Home Por México Esfuerzos Supremos (Parte 1)
Por México - July 20, 2010

Esfuerzos Supremos (Parte 1)

dice que seguimos y estamos inmersos en un mundo donde cualquier cosa suele pasar. Estamos siendo atacados por la diestra y la siniestra, ningún lado queda exento de nuestra vida, problemas locales, estatales y ahora  tormentas con vientos huracanados, los cuales han postrado a decenas de miles de habitantes sin hogar y junto con ello desaparecido su pequeño patrimonio, además problemas de nación, conflictos de elección, cambios en el gabinete para seguir transformando las políticas públicas y la seguridad violentada en el país cada vez más. La intervención del Ejército y la Armada, junto con la Policía Federal y corporaciones diversificadas, todas ellas en estado de alerta y otras de ataque, en guerra contra la delincuencia organizada, a partir del 2006. Cualquier cosa puede suceder en perjuicio o beneficio del país.

Las sorpresivas noticias llegan de forma continua y sigue el país expuesto a la problemática de la crisis de la inseguridad. Otro problema, el ocasionado por la gobernadora del estado de Arizona Jan Weber, que distrae con su ley SB1070, dejando de lado acciones tan importantes como la de cancelar la venta de armas, en el amplio corredor fronterizo del mismo estado, ingresan al país por el narcotráfico, y de paso entregan a cuenta gotas el programa de la iniciativa Mérida de ayuda militar en su primera etapa hacia México, la ayuda es lenta, el crimen organizado es rápido y siguen golpeando con bajas considerables a las fuerzas del orden y la población civil en pánico. Por otra parte, el grave problema ecológico, finalmente se ha taponado el gran derrame de petróleo, ocasionado por la falta de prevención del aviso a tiempo de su personal a la empresa BP, en la negligencia sobrevino el derrame petrolero de consecuencias trágicas  de contaminación del Golfo de México, afectando las costas de Estados Unidos empezando por la Louisiana directamente, estudian consecuencias de alcance en México.

El Águila clama y aconseja manejar otro tipo de relaciones o de consensos, en las buenas conciencias de gente consciente que son base de requerimiento personal, y de propios esfuerzos supremos, gente con espiritualidad personal, no es de abrazar el fanatismo, es por seguir enviando un mensaje de acto de fe, para todo lo que implique aplicar la fuerza positiva del pensamiento. Que es la actitud del que se fía o confía en otros. Es decir, la confianza implica dos aspectos: uno que se puede calificar de orden afectivo, como el sentimiento de afecto natural hacia las personas cercanas en que se confía, y otro de orden intelectivo, derivado de la comprensión que debe prestarse y depositarse esa confianza dada la veracidad de las personas que las dignifica por ese solo hecho.   

En la vida misma del mundo a nuestro alrededor, se renueva constantemente. El aspecto más importante es aprender y el cómo hacerlo para aplicarlo con uno mismo. “En esta vida hay que morir varias veces, para después renacer. Y las crisis aunque atemorizan, sirven para cancelar una época e inaugurar otra”. Eugenio Trias filósofo español. Esperamos las soluciones por el bien de todos.      

El Águila en su mensaje indica, que tenemos que acceder a la parte espiritual buscando esa faceta que solo hacemos, cuando realmente estamos como tirados en la orilla después de salir a flote. La tradición divina cuenta una historia especial, la de un águila inmortal que vuela directo hacia el sol, una vez cada 1000 años. Sus plumas se queman por la velocidad imprimida y ella cae a la tierra, donde regenera sus alas. Esta es una leyenda extraña para muchos. Si el águila va a vivir por siempre, ¿para qué renovar sus alas cada milenio? ¿Por qué no vivir siempre con el mismo par de alas? Un sabio contestó: “Para enseñar que cada ser humano debe aprender a renovarse a sí mismo”.

El águila sabe cómo hacerlo, cuestión de espera y cuando es hora de llevarlo a cabo. El águila se dirige al cielo, hacia su raíz de origen, busca lugares altos hacia la renovación. La llave para la renovación personal es la habilidad de fortalecer la conexión con la fuente de origen que es con Dios el creador, el ser supremo que claman muchos por Él, al final de la vida para despedirse del mundo.

De vez en cuando, la mayoría de nosotros nos sentimos desconcentrados o desconectados de nuestro verdadero yo.  Se olvida que “En esta vida lo que marca la diferencia es la actitud” frase favorita, que traslada al infinito renovado para nosotros mismos para conectarse con esa fuente de energía que nos puede regenerar.

Reconocer una conexión de oro, con algo que es infinito y lleno de renovación da la posibilidad de regresar con mayor ímpetu a nuestro verdadero ser.  Las circunstancias alrededor podrán ser tristes, pero la parte nuestra que está conectada con la Divinidad se mantendrá pura y accesible, tiene el poder de fortalecer la otra parte que nos pueda elevar el espíritu. Es ser y emplear la humildad silenciada por muchos y regresar a esa conexión, que requiere sublimarse con esfuerzos supremos a la autoridad suprema, para eso se necesita humildad. La persona que es capaz de decir en esta actualidad “Dios te necesito, tú eres el que me conduces”, esto es una definición de renovarse a sí mismo en su máxima expresión”. Alguien preguntó en la adversidad extrema ¿qué es lo que impide a la persona llegar a su verdadero ser, tanto como individuo o como miembro de su comunidad o país? La respuesta fue: El miedo: este se presenta de diversas formas. Miedo a perder la vida, miedo a perder dinero, miedo a ser golpeado, miedo a perder su status y miedo a perder el poder. Esos miedos con varios más que existen, impiden hacer a la persona lo que es correcto y realizar su potencial único. Sólo hay una manera de eliminar aquellos miedos, es temerle a algo superior, cuando se teme a Dios, ya no hay nada más grande a que temer, es la fe en la figura más grande y poderosa en el universo y la tierra, a este temor, le llaman “temor reverente”, explicación innecesaria, pero hay que aclarar. La gente religiosa en oración, logra por las mañanas y a toda hora cuando se lo propone y dice que: “El principio de la sabiduría es el temor a Dios”, esto lo dice la Biblia Salmo 111. Entender que Dios está por encima de todo, fortalece dando habilidades y todas las capacidades que nunca hubiera uno jamás soñado poseer, como ejemplos las experiencias obtenidas en el pasado y en el presente del ahora, existen hombres algunos amigos fieles que lo acreditan o uno mismo, por las experiencias de vida y posibilidades de muerte superadas de forma impredecible.

Hombres que han vivido encarcelados durante años en cualquier lugar del mundo, por problemas políticos, según testimonios propios y que fueron noticia, declaran que no transgredieron ni un solo día para encomendarse a Dios. Esto los fortaleció en sus creencias y en su fe. Resistiendo torturas para tratar de romper su fortaleza que nunca pudieron quebrantar. Solo de esa forma sobrevivieron.  ¿Cómo le hicieron? Afirman que “Tenían la imagen del padre en la mente” contaron a la gente que preguntaba. “Y en ella una voz les decía: No les temas. ¿Qué te pueden hacer? Cuando le temes a Dios, ¿qué te puede hacer un simple ser humano? Nadie puede quitar o coartar tu libertad o tu vida, incluso separar sus almas del cuerpo. Pero la esencia de la persona  en su verdadero yo es intocable. Cuando está conectada con fe en Dios, es reconocer una conexión de oro que puede requerir hacer algo que es incómodo para uno, sucesos capaces de ser, un ser verdadero quien realmente es, que será un eslabón que renovará esa esencia plena que ya posees es la llave de tu futuro.

El  Águila confirma que cuando la gente se renueva, se renuevan todos a sí mismos, en referencia a los que los rodean por el pensamiento positivo que derraman, y hace regresar a nuestro estado original y puro. Sin una creencia interna con pureza y fuerza, nuestros intentos serán un fracaso. Todo mundo piensa y declara, “Yo sé que no soy basura porque Dios no hace basura”. De hecho, cada uno de nosotros no solo sabe que no es basura, sino que somos una obra de arte. Es la creación que aunque muchos se encargan de disminuirse al paso del tiempo. Tenemos que ufanarnos y decir que: “El alma que me has dado es pura” Se dice que una persona es justa, cuando  cae siete veces y se levanta. No se nos dice que los justos no caen. Se cae  todo el mundo. Todos somos justos al igual, lo que nos hace justos es el hecho de reincidir en levantarnos y no doblegarnos ante cualquier situación comprometida o trágica, la reacción será determinante y de control total en mente corazón y alma, que estarán en juego ante esa adversidad para dar respuesta inmediata en control. El Águila se da cuenta de todo, testigo presencial de todo cuanto sucede y lo seguirá haciendo, por lo tanto es tiempo de ver levantar su vuelo en busca de nuevos horizontes “donde las águilas se atreven”.

Leave a Reply