Home Expos y Museos La exposición “Tierra y libertad” se exhibe en el Ex-Convento de Culhuacán
Expos y Museos - July 14, 2010

La exposición “Tierra y libertad” se exhibe en el Ex-Convento de Culhuacán

colaboración de los propios habitantes de esta región de la Ciudad de México.

La relevancia de la exposición, que permanecerá abierta hasta el 4 de diciembre del año en curso, radica en el hecho de que Culhuacán, ubicado en la delegación Iztapalapa, es precisamente la región donde los zapatistas comenzaron con su esquema de repartición de tierras en el Distrito Federal.

“Zapata empezó a repartir tierras antes de que Madero convocara al movimiento revolucionario, de tal manera que en mayo de 1910 hace el primer reparto de tierras por su propio derecho y con la única intención de responder a su pueblo”, comentó Ana Bedolla, una de las investigadoras y museógrafas del recinto cultural.

La exposición, organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), está basada en el estudio de fuentes históricas, en cuya consulta se encontró un plano de Culhuacán que data de 1923, relativo a las haciendas del área, así como otros textos de 1919 hallados en el Archivo General de la Nación, alusivos al reparto de tierras en el lugar, como resultado de la lucha de Zapata y como una manera de evitar un levantamiento en la zona de Iztapalapa.

La investigadora Patricia Pavón, otra de las museógrafas del recinto, relató que en 1920, los zapatistas expropiaron la Hacienda de San Antonio Coapa, que se ubicaba en Culhuacán, para hacer el reparto de tierras, misma que pertenecía a la señora María Escandón, quien al darse cuenta de que sería expropiada, trató infructuosamente de venderla. Así, esta hacienda, donde se cultivaba alfalfa, fue repartida entre los campesinos.

Además de copias de estos documentos, incluida una del Plan de Ayala, la exhibición se enriquece con varios objetos de la época, entre los que destaca un sombrero que presenta el agujero de una bala que lo atravesó en alguna de las zacapelas que tuvieron lugar durante la etapa revolucionaria.

Se incluyen además un fusil, un cinturón, un rebozo, monedas llamadas tlacos y varios billetes que datan de 1914, año en que tuvo lugar la Convención de Aguascalientes en la que coincidieron zapatistas, villistas y carrancistas, y que dio pie a un gobierno provisional que conjuntaba los programas de esas tres fuerzas revolucionarias.

Llama la atención el hecho de que todos los billetes, pese a que tienen la misma denominación y del mismo año, eran diferentes entre sí porque fueron emitidos por cada una de las tres corrientes.

Ana Bedolla señaló que la tradición oral también indica que los zapatistas acamparon en algún momento en el hoy Ex Convento de Culhuacán, sede del museo, “de ahí que decidimos impulsar la exhibición, en cuya organización se contó con la colaboración de un significativo número de habitantes que de manera desinteresada prestaron algunas piezas y fotografías que heredaron de sus abuelos.

También se logró el préstamo de imágenes de la Fototeca Nacional del INAH, y objetos de la época bajo resguardo del Museo Nacional de Historia “Castillo de Chapultepec”.

Si bien, se trata de una exposición de modestas dimensiones, el objetivo es redimensionar al zapatismo como una corriente política cuyo mayor mérito fue justamente la defensa de la tierra. “No es que Zapata no supiera qué hacer con el poder o que careciera de un proyecto de país. Sabía muy bien lo que quería, pero tenía una profunda desconfianza de los políticos. Por eso rompió con Francisco I. Madero y con Carranza, y siempre se mantuvo leal a su Plan de Ayala”, señaló Ana Bedolla.

Tierra y libertad: ecos del zapatismo en Culhuacán está dividida en tres ejes temáticos. En el primero se presentan algunos antecedentes del estallido revolucionario, el segundo comprende propiamente el movimiento encabezado por el general Emiliano Zapata entre 1910 y 1919  y, finalmente, el último trata de la presencia del zapatismo en Culhuacán.

“En un breve espacio se logró destacar lo que nos interesaba de Emiliano Zapata, que era su enorme amor por la tierra; él no perseguía el poder, deseaba que se hiciera una justa repartición de la tierra y que su gente tuviera una manera digna de vivir”, refirió Bedolla.

Como parte de las actividades paralelas de la exposición, se lleva a cabo una serie de conferencias, a las 18:00 horas. La próxima se impartirá el 23 de julio, a cargo de Carlos San Juan, con el tema Francisco y Madero y Victoriano Huerta. Continúa el 8 de agosto José Pantoja con la ponencia Proyecto zapatista y sus coincidencias y desacuerdos con otras fuerzas políticas y militares.

El 24 de septiembre tocará el turno a Diana Estrada con el tema Carranza y Obregón; seguirá Lucrecia Infante, el 22 de octubre, sobre La participación de las mujeres en la Revolución; el 19 de noviembre, Francisco Pérez Arce disertará sobre Tierra y Libertad y, finalmente, el 4 de diciembre, Rodolfo Cordero hablará del Pacto de Xochimilco, y se realizará la mesa redonda Reparto Agrario y sus consecuencias en el contexto de Culhuacán, en la que participarán los propios ejidatarios de Culhuacán.

La muestra se puede visitar de martes a domingo, de 9:00 a 18:00 horas, en el Ex Convento de Culhuacán, ubicado en Morelos 10, esquina avenida Tláhuac, colonia Culhuacán. Teléfono: 56 08 04 14. 

Fuente: (INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *