Home Cine Encabezado por Damián Alcázar y Ana Ofelia Murguía, inicia el rodaje de “Fecha de caducidad”, ópera prima de Kenya Márquez
Cine - January 21, 2010

Encabezado por Damián Alcázar y Ana Ofelia Murguía, inicia el rodaje de “Fecha de caducidad”, ópera prima de Kenya Márquez

salir a la luz.

Después de conquistar los festivales internacionales con el cortometraje Señas Particulares, la cineasta jalisciense, conocida en el medio cinematográfico por haber dirigido el principal festival fílmico de su estado, comenzará el próximo 24 de enero el rodaje de su ópera prima titulada Fecha de caducidad.

“Es una historia –relata– que se basa en el cortometraje Señas Particulares, donde una madre busca a su hijo perdido en medio de la frialdad de un sistema social que excluye a quienes menos tienen”.

Kenya Márquez estuvo presente en el Centro de Capacitación Cinematográfica acompañada por el elenco de la cinta, encabezado por el actor Damián Alcázar, la actriz Ana Ofelia Murguía, Marisol Centeno, Laura de Ita, Catalina López y Hugo Márquez

La directora definió a la cinta como una trilogía de historias de amor llevadas al límite a partir de búsquedas y obsesiones personales, que contribuyen a que el destino juegue cruelmente con cada uno de los tres personajes principales.

“Mi intención –refiere la realizadora– es llegar a plantear una historia de humor negro que lleve a la tragedia y reflexionar, con apoyo en la ironía, sobre cuestiones cotidianas para unos y extraordinarias para otros”.

Dijo que ninguno de los personajes de este proyecto, como tampoco de sus cortometrajes precedentes se sitúan totalmente bajo el prisma de lo blanco o de lo negro.

“No creo en los héroes, pero sí en que el destino puede hacernos explorar las facetas más oscuras de nuestras vidas y de ahí el reto que enfrenta cada uno de nosotros al intentar sobrevivir a ellas”.

La actriz Ana Ofelia Murguía considera que aunque en México existe el arquetipo tristemente célebre de la madre que busca a su hijo, como sucedió con las madres de desaparecidos de la “guerra sucia”, su personaje no se basa en cuestiones políticas.

“Es sencillamente una mujer que al dar todo el cariño a su vástago lo echó a perder. Incluso le corta las uñas y le trae sus cervecitas mientras el muy flojo se la pasa viendo televisión. Cuando él desaparece comienza su calvario, porque en el cariño de madre no existen los hijos buenos o malos”.

Por su parte el actor Damián Alcázar, quien personifica en la película a Genaro, el encargado de un deshuesadero de automóviles, dijo que esta historia retrata desde diversos puntos de vista a la sociedad mexicana.

“Creo que es una historia entrañable, por ello todos los actores del reparto nos sentimos complacidos de que Kenya nunca soltara prenda y lograra levantar el proyecto aunque se tardara 10 años. Cuando nos dijo que sólo podría pagarnos el 10 por ciento de los ingresos y que entraríamos en una cooperativa, ninguno de nosotros dudamos en apoyarla”.

La directora afirmó que esta modalidad de producción tan común en los años setenta y ochenta, fue una opción para sacar adelante al proyecto

“Filmaremos en condiciones un tanto paupérrimas, pero logramos sacar adelante la película. El primer esbozo del guión se los pasé a los actores hace 10 años y en ese tiempo se han ido afinando muchas cosas, creo que es una historia mucho más completa que en el año 2000”.

Explicó que la cinta tiene una línea tan estrecha con el cortometraje de 12 de minutos que incluso parte de la trama está incluida en el guión posterior, que detalla la supervivencia de una familia mexicana integrada por una mujer y su joven hijo, quien a falta de perspectivas de trabajo y oportunidades, se dedica a vagar y a perderse en el alcohol.

Kenya Márquez es graduada de la carrera de ciencias de la comunicación y hasta 2004 dirigió el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, experiencia que, confiesa, le abrió los ojos sobre los grandes retos que deben enfrentar los cineastas mexicanos para producir y difundir sus proyectos.

En su filmografía se cuentan los cortometrajes Luna Apagada, Cruz, La mesa servida y Señas particulares, todos realizados con equipos de producción de Jalisco.

Recordó que en los festivales internacionales la secuencia de la morgue que aparece en Señas particulares y que se retoma en este largometraje, causó reacciones muy diversas, algunas de gran dramatismo en los críticos.

“Creo que como mexicanos estamos acostumbrados a otra clase de realidad y cuando esta se comparte con el exterior hay otras lecturas. Creo que ante todo esta es una película que nos hablara sobre nosotros mismos y de ese contexto social tan luminoso y oscuro en el que desarrollamos gran parte de nuestra vida”.
HBL       

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *