Home Expos y Museos Más de 150 mil personas han visitado la exposición sobre Frida Kahlo en el “Martin-Gropius-Bau” de Berlín
Expos y Museos - July 7, 2010

Más de 150 mil personas han visitado la exposición sobre Frida Kahlo en el “Martin-Gropius-Bau” de Berlín

150 mil espectadores en dos meses.

Frida Kahlo, cuyo nombre completo fue Magdalena Carmen Frida Kahlo y Calderón, nació en el pueblo de Coyoacán en la Ciudad de México, el 6 de julio de 1907. Fue la tercera hija de Guillermo Kahlo (Wilhelm Kahlo), fotógrafo de origen germano y religión judía, con su segunda esposa, la mexicana Matilde Calderón, de ascendencia española.

La obra de Frida Kahlo es un reflejo de su intensa y apasionada vida. En su juventud sufrió un accidente que le imposibilitó moverse de la cama muchos meses. Este hecho la arrojó a la pintura y también tuvo secuelas que sufrió el resto de su vida, sometiéndola a varias operaciones. Su destino en el arte quedó marcado al conocer al pintor y muralista mexicano Diego Rivera, con quien se casó en dos ocasiones. También trabó amistad con el líder revolucionario soviético León Trotsky, cuando se exilio en México, y el poeta francés André Breton, cabeza del movimiento surrealista, quien la invitó a exhibir en París.

El interés por la obra de Frida Kahlo no ha dejado de crecer, convirtiéndose en un fenómeno de masas conocido como “fridomanía”, además de que se han sucedido las biografías, algunas más serias que otras, que buscan desentrañar el misterio de Kahlo.

La más grande exposición fuera de México

Inaugurada a finales de abril pasado, Frida Kahlo. Retrospectiva es la más grande exposición de obra de la pintora mexicana que se muestra en Europa. Además se presenta en el marco de una celebración triple: el Bicentenario de la Independencia de México, el Centenario de la Revolución Mexicana y los 20 años de la unificación alemana.

El director del museo, Gereon Sievernich, declaró a la prensa alemana que más de 150 mil personas han visitado la muestra de Kahlo, con las consiguientes filas matutinas a las puertas del Martin-Gropius-Bau.

La exposición también ha despertado gran expectación por parte de la prensa y los medios de comunicación alemanes, que le han dedicado amplios reportajes.

Helga Prignitz-Poda, comisaria de la muestra, explicó que, después de un trabajo de gestión de más de tres años, el museo logró reunir 60 pinturas y 90 dibujos, entre estos últimos varios “inéditos” que nunca se habían exhibido en el Viejo Continente.

Entre los superlativos se encuentra Autorretrato dentro de un girasol, la última pintura al óleo realizada por la artista, en 1954, poco antes de su muerte, que fue encontrada en un bote de basura. Este cuadro no gustó a Frida quien pensaba que se veía ahogada en la flor.

Prignitz-Poda, quien ha estudiado la obra de Kahlo por cerca de 30 años y es autora de un catálogo razonado de la artista, detalló que las obras provienen de las dos colecciones más grandes de Frida Kahlo en México: la del Museo Dolores Olmedo Patiño y la Colección Gelman, además piezas procedentes de 10 museos de México y Estados Unidos, como el de Tlaxcala, el Museo de Arte Moderno y el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, entre otros. También contribuyeron cerca de 80 coleccionistas particulares, como la Fundación Vergel.

Incluye, además, un buen número de fotografías de Frida, algunas hechas por sus amigos fotógrafos como Nickolas Muray o Lola Álvarez Bravo, pero también otras que provienen de su entorno familiar, proporcionadas por la fotógrafa Cristina Kahlo, sobrina nieta de la artista.

Para recibir la obra de la pintora en el Martin-Gropius-Bau, uno de los más bellos recintos de Berlín del siglo XIX, se han pintado algunas paredes con colores como el rosa mexicano, azul cobalto y amarillo, lo que le da una atmósfera más mexicana a la muestra.

El interés por Frida

Para la curadora de la muestra el interés internacional por la esposa de Diego Rivera detona en 1983, con la publicación de la biografía de la pintora escrita por Hayden Herrera. Prignitz-Poda reconoció que en Alemania, como en otras partes del mundo, “es enorme” el interés por Frida Kahlo y, por consiguiente, “se forman filas cuando se abre una exposición de ella”.

“Yo creo que la gente se muestra tan interesada en Frida porque ella misma no quería estar sola y pintó para tener amigos. Ella muchas veces regaló una obra a sus amigos y les decía: ‘no te lo pinté para saber qué piensas de mí, sino para no estar sola’. Estas palabras de ella llegan al público de todo el mundo y nadie quiere dejarla sola, así que llegan al museo a estar con ella”, declaró a Conaculta.

La idea de la muestra, dijo la curadora, es mostrar a una Frida Kahlo alejada de la anécdota de su atormentada vida y amores frustrados, sino más bien acercar al público europeo a su trayectoria artística —que va del Estridentismo mexicano y el Surrealismo hasta la Nueva Objetividad— y analizar su predilección por el ex-voto (pintura de pequeño formato de carácter religioso-popular) que, según la especialista, confirió “expresión a las ansias de juventud, salud, independencia y plenitud” de la artista.

Añadió que “quisimos mostrar otras facetas de la artista poco conocidas y no sólo mostrar el icono, exhibir otros aspectos de su obra, por ejemplo: hemos reunido una gran cantidad de dibujos que no se han visto en Europa. Queremos mostrar más a la pintora porque la exposición está dedicada a la pintora y a la dibujante”.

Autora de Frida Kahlo. La pintora y su obra (2003) y de la traducción al alemán de la primera biografía de Frida, la doctora Prignitz-Poda dijo que buscó destacar el realismo temprano de la pintora, pero también su periodo abstracto, muy poco conocido por el público europeo. “Por ejemplo, la serie de Sentimientos que dibujó a finales de los años cuarenta, son totalmente abstractos y realmente muy bellos con colores muy brillantes”, abundó.

“Su obra ejerce fascinación y proyecta sentimientos universales”, declaró la curadora a La Jornada. Su estilo ha dejado huella en el arte contemporáneo. “Es seguida por numerosos artistas, los cuales se han apropiado de su iconografía integrándola a su propia obra, como la fotógrafa estadunidense Cindy Sherman y el artista japonés Yasumasa Moriuma”, de quien se incluyó el video titulado Yo soy Frida (2001), abundó la experta.

Para sustentar lo dicho, el museo ha editado un catálogo de 240 páginas, donde además de la doctora Prignitz-Poda, colaboran Ingried Brugger, Cristina Kahlo, Peter von Becker, Salomon Grimberg, Francisco Reyes Palma, Jeanette Zwingenberger, Florian Steininger y Arnoldo Kraus.

Frida Kahlo. Retrospectiva, fue organizada por el Berliner Festspiele en colaboración con Kunstforum Wien/Bank Austria, con el apoyo de la German Foreign Office en cooperación con el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA-Conaculta) y patrocinada por la Embajada de México en Berlín.

La exposición permanecerá abierta en el museo Martin-Gropius-Bau, de Berlín, hasta el 9 agosto; después viajará al Museo BankAustria Kunstforum, de Viena, Austria, donde se exhibirá del 1 de septiembre al 5 de diciembre del 2010.

Actualmente, la muestra de Kahlo comparte el museo Gropius-Bau con la exposición Teotihuacan. La misteriosa ciudad mexicana de las pirámides, que estará en exhibición hasta el 10 de octubre.
JLB

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *