Home Buenas Noticias Investigadora Cynthia Paola de los Santos, busca salvar tradición oral de la costa de Chiapas
Buenas Noticias - February 6, 2010

Investigadora Cynthia Paola de los Santos, busca salvar tradición oral de la costa de Chiapas

el proyecto de investigación “Fantasías fundidas en la razón”, con el apoyo del Programa de Estímulos a la Creación y el Desarrollo Artísticos (PECDA), del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el gobierno de Chiapas.

La indagación partió del hecho de que en los últimos 10 años las poblaciones referidas han comenzado a olvidar sus cuentos y literatura; la tradición oral ha menguado parte de su riqueza, y con ello un elemento central para explicar su historia, aseguró De los Santos Ruiz.

Afirmó que la narrativa oral guarda estrecha relación con el pasado y explica mucho del presente de las comunidades, de ahí su interés por rescatarla.

Opinó que la televisión y las películas que llega a través de la “piratería”, entre otros factores, han propiciado que se pierda ese tiempo que el padre dedicaba a enseñar a sus hijos a través de cuentos o fábulas durante la cena.

Con estudios de Lengua y Literatura Hispanoamericana en la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Chiapas, De los Santos reveló que en esta investigación recopila seis relatos orales de la costa chiapaneca.

Además, abundó, establece su relación con sucesos históricos que determinaron la construcción de los mismos, para explicar los nexos entre literatura oral y memoria colectiva.

“Cuando comencé a escuchar estas narraciones quise saber por qué se contaban en determinado orden y con determinados elementos, tales como la oscuridad; por qué los hombres y mujeres de la comunidad hacen las veces de personajes principales, en la presencia de montañas encantadas, entre otros”, expuso.

Dijo que “mi objetivo fue, principalmente, comprender la funcionalidad de estos y otros elementos, característicos de las zonas rurales”, detalló.

Indicó que la mayoría de los relatos orales consignados tienen una estructura de cuento tradicional; es decir, la estructura que Vladimir Propp establece en su `Morfología del cuento´”, aunque su trabajo se enfocó en el análisis del tema en relación con la costa de Chiapas, para comprender el significado que éstos tienen para la comunidad que los relata.

Refirió que se trata de narraciones que pudieron tener su origen en los siglos XVIII y XIX. Sin embargo, mencionó que, aunque el suceso (la época) se conserva, los personajes cambian, por lo que no descartó que dichos cuentos sean más antiguos o tengan un origen externo, es decir que hayan venido de otra parte durante la Colonia.

En cuanto a su contenido, señaló que el primero habla de los Cipes, hombre negros, de baja estatura, dotados de una fuerza extraordinaria, que robaban la fruta de los patios y, además, lograban que su víctima (hombre o mujer) perdiera la razón cuando ésta les hacía un malgesto o algún desprecio.

El segundo refiere a un lugar encantado en un cerro de Tonalá, donde un hombre pierde una vaca y manda a su hijo en busca de ella. Cuando éste llega a un río se encuentra con una mujer muy parecida a la novia, semi desnuda, quien, junto con la madre, se lleva al cerro encantado.

El tercero trata de una carreta que en repetidas ocasiones, a la medida noche, sorprende con el rechinido de sus ruedas a quien esté despierto a esa hora. El cuarto, titulado “La huella del diablo”, explica la existencia de una marca gigante en una piedra ubicada en uno de los cerros del municipio de Pijijiapan.

El quinto alude a un hombre que en su niñez es raptado por una sirena; ya convertido en hombre escapa del cautiverio y tiene que enfrentarse a una serpiente de siete cabezas para poder casarse con una mujer, hija de un rey.

Mientras que el último, cuenta la historia de un hombre y su encuentro a media noche con un arriero que montaba a caballo y fumaba puro, con quien establece una pequeña conversación.

La investigadora puntualizó que se relatan acontecimientos importantes para la comunidad, como ver a sus muertos llevados en una carreta para ser enterrados en la fosa común.

O llegar en busca de un hogar cerca del mar, lejos de la Ciudad Real, para escapar de los trabajos forzados en las fincas; sobrevivir gracias a la colectividad en una tierra que les pertenecía (en el caso de los que llegaron a la costa en busca de comida).

Asimismo, recordar a los hombres que encontraron patria en esas tierras, anotó. en fin, “se trata de historias difundidas por la comunidad; su origen, cotidianeidad, transcritas de la tradición oral.

“En su momento hice grabaciones de audio durante las pláticas que sostuve con hombres y mujeres de la costa de Chiapas, principalmente en Tonalá y Pijijiapan”, refirió.

De los Santos comentó que el desarrollo de esta investigación fue una tarea ardua, pues prácticamente no existe bibliografía sobre el tema, y su principal apoyo fue la orientación del asesor que el PECDA le asignó, sin la cual habría resultado muy difícil su investigación.

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *