Home Por la Espiral México y EUA, un mal matrimonio
Por la Espiral - May 24, 2010

México y EUA, un mal matrimonio

1994 la entrada en vigor de un acuerdo inequitativo en el que además quedó inmiscuido Canadá aunque en realidad se formó un mal matrimonio entre México y Estados Unidos.
Como todo lo que mal empieza mal acaba, 16 años después los problemas derivados de una relación que nunca debió aceptarse con las cláusulas americanas tiene al país enfrentado a una serie de problemas difícilmente de resolver sin la ayuda y cooperación de Estados Unidos.
No obstante, nos estamos dando de topes como aquella señorita ilusa que se casa con un hombre rico y bien vivido que le pone en la mesa del registro civil un contrato de matrimonio con separación de bienes y varias cláusulas en las que ella asumirá sola una serie de responsabilidades.
Para cuando pasa la luna de miel y el amor se acaba, los defectos y los roces minan la relación, la realidad entonces es simple: el señor quiere rápidamente desatenderse y que el problema de ella y sus hijos sean de ella.
A México lo ilusionaron, enamoraron y luego dejaron solo con sus problemas.
Con la incapacidad interna para tomar decisiones que solucionen de forma efectiva los problemas que atentan contra la seguridad nacional y el Estado, los riesgos  van siendo mayúsculos.
Pero nadie es más culpable que México mismo por haberse ilusionado tanto sobre todo cuando la historia  tiene demasiados pasajes significativos de una relación de abuso constante por parte de Estados Unidos.
Nadie es más culpable que México mismo por no tomar decisiones a tiempo. Lo vimos en los ochenta cuando Colombia encendió el foco rojo en la región de América Latina, cuando los carteles fueron ganando poder económico y luego político.
Todos los análisis contundentes ubicaron a Colombia como centro productor y distribuidor de drogas para el gran mercado consumidor: Estados Unidos.
¿Acaso México en los ochenta nunca creyó que un día sería territorio de traslado y también de producción y distribución?
Desde entonces debió reforzar la seguridad en su frontera Norte y Sur, instalar el visado general incluyendo a los estadounidenses, estar muy atento ante cualquier nexo de colombianos y mexicanos y primordialmente  vigilar el sistema financiero para evitar el lavado,  operaciones ilícitas e infiltraciones.
Sin embargo, tuvo una actuación tardía. La reacción llegó justo cuando una serie de cárteles disputan el poder en territorio mexicano, cuando muchos pasajes de la historia colombiana y el narco van reproduciéndose en el país, justo cuando el matrimonio con Estados Unidos desmorona y sus armas son usadas por cárteles, bandas, ejércitos insurgentes y delincuencia organizada.
Ellos están armando a los delincuentes contra el Estado Mexicano, ellos están comprando la droga que se produce en México; ellos en contubernio con bandas criminales han hecho de la migración un negocio humano y de bajo costo de producción para su economía; ellos criminalizan la migración, cazan mexicanos, en muchos casos los matan.
Si queremos entrar a su país lo hacemos perdiendo nuestra propia dignidad con una fila enorme de autos revisados uno por uno tan sólo para cruzar a territorio americano o con revisiones exhaustivas  y muchas veces detenidos en Aeropuertos únicamente por determinados rasgos faciales.
Conozco muchas fronteras entre distintos países, casi siempre  he cruzado en automóvil o tren me atrevo a decir que México está dentro de las más conflictivas y denigrantes, junto con la que Israel ha impuesto a los palestinos.
No imagino a los españoles aceptando vejaciones para ingresar a territorio francés y es que además no hay una diferencia territorial y económicamente tan visible entre uno y otro país como sí sucede con México y Estados Unidos, es irse del tercer al primer  mundo.
A COLACIÓN
Jeffrey Davidow escribió “El oso y puercoespín” para dibujar la relación de Estados Unidos y México, por supuesto a nosotros nos toca ser el puercoespín “de todo nos erizamos”.
Alan Riding narró en “Vecinos distantes” cómo en lugar de encontrar puntos de comunión que unan ambos países siempre hondamos en la discordia para buscar una mayor separación.
Octavio Paz dejó entrever en “El laberinto de la Soledad” una especie de autoflagelo en México derivado de su propia historia que no le permite levantar cabeza más allá.
El punto es que mientras nuestra economía depende cada vez más y con mayor intensidad hacia el ciclo estadounidense, nuestras relaciones políticas y humanas van enfriándose.
Dicen que México únicamente sabe reprochar y no proponer, Estados Unidos lo hace  tomando el garrote en la mano, ¿cómo lograr que ambos construyan  un marco de respeto, concordia e igualdad de condiciones?
Lo vemos en todo lo económico, vetan las exportaciones de camarón mexicano porque dicen matamos delfines y tortugas, utilizan cualquier pretexto proteccionista.
Nosotros aguantamos y cuando por dignidad y reciprocidad deberíamos decir que México frena todo tipo de importaciones de mariscos estadounidenses provenientes del Golfo de México, Louisiana y Florida por temor a productos contaminados por el petróleo, la Secretaría de Economía mantiene la boca cerrada.
Como también hace caso omiso de los constantes problemas y violaciones al texto del Nafta-Tlcan; o Presidencia de la situación de los migrantes y es que  un gobierno que trata mal a sus migrantes aquí y allá debe ser el primero en dar respeto para exigirlo a terceros.
Cualquier mexicano que ha tenido que ver con la Embajada de México en Estados Unidos o cualquiera de los consulados sabe bien lo mal que  tratan a los compatriotas que requieren  ayuda jurídica u orientación y realizar algún trámite.  Son peores que los estadounidenses.
Entonces son muchos tópicos a la deriva que duelen más aún con un mal divorcio lleno de reproches y con muchos daños colaterales sobre todo en lo humano.
P.D.  Le invito a que opine del tema en mi blog  http//claudialunapalencia.blogspot.com.
*Economista y columnista especializada. Con estudios de doctorado por  la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *