Home Toros y Deportes Otra “Puerta Grande” para el mexicano Arturo Saldivar, ahora en la Feria de Collado de Villalba
Toros y Deportes - July 24, 2010

Otra “Puerta Grande” para el mexicano Arturo Saldivar, ahora en la Feria de Collado de Villalba

Prieto de la Cal.

El de Prieto de la Cal salió con brío, duró poco y resultó manejable y noble. Saldívar dejó evidencia de lo puesto que está con los novillos, en una labor suficiente a la que faltó continuidad, dejando algún pase suelto, con temple pero sin apreturas. Con el de José Escolar se le volvió a ver seguro con el novillo, pero sin acertar en el planteamiento de faena. El de Escolar pedía mano baja por el derecho y Arturo tardó mucho en cogerle el aire. Faena de pases sueltos y de poca continuidad.

Javier Herrero sólo pudo demostrar disposición y firmeza con el de Concha y Sierra, que apenas quiso pelea y que buscaba el pecho del novillero por el pitón derecho. Estuvo pésimo con los aceros y un condescendiente presidente le perdonó los tres avisos de forma irreglamentaria. En el cuarto la mala suerte hizo que se encontrara con un manso de Dolores Aguirre, con el que volvió a poner ganas. Lo pasó mal con la espada.

Conchi Ríos, a la que a priori le tocaron en suerte los novillos del encaste más comercial del festejo, nunca quiso entrar en ningún quite con los otros. Su primero fue un Sotillo Gutiérrez bravo que hizo el avión. Ella sólo se centró en una tanda por la derecha y le costó encontrar el temple y la distancia. Eso hizo que el animal se violentara y pareciera que se viniera abajo. Mató de un bajonazo infame y un público cariñosísimo con ella, a diferencia de sus compañeros, le pidieron la oreja con fuerza, acertadamente no concedida. El sexto fue el más bravucón y geniudo y con él nunca se sintió a gusto, decidiendo abreviar.
COLLADO VILLALBA (MADRID), 23 DE JULIO
2ª de Feria. Media plaza.

Novillos  de Concha y SIerra, descastado; Prieto de la Cal, manejable pero a menos; Sotillo Gutiérrez, bravo y noble, aplaudido en el arrastre; Dolores Aguirre, manso; José Escolar, con movilidad pero falto de entrega y Antonio San Román, bravucón y con genio. Desiguales de presencia.

Javier Herrero, bronca tras dos avisos y silencio.
Arturo Saldívar, oreja y oreja.
Conchi Ríos, saludos y silencio

El picador Romualdo Almodóvar recibió el premio al mejor puyazo tras picar al de Prieto de la Cal. El mejor novillo fue el de Prieto de la Cal y Sotillo Gutiérrez y José Escolar recibieron una mención especial.

Fuente: (burladero.com)

Leave a Reply