Home Libros Manuscrito “El arte de la lengua Tegüima” fue escrito por el padre jesuita Natal Lombard y está bajo resguardo de la Biblioteca Newberry de Chicago
Libros - February 25, 2010

Manuscrito “El arte de la lengua Tegüima” fue escrito por el padre jesuita Natal Lombard y está bajo resguardo de la Biblioteca Newberry de Chicago

sonorense que se extinguió en la segunda mitad del siglo pasado.

La traducción e interpretación de este texto —que requirió de 22 años de trabajo—, ayudará a entender la evolución de las familias lingüísticas, la cultura, tradiciones, estilo de vida, organización social y desarrollo de las actuales comunidades de Sonora.

El lingüista Francisco Barriga, titular de la Coordinación Nacional de Antropología del INAH, anunció que esta edición será presentada el  28 de febrero en la XXXI Feria del Libro del Palacio de Minería. “Es uno de los pocos tratados gramaticales elaborados sobre lenguas indígenas del noroeste de México, que lograron imprimirse y conservarse hasta nuestros días.

“El arte de la lengua Tegüima fue escrito por el padre jesuita Natal Lombard, y es un manuscrito que está bajo resguardo de la Biblioteca Newberry de Chicago; una impresión del mismo, hecha en 1702, está en la Biblioteca Nacional de Escocia, y la Dirección de Lingüística del INAH también tiene un microfilm”.

Esta obra representa un aporte importante para el mejor conocimiento de esa lengua yuto-azteca —familiarizada con el náhuatl, huichol, tarahumara, yaqui y mayo, entre otras—, que antes de la Conquista tenía aproximadamente 60 mil hablantes, en tanto que en la segunda mitad del siglo XIX quedaban seis mil, en 1900 sólo había 44 personas, y en la segunda mitad del siglo XX se extinguió.

La iniciativa de estudio de este manuscrito surgió hace más de dos décadas, por Roberto Escalante, investigador de INAH, y Jane Rosenthal, de la Universidad de Chicago, quienes pretendían publicar un facsímil que quedó inconcluso por el fallecimiento de ambos en el año 2000.

Fue entonces, explicó Francisco Barriga, cuando el especialista en lengua indígena, Ignacio Guzmán Betancourt, tomó la estafeta del proyecto y decidió modernizar la tipografía, corregir los descuidos de la edición original y agregar, en pie de página, las discrepancias entre el manuscrito y el impreso de 1702.

También escribió completas las abreviaturas y tradujo todas las frases latinas contenidas en el libro, para una mejor comprensión de éste. Sin embargo, la edición nuevamente quedó inconclusa por la muerte repentina de este investigador.

El coordinador nacional de Antropología indicó que el año pasado él mismo  retomó este proyecto de investigación iniciado en 1988, y que hoy es publicado por el INAH como parte de su colección Fuentes.

“Una lengua es el producto de la capacidad de pensamiento del ser humano, la lengua es el principal soporte del pensamiento. Entonces, cada una de las lenguas que existen o existieron son piezas fundamentales para entender no sólo la evolución de las familias lingüísticas, sino también la cultura, tradiciones y estilo de vida de una comunidad.

“Cada habla está conformada por muchos símbolos culturales propios de ese pueblo y comunidad, entonces cuando se pierde una lengua se pierde la forma en que este pueblo concibe al mundo y lo nombra, además de prácticas alimentarías y medicinales, y su organización social”, subrayó Francisco Barriga.

Con el prólogo de José G. Moreno de Alba, director de la Academia Mexicana de la Lengua, El arte de la lengua tegüima forma parte de las acciones que el INAH realiza para preservar las lenguas indígenas, que de acuerdo con cifras de la UNESCO cada dos semanas se extingue una lengua en el mundo.

Fuente:(INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *