Home El mundo según André Para Azteca21 de un columnista invitado
El mundo según André - March 4, 2010

Para Azteca21 de un columnista invitado

privilegiados al encontrar una plataforma que congenie con
nuestros sentimientos y que tenga no solo la presencia sino también la
capacidad de difundirlos por doquier.

Digo esto, porque dentro del ámbito noticioso cotidiano veo que
lamentablemente predominan el amarillismo y el sensacionalismo, elementos
básicos en la tabla periódica del crímen y del delito. Continuamente estamos
acosados por eventos cuya magnitud e índole son tan aberrantes y perniciosos
que nos sacuden lo más recóndito de nuestra moralidad y que por ende,
terminan perjudicando no solo al pueblo en general, sino también a los
medios que los difunden en particular.

Algunos de estos medios, típicamente hacen su agosto con cruentas imágenes
de algún infeliz que cayó abatido por el fuego cruzado entre los de un lado
contra el otro, siendo todo el producto de la avaricia ocasionada por un
puñado de dólares o euros de una transa fallida.

Afortunadamente, plataformas virtuales como Azteca21, se convierten en
escenarios presenciales, sobre los cuales encontramos una vasta gama de
elementos que ennoblecen una nación, capitalizando sobre su extensa cultura
compuesta de una historia sin igual, de incontables volúmenes de literatura,
música, ciencia, tecnología y arte. De hecho, plataformas de la alcurnia de
Azteca21, se convierten en los nuevos representates diplomáticos, en este
caso particular, de una gran nación como México ante los ojos del mundo.
Asimismo, Azteca21 ha llegado a ser uno de los mejores embajadores
culturales de la República Mexicana, difundiendo al mundo entero sus
atributos y contribuciones de manera genuina e innegable. Azteca21 es el
balcón, desde el cual, felizmente, se puede apreciar otro panorama con una
perspectiva totalmente distinta y al mismo tiempo disfrutar de una ráfaga de
aire fresco en éstos tiempos tan turbulentos.

Como amante de la cultura mexicana en su totalidad, yo personalmente siento
gran honor en poder agregar mi proverbial “granito de arena” e intentar ser
parte de la solución.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *