una paloma para que les rebele el secreto de cómo volar, porque creen que desde los cielos van a encontrar la salida de su interminable carrera.

Juan Ramírez refirió que otra posible lectura de la obra es que “el libro tiene que ser leído completamente para encontrar una salida, es como la vida, que hay que recorrerla para tener una respuesta. La pieza se inspira en nuestras propias experiencias, que nos sirven para crear la propuesta”.

Inspirarse en las vivencias personales, agregó, “es la única manera de encontrar cosas únicas. Creo que si partimos de lo más íntimo de nosotros nos vamos a encontrar con personajes y cosas bien definidas, que van a tener una huella digital única.”

Gilberto González añadió que los dos intérpretes “somos como dos pájaros creativos que nos valemos de este pretexto maravilloso que es el Ícaro para abrir nuestras propias alas y encontrar un lenguaje propio”.

Hacemos escena, señala el director de la puesta, no es propiamente clown o teatro o danza, es escena compuesta de muchas herramientas que, como resultado, es el lenguaje propio de Onírico. Somos una compañía bastante honesta y queremos serlo con el público. Cómo se llama lo que hacemos, qué tiene de más o de menos, no lo sabemos, esto es lo que hacemos en escena.

En Vías de vuelo participa también Patricia Imaz, manipulando el títere que representa a uno de los actores y “hace lo que nosotros no podemos hacer en escena”, asegura Juan.

Los miembros de Onírico han llevado su propuesta al extranjero, en ciudades como Praga y Montreal, esto les ha servido para “ver otras compañías y gente con un peso importante como Philippe Genty, eso lógicamente sirve para tomar parámetros, comparar, inspirarse o intentar superarlo. Viajar y ver otras compañías es fundamental para poder crecer”, comentó Ramírez.

Onírico ha ganado cuatro veces el Premio de Composición Coreográfica Contemporánea INBA-UAM, considerado el certamen de danza más importante de México. Gilberto González es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte, del Fonca-Conaculta, y Ramírez es becario de Jóvenes Creadores del Fonca, en 2009-2010.

En 2004, la compañía recibió apoyo del programa Puerta de las Américas, por lo que pudo mostrar su propuesta en ciudades como Nueva York, San Francisco, Québec y Shangai.

Vías de vuelo se presentará todos los lunes hasta el 30 de agosto a las 20:30 horas en el Teatro Helénico del Centro Cultural Helénico,  Avenida Revolución 1500, Colonia Guadalupe Inn.

Onírico también presentará el espectáculo Un grano de sal, en el Teatro Legaria, Calzada Legaria s/n, Glorieta Allende, colonia Pensil, los sábados 21 y 28, a las 19:00 horas, y los domingos 22 y 29 de agosto, a las 18:00 horas.
JLB     

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply