Home Arte y Cultura Miguel Capistrán, Vicente Quirarte y Javier Beltrán participan en mesa para recordar el legado del poeta sinaloense Gilberto Owen
Arte y Cultura - February 21, 2010

Miguel Capistrán, Vicente Quirarte y Javier Beltrán participan en mesa para recordar el legado del poeta sinaloense Gilberto Owen

participación dentro de la mesa  Sabrán mi vida por mi muerte: poesía y prosa de Gilberto Owen, que tuvo lugar en la Capilla Alfonsina.

En el encuentro, organizado por el Conaculta y el INBA, también participaron el poeta, narrador y ensayista Vicente Quirarte, así como Javier Beltrán, maestro en letras mexicanas.

Fue Capistrán, becario de El Colegio de México y del Seminario de Escritores, quien puso a Owen  en la cúspide del universo poético mexicano. Su punto de vista en ningún momento intenta demeritar el legado de Pellicer y López Velarde –que dejaron una huella imborrable en la historia de la literatura nacional, simplemente que el estilo del sinaloense era único.

“La lírica de Gilberto Owen era tan compleja y ligada a otras fuentes de origen, que es difícil encontrarla otra vez. No hay algo igual.  Si lo ven en la misma perspectiva que yo verán que no me equivoco en calificarlo como el primer poeta mexicano moderno del siglo XX”.

En dicha aseveración coincidió Quirarte, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, sobre todo si se toma en cuenta el gran desarrollo que tuvo Owen tan pronto llegó a la capital mexicana, que después de recibir una educación provinciana en cinco años alcanzó una gran madurez profesional:

“Gilberto Owen tuvo un desarrollo impresionante. Sus poemas eran muy diferentes de los que se hacía en su tiempo, de ahí que el propio Octavio Paz los admirara. Eran textos que demostraban una gran inteligencia, eran muy adelantados a su tiempo”.

Por su parte Javier Beltrán, quien ha escrito varios textos relacionados con la vida y obra del poeta, asegura que no obstante la relevancia de este personaje, no se conoce mucho de su vida, rodeada de mitos. En ese sentido hizo una invitación a los amantes de su escritura y al público en general, a adentrarse más en el laboratorio de este poeta.

Bajo esa filosofía, los expositores compartieron algunas reflexiones sobre los temas que más llaman su atención sobre Gilberto Owen.

Capistrán se refirió a la participación del sinaloense en el mundo de la escena con el Teatro Ulises que, desde su punto de vista, se convirtió en una aventura escénica que puso a México en el tono de la contemporaneidad. Además, consideró que en este proyecto hizo más cosas que  dentro del grupo Contemporáneos, al que dicen perteneció.

En cuanto a su aporte poético, el ensayista señala que en su momento fueron indescifrables; sin embargo, cuando se leen hoy adquieren una profunda claridad y vigencia: “Ahora ya no son tan raros como se pensaba antes, se pueden entender. Se trata de una estética que refleja una sensibilidad más acorde a esta época, de ahí que se pensara que era un escritor adelantado a su tiempo”.

También se refirió al misterio que envolvía la personalidad de Owen: “Creo que uno puede encontrar pistas al respecto en su propia poesía, donde revela parte de su intimidad, pues hay elementos autobiográficos. Sin lugar a dudas leerlo puede irnos revelando parte de su personalidad”.

Por su parte Beltrán coincidió con Capistrán sobre la actividad política del sinaloense, recordando justamente las actividades estudiantiles en las que participó cuando era más joven y se encontraba en Toluca, Estado de México. También se refirió a la etapa periodística del homenajeado, de la que pocos tienen conocimiento.

“Algo poco conocido de Gilberto Owen es su larga carrera dentro del periodismo. Fundó varias revistas. Incluso esto justifica su estancia en Nueva York, donde estaba buscando apoyo para sostener su publicación del Teatro Ulises”.

Finalmente, Vicente Quirarte anunció que este año podría editarse el volumen Sabrán mi vida por mi muerte: poesía y prosa de Gilberto Owen, una investigación realizada justamente por él, Capistrán, Beltrán, Jaime Labastida y Cynthia Ramírez, la cual será publicada por El Colegio de Sinaloa y Siglo XXI Editores.
GJB

Fuente: (CONACULTA)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *