Home Por la Espiral Juguetes tradicionales vs. virtuales
Por la Espiral - December 28, 2009

Juguetes tradicionales vs. virtuales

fabricantes como para miles de proveedores y comercios de todos los tamaños, no se trata únicamente de la competencia desleal en precio y calidad desafiante de los juguetes chinos que tienen décadas de inundar el mercado mexicano primordialmente calles y puestos ambulantes.
A ese ingrediente que ya forma parte de los avatares de productores y vendedores formales de juguetes en el país se añade el fuerte golpe de la crisis que contrajo la mayor parte de las decisiones de consumo de personas y familias.
Es bastante notable el gran esfuerzo de miles de personas por comprar un juguete para ayudarle a Santa Claus y los Reyes Magos a cumplir los sueños de los niños.
Hay familias que les dijeron a sus hijos que este año por la crisis tienen que elegir a quién pedirle su juguete: Santa Claus o los Reyes Magos.
El resultado es que la Industria del Juguete no ha vendido lo que esperaba  tiene acumulados stocks de otros años y lo único  que le queda es que el tirón de los Reyes Magos sirva para vender lo que todavía está acumulado en las tiendas departamentales y que no ha salido con el 20% directo, ni con el 20% a monedero, o mensualidades sin intereses.
Por su parte, el comercio callejero sigue haciendo de las suyas con precios hasta 80% por debajo de los juguetes originales, uno de los más populares entre los niños los Bakugan oscilan sus precios entre 140 pesos a 370 pesos en tiendas departamentales y de autoservicio, en la calle se pueden encontrar entre  35 y 60 pesos.
Muchas muñecas de imitación rondan los 100 pesos así como el Gi Joe de mil pesos en las tiendas está en 220 pesos en la acera, los ambulantes siguen vendiendo igual o mejor que en otros años porque los precios están de su lado, aunque la calidad por la imitación sea una porquería y los juguetes no duren más de tres meses.
Obviamente dichos juguetes tampoco cumplen con normas de seguridad a fin de prevenir que los niños no desprendan partes de los juguetes que puedan llevarse a la boca y sufrir con ello una asfixia.
A COLACIÓN
Ya se preveía  un año de serias dificultades, el propio Miguel Ángel Martín González, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (AMIJU) adelantó en los primeros días de enero un descenso en las ventas del sector con la consecuente pérdida  de empleos.
Cabe mencionar que la Industria del Juguete  genera anualmente 28 mil empleos de forma permanente una parte provienen de seis jugueterías transnacionales instaladas en territorio mexicano una muy importante como es Lego.
Como consecuencia de la baja en las ventas y la contracción de la economía mexicana la afectación es visible en cuanto a la pérdida de empleos tanto fijos como temporales.
La situación podría recrudecerse si en este periodo del año que para los jugueteros es el mejor y en el que suelen vender hasta el 75% de sus artículos, no se concretan sus expectativas y entonces recurren a nuevos despedidos recién comenzado el año.
SERPIENTES Y ESCALERAS
He pensado estos días en el fomento al individualismo en detrimento de los juegos colectivos derivado precisamente de la enorme cantidad de juguetes electrónicos.
Es una pena pero los niños de hoy en día ya no saben jugar en grupo, su imaginación se limita a pedir una consola de videojuegos y estar todo el día pegados a ella jugando encerrados en su cuarto.
Otro aspecto tiene que ver también con el fomento de la violencia hay juguetes que son prácticamente verdaderas armas, anteayer un par de niños sacaron a la calle su pistola Nerf para jugar a los “narcotraficantes y policías”.
El juguete por naturaleza tiene que despertar la imaginación, entretener, sacar la creatividad de los niños fomentar la sociabilidad de los mismos al acercarlos a tener la necesidad de buscar a otros para jugar y compartir, para divertirse.
Si el juguete pierde estas características y se convierte en un instrumento de fomento del individualismo y el egoísmo, generará masas de niños que serán adolescentes rebeldes antisociales y encerrados en sus habitaciones pegados a videojuegos llenos de violencia y sexo, ¿qué clase de sociedad tendremos en unos años más?
El balero, trompo, canicas,  juegos de Playmobil o armar cochecitos, aviones, trenes o barcos son juegos que requieren de la participación de otros niños e incluso de los propios padres, empero se han perdido. Los rompecabezas son  de la prehistoria.
¿Cómo padres qué podemos hacer al respecto? Enseñar a nuestros hijos a jugar, hacerlo con ellos, divertirnos con ellos, explicarles que los videojuegos no lo son todo y en caso de regalarles alguno ponerle límites  de horario en su uso.
No basta con leerles el folleto que acompaña a la consola que advierte de serios daños a la salud en caso de exposición constante, de horas y horas de juego cotidiano, porque tanto los ojos como el cerebro sufren un desgaste que con los años empiezan a salir las consecuencias.
Hay casos de epilepsia relacionados con el abuso de los videojuegos, hay psicólogos que tratan la dependencia de los niños, luego adolescentes por estar pegados a la consola; hay casos de violencia intrafamiliar por adolescentes agresivos que agreden a sus padres cuánto estos les castigan la consola y los videojuegos; hay psiquiatras que tratan a niños y adolescentes por el fracaso escolar a causa de dedicar más tiempo a los videojuegos que a sus quehaceres académicos.
Como padres debemos enseñarles a tener límites, a ser responsables, si dejamos que se acostumbren a jugar todo lo que se les venga en gana todo el tiempo como “ratoncitos” encerrados en sus cuartos, en cuanto sean adolescentes será imposible hacerlos entrar en razón de que están ocasionándose un daño.
Hagamos una reflexión como padres, consumidores y miembros de una sociedad urgida de gente de bien.  Llenos a nuestros hijos de buenos recuerdos para que ellos a su vez sepan hacer lo  mismo con sus propios hijos.
*Economista y columnista especializada. Con estudios de doctorado  por la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *