Home Expos y Museos Las mujeres, las frutas y las flores guían los pinceles del coahuilense Gerardo Cantú
Expos y Museos - April 27, 2010

Las mujeres, las frutas y las flores guían los pinceles del coahuilense Gerardo Cantú

todo eso? “Son las mujeres, las frutas y las flores lo que me da regocijo, lo que me llena de entusiasmo, por eso es que pinto”, revela el creador durante un recorrido por la muestra.

Gerardo Cantú es pintor, dibujante, muralista, grabador y profesor que nació en Nueva Rosita, Coahuila, el 12 de mayo de 1934. Es uno de los creadores mexicanos con amplio reconocimiento en México y el extranjero que ahora muestra una selección de su trabajo que va de los años 70 a la fecha.

Esta exposición es organizada por el Conaculta, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBA), la Secretaría de Cultura del gobierno del Distrito Federal y el Museo José Luis Cuevas. Presenta alrededor de 40 obras de dibujo y pintura en las que aborda los temas que le han interesado: la humanidad, la situación social, la literatura, la muerte y la religiosidad.

En 1965 Gerardo Cantú se casó con la escritora cubana Marinés Medero. “Marinés fue una cubana que tocaba muy bien el piano, que escribía literatura para niños y que fue el gran amor de mi vida”, señaló el pintor, quien cuenta con más de 300 exposiciones a nivel nacional e internacional, entre las cuales destacan tres individuales en el Palacio de Bellas Artes, Museo de Arte Moderno y en el Museo Nacional de la Estampa.

“Son las mujeres, las frutas, las flores lo que me da regocijo, lo que me llena de entusiasmo, por eso es que pinto, pero lo que siempre quiero tener es una forma de  estar ligado a la naturaleza, de no empezar a inventar cosas como ahora tanto se inventan, porque actualmente no se pinta, se inventa que se pinta.

“Ese es uno de los problemas que tienen que superar los jóvenes, tienen que ver la naturaleza y conocerse a sí mismos para que su lenguaje sea lo suficientemente poderoso y hagan sentir su personalidad. Si uno no quiere repetirse tiene que ver la naturaleza, porque ella siempre nos da cosas nuevas”, expresó el ex director de Artes Plásticas del Instituto de Cultura de Nuevo León (1986-1988) y fundador del Taller de Experimentación Plástica en esa misma entidad.

La primera parte de Un mismo amor. Colección Marinés está conformada por dibujos donde el personaje principal es la mujer. También hay algunas obras con bastante humor, como Platillos voladores, con personajes que se tuercen el cuello para ver si pueden encontrar esa vida extraterrestre, o El gordito Valenzuela, en alusión e Fernando Valenzuela, ex pitcher de los Dodgers de Los Ángeles.

“La esencia de todo es el dibujo. Muchas veces se usó como base para hacer pintura  mural o esculturas, pero ahora se pueden hacer dibujos que son esencialmente la obra y se elevan al nivel de la pintura de gran dimensión. Yo ahora me siento muy complacido de venir a exhibir mis dibujos a la casa, el museo del gran dibujante, José Luis Cuevas”, dijo.

En lo que se refiere a la pintura, el artista precisa que tiene diferentes actitudes ante ella. “Mi abanico para abordar la pintura va de lo más simple a lo más complejo. Por ejemplo, en lo que se refiere a los temas literarios, he pintado una y otra vez La Celestina, a veces en rojo, otras en verde, alguna con dos cabezas. También me interesa el tema de la muerte, que siempre me ha llamado la atención porque todos llevamos la muerte encima.

“En todos mis cuadros, ya sean paisajes, naturalezas muertas o retratos, quiero buscar siempre una esencia de humanidad, que cada cuadro que pinte sea lo más cercano a buscar la obra de arte”, informó Gerardo Cantú.

La exposición Un mismo amor. Colección Marinés permanecerá en exhibición del 28 de abril al 10 de junio en el Museo José Luis Cuevas, ubicado en Academia 13, Centro Histórico.
MAC    

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *