Home Por la Espiral En México 42% de tarjetas son clonadas
Por la Espiral - May 30, 2010

En México 42% de tarjetas son clonadas

ninguna noticia,  lo significativo es que del total de 83 millones el 42% fueron clonadas, el año pasado.
Por tanto, existen amplias probabilidades de que su tarjeta sea clonada en cualquier momento.
En los últimos meses aumentaron los fraudes, robos y clonaciones, delitos menores y secuestros express todos ligados al tema financiero y bancario.
Las denuncias por clonación de tarjetas de crédito y débito aumentaron cerca de 15% durante 2009 y principios de 2010.
Al respecto, la Asociación de Bancos de México (ABM) señala que los fraudes con tarjetas de crédito, débito y otros medios de pago, superó los 60 millones de dólares, el  año pasado.
Hace poco más de un mes una conocida mía en un Superama en Polanco le clonaron su tarjeta de débito, ella se dio cuenta unos días después cuando tres mil pesos que tenía disponibles en la cuenta desaparecieron. Intentó, en un cajero automático, verificar la información, pero el cajero le decía error de lectura en su tarjeta, clave errónea, etc.
Así es que, ante la inacción de las autoridades para frenar el constante incremento de los fraudes contra particulares, no queda más que fomentar la previsión y tomar pasos para llevar a cabo operaciones financieras de la forma más segura posible.
De esta forma recomendamos lo siguiente: 1) Un fraude sucede cuando se sabe algo de la persona contra la que se atenta, cuando un intruso ha logrado violar el espacio de seguridad sea físico o virtual y entonces comienza a reunir información del candidato a víctima.
Generalmente las personas asocian el fraude con delincuentes con los cuales no tienen ninguna clase de vínculo “gente a la que ni siquiera se conoce”. No hay nada más erróneo. Buena parte de los fraudes a personas son llevados a cabo por familiares cercanos, amigos o conocidos del trabajo. Se trata de personas que, por alguna u otra razón, están cerca de información que debería ser tratada como confidencial y privada pero que, ante el descuido, pueden acceder a leer estados de cuenta; copiar los números de tarjeta de débito; crédito; obtener los dígitos necesarios para realizar el cargo cuando se utiliza la tarjeta de crédito en compras online.
Todo comienza con obtener el estado de cuenta (o una fotocopia de éste) que provee de información muy importante: el número de sucursal donde la persona tiene su cuenta; el número de cliente; el RFC que obviamente incluye la fecha de nacimiento que tanto preguntan los ejecutivos vía telefónica cuando el cliente quiere hacer un cambio sea de NIP, un reclamo o una transacción en línea. Los ejecutivos preguntan la fecha de nacimiento dando por hecho que ésta sólo la sabe el propio interesado, pero es tan fácil obtenerla porque viene impresa en el estado de cuenta. Entonces no es nada seguro. Otros aspectos clave son el domicilio donde habita el cliente.
Hace unos meses apliqué a varias amigas “la prueba del estado de cuenta” para verificar la poca importancia que se le toma a este papel mensual que detalla información financiera, cargos y abonos; cuánto se tiene y cuánto se debe. El saldo a favor o en contra del cliente. Mirando más allá proporciona el perfil financiero de la persona y lo descarta o lo pone en bandeja para ser víctima de un fraude.
Le  pedí a una docena de personas conocidas (sin que lo esperasen) que me enseñaran su más reciente estado de cuenta, pretendía corroborar el alto descuido en dicho papel. Ninguna lo tenía, después de consultarlo lo habían dejado en algún lado, posiblemente en la basura. Incluso hubo más de dos que le preguntaron a la muchacha de servicio si sabían dónde estaba.
El estado de cuenta es más útil de lo que imaginamos y más imprescindible para la comprobación de pagos en relación con los impuestos que habrán de declararse el próximo año. Además es un documento de uso confidencial. En todo caso, si la persona no es ordenada con su administración personal, no utiliza carpetas de archivo y éstas no son guardadas en lugares con cajones con llave, lo mejor es que el cliente solicite la cancelación del envío impreso de su estado de cuenta a cambio de un extracto en línea.
Por favor, recuerde no guardar su información financiera sean estados de cuenta, el informe semestral de la Afore o de los seguros, dentro de cajones en la oficina revueltos entre papeles del trabajo. Hágalo en su casa, que lo sepa la persona más allegada a usted de su entera confianza y manténgalo ordenado, clasificado y bajo llave. Las carpetas con perforaciones son muy útiles.
A COLACIÓN
Hay que cuidar tarjetas de crédito y débito. En compras en tiendas, supermercados y restaurantes exija que le pasen la tarjeta a la vista para evitar clonaciones. El crédito y el débito han sustituido a la utilización del dinero en efectivo, es cada vez más habitual salir a la calle con el menor efectivo posible cubiertos por la idea de utilizar el crédito o el débito para las compras que vayan a realizarse.  Hágame caso es mejor pagar en efectivo que dejar el rastro de su tarjeta.
Tome otra idea: el secuestro express prolifera debido al uso del poco efectivo en la cartera y varias tarjetas, el viaje por los cajeros a punta de pistola hasta quedar vaciadas las tarjetas vuelve a replantear salir con efectivo y dejar las tarjetas en casa y utilizarlas solamente cuando la compra está previamente decidida.
Tenga cuidado, créame amigo lector, el incremento en los secuestros para vaciar el dinero en los cajeros y el aumento en las clonaciones tienen que ponernos en guardia. No esperemos a que la ABM o Hacienda quieran verdaderamente instrumentar esfuerzos serios y decididos para frenar la criminalidad que ataca nuestras operaciones financieras. De aquí a que reaccionen la clonación ya nos alcanzó a todos.
P.D.  Le invito a que opine del tema en mi blog  http//claudialunapalencia.blogspot.com.
*Economista y columnista especializada. Con estudios de doctorado por  la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *