Home Libros “Los doce”, novela de William Gladstone que sentencia que el calendario maya no predice el fin del mundo
Libros - June 3, 2010

“Los doce”, novela de William Gladstone que sentencia que el calendario maya no predice el fin del mundo

de libros realizados sobre el tema, se ha interpretado en el sentido de que el calendario maya termina ese día y el mundo también, pero eso es verdad sólo metafóricamente, pues “según los mayas, lo que termina es una época, una vibración, pero en ese momento inicia otra”.

Entrevistado con motivo de la publicación en México de su obra “Los doce”, Gladstone puso en relieve que en su calidad de matemático y antropólogo ha estudiado lo que se puede tener por cierto y lo que no es verídico, por eso aseguró que “las profecías negativas no tienen valor alguno”.

Advirtió que el mundo vive hoy un momento de crisis y que “si no despertamos al hecho de que somos igualmente seres espirituales y seres humanos con responsabilidad, no sólo con otros seres humanos, sino ante todo lo que tiene vida, podemos crear un mundo que puede ser fatal, y eso nadie lo desea”, dijo.

Dijo que “Los doce”, novela que ahora se lee en 20 idiomas en casi 50 países alrededor del mundo, fue concebida por él tras haber tenido una experiencia cercana a la muerte, como “Max”, personaje de su libro, quien de niño vive en un mundo de colores y números, sin pronunciar palabra alguna hasta llegar a los seis años de edad.

“La idea creativa nació hace 30 años con mi experiencia de casi morir. Por eso la primera mitad de la novela, 100 hojas, es una autobiografía que me resultó fácil de escribir, pues la pasión literaria me viene de mi madre. Este es el único libro escrito como novela que cuenta el lado positivo de las profecías mayas”, dijo.

Luego de informar que “Los doce” vive su feliz cuarta edición en Alemania y Corea, el entrevistado sostuvo que “se trata de un libro que llama la atención, porque el mensaje que lleva a los lectores es de capital importancia, sobre todo en este momento en que el mundo vive una crisis en diversos ordenes”.

En la trama, explicó el autor, “Max” tiene una experiencia cercana a la muerte a sus 15 años de edad. En ella, una visión le revela los nombres de 12 individuos únicos. Aunque no comprende la importancia de esos hombres, el chico no puede desprenderse de la idea de que tienen un profundo significado.

Al sentenciar que las profecías son para bien, no para mal, anotó que “esa fue la motivación para escribir la novela y despertar a la gente. Más que eso, en el proceso de escribir la novela aprendí que la vida que había yo vivido era escogida para mostrar principios más importantes que sólo el calendario”.

Explicó que su vida se ha regido por una sucesión de anécdotas, coincidencias y sucesos aparentemente extraños, “motivados o dirigidos no sé por quién”, que lo han convencido de que su paso por esta vida obedece a algo especial y muy particular, como mostrar al mundo la realidad de esas profecías mayas.

“Mi fecha de nacimiento es el 12 de diciembre de 1949, igual que el de ‘Max’, y ese número tiene la misma energía que el 21 de diciembre de 2012. Una coincidencia de este tipo se inscribe en un rango de probabilidad de una entre 30 mil”, dijo y rubricó al subrayar que como esa, su vida tiene innumerables datos curiosos.

Fuente: (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *