Home Por México 2010, Año del Centenario de la Revolución Mexicana.
Por México - February 1, 2010

2010, Año del Centenario de la Revolución Mexicana.

todos los medios pacifistas ante una  Revolución que esperaba irremisiblemente, sedienta de sangre por derramar, sedienta de traiciones y un fuego que lo consumía todo hasta las propias almas, que “los felinos parecían mininos” por obtener un poder que duraba días contados y horas con minutos contados contra reloj de arena, el suspenso y crueldad avasallaba por feroces decisiones que “un lobo ni siquiera tenía.” La Primera Revolución del siglo XX, en la cual se confrontaron la traición que mataba la lealtad y la nación humillada con la infidelidad de voraces aves de rapiña sin honra, con la disculpa y excusa del movimiento armado, robaban, mataban y violaban, muchas mujeres se adhirieron al movimiento armado, unas por gusto, otras por la fuerza, ellas pasaron a un primer plano proporcionando el soporte de alimentación en campaña, para empezar y dar término a un gobierno que antes acabó su obediencia con España, era un solo período de 35 años de dictadura aferrada al poder, en un México tan amplio y disperso como la extensión de nuestro país, que perdió más de la mitad de su territorio en 1848.

Excesos de una dictadura nefasta, principio de la República que empezó fundando las bases de nuestro Gobierno y Nación fecha que marcó el alto a la negligencia, de “la pax porfiriana” un gobierno nefasto y de exterminio; genocidio que degradaba al país transformado en dictadura, el orden implantado por una serie de fusilamientos ocultos respaldada por una frase en tantos años de régimen autoritario, “Mátenlos en caliente”, sin cámara ni silla eléctrica que no existían, la horca salía sobrando, a balazos a mansalva sin venda, exterminio expedito y económico a la sorda, mató más gente el Dictador,  que toda la que murió en la Revolución, así los sometía, aprovechando su poder castrante, la nación de ese entonces estaba sojuzgada y desmoralizada, con una mezcla de ignorancia, claudicó en manos de la soberbia de un tirano que se le acabó el tiempo.  No debe olvidarse, que México quedó a la zaga por una dictadura, que regalaba los productos de la nación a empresas explotadoras extranjeras. El pueblo no aguantaba, que proliferaran y favorecieran los enormes latifundios, 90% de las tierras estaban en manos de unos cuantos, junto con la tierra ociosa el clamor venía desde abajo esto ocasionaba que los campesinos empezaran a trasladarse en busca de trabajo al país vecino del norte. Nadie ofrecía resistencia alguna, los hombres veían pasar el tiempo con ignominia e ignorancia del cómo hacer. Las mujeres los veían pasar a su despedida. Díaz con nombre de bandolero bajo el manto hipócrita y despiadado enriqueció, a un limitado grupúsculo pequeño de familias que vivían a costa del propio trabajo y explotación de obreros y campesinos marginados sin el pago justificado. Vida insufrible a causa de que nadie estaba dispuesto a pagar su verdadero valor, era la soberbia diseminada e impregnada.; que derramó sangre al despertar un país gobernado con moldes de preferencia europea, ridiculez de un oaxaqueño advenedizo, fantoche simulador que aplastaba al país, gente marginada sin crearle oportunidades llamó la atención más aún en una tierra con  una época llena de pasiones, alguien decretó ¡¡Esta tierra es nuestra!!!. 

Antecedentes violentos con huelgas históricas que en 1906 y 1907, tuvieron lugar en la localidad minera sonorense de Cananea y en la zona industrial veracruzana de Río Blanco, Veracruz, violentamente reprimidos, sofocadas con la inmediatez de un Régimen de Díaz. Hasta que Don Francisco I. Madero, empezó a generar con sus ideas y crear conciencia por derrocar  la dictadura, e instaurar la República en México. Como paradoja, Madero era hijo de un terrateniente y originario de Parras, Coahuila, con estudios en E.U.A. y en Francia. Sus inquietantes pensamientos lo llevaron en 1908 a hacer un libro histórico y clásico:
“La Sucesión Presidencial”, en la que su preocupación siempre estuvo enfocada para mejorar las condiciones paupérrimas de las masas, es lo que lo hizo entrar en política, detenido en Monterrey enviado a la cárcel en San Luis Potosí que evadió, gana después como candidato del Partido Antireeleccionista.  Díaz hace trampa en elecciones manda perseguir a Madero, que se refugia de inmediato en Texas, desde ahí organizó la Revolución empleando como punta de lanza, el Plan de San Luis, incitaba al pueblo tomara las armas, programado el 20/Nov./ 1910. 

La respuesta fue definitiva, el 20/Nov./1910 fue el día. Don Francisco I. Madero y su Plan de San Luis, realizado el 5/Oct./1910 transformado en líder político de la nación, al llamado se levantaron numerosos grupos diversos de las clases sociales y elaborando las más variadas banderas sociales en todo el país.  Madero, hizo estallar la Revolución Mexicana con gran éxito y decisión de protesta y ante los primeros estallidos serios de violencia y continuos ataques con brutalidad sostenida contra las fuerzas porfiristas, no era fácil, muchos años de dictadura Díaz por fin declinó, después de tantos “arrebatos” increpaba a su alto mando militar; tomó la decisión extrema obligado a aceptar las elecciones mismas que violó, junto con el más sagrado derecho y el deber más indispensables de los hombres. Madero con su lema “Sufragio efectivo no Reelección” derrocó al gobierno opresor de caricatura europea y despotismo que privilegiaba a una clase dominante; presumía de “general pomposo y romántico”, oxidado soñador, tal vez soñaba que estaba con su séquito de aduladores en algún lugar de época en Europa. Al verse perdido Díaz, hizo la poca graciosa huída, fue apresado y obligado al exilio, finalmente sale desterrado en el buque Ipiranga rumbo a Europa, destino la Ciudad Lux, 25/Mayo/1911 gracias a la resolución de la Revolución Maderista. José Yves Limantour, se cortaba casi las venas era el Secretario de Hacienda muy cercano a Díaz, decía: Era un hombre bondadoso, generoso y moderado, renunciaba a los bienes materiales”. Poco faltó que rodaran sus lágrimas ante una nota de la respuesta agresiva del New York Times.

El suceso de los hermanos Serdán en Puebla, se adhirieron a Madero en su visita a la Cd. de Puebla, delatan a los hermanos Serdán, acumulaban armas eran vigilados y siguieron hasta su casa a Aquiles Serdán por la policía, matando a su perseguidor, sucedió el 18 de/Nov./1910 en que toda la familia Serdán se enfrentó a todo un batallón fortificándose en su casa salió a gritar Carmen Serdán y la esposa de Aquiles, Doña Filomena de Serdán “¡Poblanos! Los que están allí en esa casa van a morir por el pueblo, vengan a ayudar; aquí hay armas. ¡Viva la República!”!!! Entregaron su vida, una traición más.

La Revolución Maderista, definida consolida ideales, por el derecho a la libertad,  la democracia y la razón. Don Francisco I. Madero, forma el primer grupo exitoso de la Revolución a partir del 20/Nov./1910 tras derrocar la dictadura, su hermano Gustavo Adolfo Madero quien lo acompañó y apoyó desde el inicio en 1909, organizó el PCR, Partido Constitucional Progresista, el cual llevó a la Presidencia a Francisco I Madero; fue diputado de la oposición Gustavo A. Madero, en Estados Unidos participó en pláticas con Limantour para tratar de llegar a un entendimiento en el gabinete revolucionario fue ministro de Hacienda, apoyó en contra de la vieja guardia porfirista, aportó de propia fortuna fondos al movimiento Maderista, funda el periódico Nueva Era, contrarrestando los ataques de la prensa porfirista, era un crítico del Gobierno de su hermano, siempre haciéndole valiosas advertencias, ahora en la Presidencia. Francisco I. Madero (1911-1913) ejerció un mandato visionario, cambios necesarios y obligados. Incrementó la ayuda económica la propia familia hacia el movimiento.

La decena trágica. La traición no se perdona, degeneró en más traiciones cobardes.  En el total desarrollo de sus funciones el Presidente Madero, sufre un golpe de Estado en 1913. Perpetrado por el traidor y voraz político lleno de escarnio, Victoriano Huerta, enorme problema ocasionó al traicionar al Presidente Madero, Pino Suárez, Gustavo A. Madero y el Gral. Felipe Ángeles, aprehendidos en lugares diversos. Los autores Huerta junto con Félix Díaz y Manuel Mondragón. Eran días de perversión humana se le llamó la decena trágica, empiezan asesinando a mucha gente al asalto de la Ciudadela, donde fue torturado Gustavo A. Madero, todos ellos sin defensa alguna, encomiable decir que el Presidente Madero de carácter fuerte reclamó en defensa de la recién creada República, con reciedumbre y enérgico valor. México en descomunal desbandada por el poder, de diversos líderes correligionarios, se desataron por gran encono, crímenes por años. La traición empieza por amigos que hablan a espaldas, no es comparable con nada. Thomas Jefferson político estadounidense. (1713-1828). 

La alta traición práctica obtusa, se corta de inmediato, es problema de vida derivado desde A.C. la era antigua, Judas siempre ha existido pero con nombres diferentes; un grupo eterno de traidores impíos existió en cada página de la Guerra Civil en México. Partió a la República y a la democracia, por hienas insaciables. Los demás sucesos se dieron al paso del tiempo contenidos en varios capítulos de grupos revolucionarios sin contemplaciones. Huerta estaba como una fiera al acecho, en espera de una respuesta obligada de ataque. Y así fue, el Gral. Obregón llega a la Cd. de México 20/Ago./1914, con el Tratado de Teoloyucan, y el comandaba ejército que compartía con Venustiano Carranza, Gobernador de Coahuila, enardecido de venganza y oprobio “entró al juego”, desconoce al inicuo, usurpador y asesino Victoriano Huerta. Era un gran problema acabar con él por ser esencialmente militar. Fue por eso que, planearon acabar radicalmente con el régimen de la usurpación, era indispensable surgiera una fuerza total y avasalladora que lo desmantelara del poder. Carranza con la Revolución Constitucionalista era el segundo grupo de los tres triunfalistas. Un caudillo más  se avistó contra el usurpador Huerta, era Francisco Villa quién se sublevó en Chihuahua. Villa alcanzó renombre, audacia y valor con sus dorados se unió a Venustiano Carranza, los jefes revolucionarios de Chihuahua, Coahuila y Durango lo proclamaron jefe de la División del Norte, que llegó a ser la más poderosa entre los Ejércitos Revolucionarios. En las campañas Carrancistas, Villa se dio a conocer con sus mejores triunfos, encarnizadas batallas de alarde y estrategia, tomó Torreón, Cd. Juárez (Ojinaga), y así inició el avance por los caminos del sur. E.U.A. interviene, el Presidente Wilson mandando tropas americanas al puerto de Veracruz en abril de 1914, cortando las vías de abastecimiento del ejército de Huerta, y en consecuencia acelera su caída y renuncia huye aterrado a Europa. Uno más rumbo al extranjero, Villa quería el poder supremo, aliado a Zapata cierran la pinza, Norte  y Sur entran a México 14/Dic./1914, eran las fuerzas convencionistas; Villa busca ser reconocido en EE. UU. Y no lo consigue.

Álvaro Obregón comanda las fuerzas constitucionalistas busca a Villa  y lo derrota en Celaya en dos arduas batallas, perdiendo un brazo. “El manco de Celaya”. Villa parte hacia Columbus, ataca repetidas veces, antes hizo ver mal a los Rangers en Texas que masacraron el poblado del Álamo. “Remenber the Álamo”. Al Gral. Sherman le ordenan ir en su busca, nunca pudo con él, lo envía el Gobierno de E.U.A., a Sherman a la 1ª Guerra Mundial, donde destacó. El Gral. Álvaro Obregón constituyó el tercer grupo triunfador de los caudillos de la Revolución. Obregón combate a Villa y a Zapata con todo y lema Tierra y Libertad. Villa parte a Columbus, Zapata al sur.  “amigos” tornados enemigos a muerte, el respeto se desconocía y con el mismo ideal; sentarse en Palacio Nacional. Los insubordinados obligados a ser dominados, se buscaba la pacificación.

Venustiano Carranza y el conflicto Sonorense. Carranza crea la carta magna de La Constitución 5/Feb./1917, Presidente de (1917-1920) en el preludio de la Sucesión Presidencial; Obregón se ve desplazado. El Gral. Carranza prefiere la elección del Ing. Ignacio Bonillas, Embajador de México en EE.UU. Obregón, Calles y De la Huerta, tenían conflicto contra Carranza y la Legislatura de Sonora, la  candidatura de Obregón y Pablo González, los tres sonorenses acaparan  la mayor parte del ejército, obligado Carranza ir a Veracruz a su regreso de Puebla en Tlaxcalantongo muere en un atentado1920, una traición más. Obregón es Presidente, gobierna un período, se postula uno más, no cumple por morir asesinado en La bombilla México 1928, otra traición más entre los mismos caudillos, era deplorable ver las matanzas que acompañaban a las traiciones a mansalva. La deslealtad a la orden del día. “amigos” tornados enemigos a muerte, el respeto se desconocía y todos con el mismo ideal; sentarse en Palacio Nacional. Los insubordinados obligados a ser dominados, se buscaba la pacificación. Obregón al reelegirse, olvidó la razón primordial Revolucionaria de Madero, no selló su Gobierno con el gran postulado: “Sufragio Efectivo, No Reelección”.
Francisco I. Madero surgió como el Prócer de la Revolución, La contundencia, su visión demócrata y tenacidad características que cambiaron un país donde se pisoteaban las garantías individuales. Su enjundia y coraje, despertó a un país dormido entre los brazos del dictador, nación que tenía su estima por los suelos. Don Francisco Ignacio Madero (1873-1913) salió victorioso e instala la necesaria democracia, doble triunfo. La Historia del México Revolucionario e independiente le reconoce, su ideal de transformar el modus vivendi de las mayorías, el cambio lo fincó desde un principio con su postulado. “Sufragio efectivo No Reelección” que todavía prevalece, eliminando ánimos arraigados del pasado de sufragios en política que solo así funciona, es el adalid de la democracia, que lo reconoce como  Prócer de la Revolución Mexicana, que con un gran  valor civil se enfrentó con un plan concebido y realizado, así lo demostró su entrada triunfal a  la Cd. de México.
Conclusiones y señalamientos especiales, Madero, en 1910, tenía 34 años, a los cuatro años de edad recordaba que inició Díaz su mandato y a los treinta (30) años después de cumplirlos, Seguía Díaz en el poder, no lograba entender tanto tiempo había permanecido en el poder. Era apremiante saber: ¿cómo se mantenía en el poder?, ¿Qué lo sostenía? Y ¿Qué razón(es) poderosa(s) tenía para sostener fuertemente su dictadura en el transcurrir del tiempo, deseo externar que esas eran tan solo preguntas, pero que había que descubrir las razones por las cuáles pasaban esas condiciones de poder, seguramente se las hizo, pero no cualquiera se las hace y las resuelve. A sus Treinta (34) años de edad consideró promover las condiciones de protesta que no aceptó la dictadura inamovible. Madero consideró despertar a un gigante dormido y crear las condiciones de violencia que por fuerza tenía que ceder con su estrategia nacional. Por otro lado 68 años después de terminar la Revolución Industrial en Europa. En 1842 Díaz seguía con su gente “moviendo el abanico y con paraguas de sol” esa era la principal comparativa. Don Francisco I. Madero hizo que se tomara en cuenta que el país era un México dependiente de la coyuntura internacional y que a la postre establecería un país libre, y soberano, su deseo prioritario era instalar un Estado derivado de la democracia con representación civilista, que el mismo ocupó por vez primera, al amparo del primer partido demócrata; el primer Partido Anti reeleccionista, la primera campaña política que recorrió el país, los primeros votantes que sufragaron los primeros votos  y que para coronar sus ideales de Nación derrocó en las primeras elecciones habidas y ganadas por él mismo como candidato, viviendo las primeras trampas de elección y perdiendo por el primer y único fraude electoral del mismo dictador, esto es para ripley,  nada de esto impidió a la fuerza del destino implacable, el cual empezó toda una Revolución, que originó la República. Con la frase: Invencibles en la guerra, magnánimos en la victoria, Podemos decir sin temor a equivocarnos y bien convencidos al repiquetear de las campanas el próximo 20 de Noviembre del 2010: ¡¡Viva!!! Madero!!!…¡¡Vivan!!! Los Héroes de la Revolución!!!…¡¡Viva!!! El Centenario de la Revolución Mexicana!!!…¡¡Viva México!!! …Hasta siempre.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *