Home Expos y Museos Inaugura Margarita Zavala la exposición “De Novohispanos a Mexicanos” en la capital española
Expos y Museos - May 24, 2010

Inaugura Margarita Zavala la exposición “De Novohispanos a Mexicanos” en la capital española

unos días en España, en el Museo de América, de Madrid.

La muestra, que fue inaugurada por Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón, y Alfonso de Maria y Campos, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), llega a tierras españolas después de su presentación en el Museo Nacional de Historia “Castillo de Chapultepec”, de la Ciudad de México.

Integrada por 42 retratos, —que ejemplifican la forma en que las elites, primero las novohispanas y las mexicanas después, se hicieron representar por los pintores de los siglos XVIII y primera mitad del XIX—, la exposición es organizada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, y del INAH, en colaboración con la Embajada de México en España, y se enmarca en la conmemoración del Bicentenario de la Independencia de México.

Los cuadros de gran formato reflejan también el paso de la antigua sociedad virreinal a la nueva república independiente de la Corona española, lo que permite acercarse al proceso de sustitución de las viejas formas de identidad colectiva por nuevas formas de carácter nacional y republicano.

En exhibición hasta el 4 de julio en el recinto madrileño, De Novohispanos a Mexicanos… contó con la curaduría del historiador español Tomás Pérez Vejo y la historiadora del INAH, Marta Yolanda Quezada, cuyo discurso muestra la manera en que los novohispanos de todas las clases sociales, divididos en castas y estamentos, solían representarse a sí mismos como símbolos de poder, riqueza y valores morales colectivos, y cómo esa idea fue cambiando a través del tiempo para continuar en la época independiente, ya como mexicanos.

A través de la pintura de retrato, se muestra la manera en que las élites sociales, políticas y militares de la Colonia se fueron reconfigurando para integrarse como un nuevo grupo de poder en la sociedad mexicana tras la independencia y los diversos procesos históricos de construcción nacional.

La exposición se divide en cinco temas principales. El primero se denomina Los clanes familiares, donde se muestra a familias de las élites novohispanas, de origen peninsular o criollo, y la manera como evolucionaron en México.

La nación de los montañeses es el segundo módulo, que permite apreciar la forma como un grupo familiar del antiguo régimen —un tipo de identidad desaparecida con el nacimiento de la nación moderna— exhibió su poder y su importancia social. Aquí se exponen 11 de los 13 retratos que adornaban la Sala de Juntas de la Cofradía de Cristo de Burgos, la de los montañeses, en la antigua ciudad de México.

El tercer apartado es La representación del poder, en el que se advierte el cambio en la manera de representar a los líderes políticos, eclesiásticos y burocráticos del siglo XVIII al XIX, de la Nueva España a la República.

“Artistas, científicos y hombres de letras” es la cuarta sección que muestra a personajes fundamentales de la sociedad novohispana que dejaron huella en la cultura virreinal, junto con aquellos que construyeron con su talento la riqueza cultura e intelectual del México independiente.

Finalmente, el quinto rubro, La vida privada refleja las transformaciones de la sociedad colonial a través de retratos de familias, jefes del hogar, mujeres e hijos. El ideal de una familia jerarquizada, puesta bajo la protección de alguna imagen religiosa, daba paso a otra regida por los afectos. No menos radicales fueron los cambios en las representaciones de hombres, mujeres y niños, en las que aparecen como seres individuales, y ya no inmersos en una red de relaciones sociales.

De este modo, De Novohispanos a Mexicanos. Retratos de una sociedad en transición, no sólo muestra el esplendor de este género, sino que también ofrece un acercamiento al complejo camino que llevó del antiguo régimen a la sociedad contemporánea, de la monarquía a la nación.

Los cambios estilísticos del retrato barroco al ilustrado y después al romántico, fueron de la mano de las transformaciones sociales que llevaron a los habitantes de ser súbditos a ciudadanos con características físicas y psicológicas que lo hacían único.

La colección de retratos novohispanos que reúne esta muestra mexicana, procede de los museos nacionales del INAH: Historia “Castillo de Chapultepec”, del Virreinato, y de Arte (del Instituto Nacional de Bellas Artes), el Regional de Guadalajara, Franz Mayer y otras instituciones públicas, además de una colección privada. La muestra permanecerá en exhibición hasta el 4 de julio de 2010 en el Museo de América, de Madrid.   

Fuente: (INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *