Home Por la Espiral Cultura bancaria, relevante
Por la Espiral - March 31, 2010

Cultura bancaria, relevante

país por medio de comparar la relación entre cuentahabientes y sucursales y la población del país entre el número de sucursales, aunque el resultado puede mostrar un sesgo es recomendable tomar en cuenta a la Población Económicamente Activa (PEA) y una estimación del sector informal.
Para impulsar el ahorro es prioritario que los propios adultos lo inculquen a sus hijos, que forme parte de una transmisión generacional, empezando por la educación y la disciplina para mostrar la determinación de programarse metas de corto, mediano y largo plazo.
¿Hay cultura del ahorro en México? Hay mucha dispersión y no está toda canalizada en el sector financiero formal.
De acuerdo con un estudio de opinión que elaboró Consulta Mitofsky acerca de “la cultura del ahorro y de la deuda en México” cuatro de cada diez mexicanos habitan en viviendas donde se acostumbra ahorrar alguna cantidad del gasto mensual; mientras que en uno de cada tres hogares se acostumbra participar en alguna tanda; casi el 20% de las familias mexicanas tiene al menos una cuenta bancaria, en muchos casos obligada por los sistemas de pago de nómina adoptados por el sector patronal, siendo éste el servicio bancario más utilizado actualmente en México; además sólo el 3% ahorra en algún tipo de divisa como dólares o centenarios.
Por segmentos poblacionales, las familias con mayores ingresos y estudios tienen más posibilidad de guardar alguna cantidad de dinero mensual, mientras que los hogares con personas mayores de 50 años y con bajo grado de estudios e ingresos son los que menos ahorran. Los hombres y los jóvenes tienen más propensión a ahorrar que las mujeres y que los mayores de edad.
Mitofsky señala que el 52% de los encuestados afirmó tener una cuenta de ahorros en el banco: los hombres (23%); los jóvenes (20%); las mujeres (13%) y adultos mayores (14%).
Otro dato interesante es que independientemente de los diversos tipos de préstamos bancarios y tarjetas de crédito que existen en México, casi 4 de cada 10 mexicanos mayores de edad conoce a algún particular que preste dinero, siendo los hombres los que en mayor porcentaje manifiestan conocer a este tipo de personas (43%).
Desglosando por edad y sexo, nuevamente los hombres tienen una idea más clara sobre los intereses cobrados actualmente por prestar dinero, además los jóvenes son quienes declaran saber mejor cuánto es el porcentaje de interés mensual que cobran en estos días las personas que se dedican a prestar dinero.
El porcentaje promedio que los encuestados creen que se cobra por prestar dinero de particular a particular es de 11.5 por ciento. En este punto Mitofsky no aclara si se trata de un interés mensual o anual, lo único que indica es que la mitad de los entrevistados consideraron que es bueno que existan particulares que presten dinero porque los bancos son muy selectivos; sólo un 30% opinó todo lo contrario al indicar que los préstamos de los particulares cobran intereses muy altos.
La conclusión a la que llegó Mitofsky resultado de la encuesta que realizó en todo el país con una muestra de mil personas es que “la cultura del ahorro en México no es todavía una costumbre o en algunos casos ni siquiera una posibilidad, sólo el 43% vive en hogares donde se acostumbra ahorrar dinero del gasto mensual, siendo los hombres y jóvenes quienes más arraigada tienen esta cultura”.
Si se toman en cuenta datos como el salario promedio y el rezago en la generación de empleos, se puede explicar en cierta medida lo difícil que es para el mexicano poder ahorrar. De esta situación y la dificultad para la mayoría de la población para acceder a los créditos bancarios se entiende la aprobación por casi la mitad de la población a que existan personas que se dediquen a prestar dinero, aunque los intereses que estos cobran sean extremadamente altos.
La cultura del ahorro es la base para una sana administración de las finanzas personales.
Es prioritario reiterar que aquellos tiempos del paternalismo del Estado y de los subsidios en los servicios son cosa del pasado.
Los ciudadanos debe como principio de obligación aprender a administrarse,  a priorizar el gasto en función de maximizar el ingreso. Debemos aprender a vivir en un mundo con ciclos donde la economía crece pero también está ligada a una serie de factores que pueden impactar negativamente.
Es mejor incorporar al quehacer cotidiano  la noción de estar preparados a las bajadas del ciclo económico y a las realidades de presupuestos austeros, de la  incógnita hacia el empleo seguro, estable, bien remunerado y con prestaciones.
El incentivo para el ahorro proviene de las metas como pagar la educación de los hijos; comprar una casa; comprar un coche; salir de vacaciones; cuidar la salud; atender una emergencia y también para contar con un margen en la edad del retiro.
Las finanzas personales consisten en una serie de decisiones racionales que nos permiten canalizar el dinero que nos sobra del gasto para un fin determinado. Hay metas de corto, mediano y largo plazo.
Cuando en nuestras finanzas personales tenemos un esquema en el que el gasto supera al ingreso y las deudas no se pueden cubrir, generalmente este círculo vicioso lleva a la persona a pedir más dinero prestado para tratar de pagar la deuda original o bien de cubrir los gastos. Esto es caer en un túnel oscuro donde no se encuentra la salida porque la desesperación lleva a las puertas de la peor usura, del agiotista de la colonia.
El lado correcto, el del círculo virtuoso, implica finanzas personales donde la relación ingreso versus gasto deja un remanente que se ahorra para un fin determinado. Las metas deben ser claras para poder lograrlas.
Creo que debemos enfatizar que hay un aspecto básico para la reflexión: “Con finanzas personales bien administradas estaremos siempre, en mejores condiciones de afrontar los ciclos de la economía, los de crecimiento y estancamiento”.
P.D.  Estimado lector le invito a que participe sobre el tema en mi blog:  http://claudialunapalencia.blogspot.com.
*Economista y columnista especializada. Con estudios de doctorado por  la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *