Home Música Callejoneada nocturna por las calles de la llamada “Ciudad de los Portales” con la “Estudiantina Dr. Alfonso Ortiz Tirado”
Música - January 25, 2010

Callejoneada nocturna por las calles de la llamada “Ciudad de los Portales” con la “Estudiantina Dr. Alfonso Ortiz Tirado”

año engalana con su presencia y arma la verbena nocturna por las calles de la llamada “Ciudad de los Portales”, convocó a un gran número de personas provenientes de varios municipios de esta entidad.

Al ritmo del acordeón, guitarras y pandero, el grupo de seis jóvenes ataviados con vestimentas del siglo XVI, recorrió las calles estrechas de esta ciudad colonial junto con un gran número de personas, en su mayoría jóvenes, que con cerveza en mano coreaban las canciones.

“La negra tomasa”, La Bikina” y “Si nos dejan”, fueron otros de los temas interpretados por estos jóvenes con vestimenta folclórica europea e hispanoamericana, quienes en todo momento invitaron a cantar y a celebrar.

Por espacio de dos horas, la música, romance y color se hizo presente al igual que el vino, a cargo de “Gaspar”, el burrito que cada año apaga la “sed” de los cantores.

El burro que desde hace ocho años acompaña las callejoneadas, es rodeado por alegres paseantes que beben vino al son de la Estudiantina “Alfonso Ortiz Tirado”.

José Sánchez Macías o Don Pepe, como se le conoce en este lugar, asegura que el burro es quien pone ese toque especial al Festival Alfonso Ortiz Tirado. “Es el invitado especial, la cereza del pastel”, consideró.

No obstante la fama de Gaspar, Don Pepe afirmó que no a todos les gusta, pues a su paso por las calles de esta ciudad, hay vecinos que no pueden dormir, tras los cánticos que llevan a su paso.

Adornado con flores de papel, el celebré burro de color blanco es rodeado por decenas de bebedores, así como mujeres, quienes con cámara fotográfica en mano, se retratan constantemente.

“Beso, beso, beso!”, grita una de las asistentes mientras con celular en la mano fotografía y una copa de vino en la otra, toma la foto a su amiga, esperando que ésta no vaya a ser pateada o mordida por el animal.

Cobijadas por un cielo despejado, lleno de estrellas, una media luna brillante y un ligero descenso en la temperatura, las guitarras marcaron el recorrido, al que poco a poco se fueron sumando más y más personas.

Tras los temas antes mencionados, la velada continúo con un poco de música tropical; así el contingente a paso lento, recorrió las calles de este “Pueblo mágico”, que concluyó su verbena nocturna en la Plaza de las Armas.

Fuente: (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *