Home Arte y Cultura La Navidad, su significado y sus orígenes
Arte y Cultura - December 24, 2009

La Navidad, su significado y sus orígenes

misterio. La fecha del nacimiento de Jesucristo no ha podido ser datada con exactitud a través de la historia.

La Navidad se celebra como conmemoración del nacimiento de Cristo desde el mandato del emperador de Roma, Constantino, convertido al Cristianismo, en el siglo IV. Hasta esa fecha, los romanos celebraban Saturnalia, la fiesta pagana del comienzo del solsticio de invierno en honor a Saturno, entre los días 17 y 24 de diciembre.

En Roma, la festividad de “Sol Invictus” se celebraba el 25 de diciembre, el día en que el equinoccio de otoño dejaba paso al solsticio de invierno. Hasta ese solsticio de invierno los días han ido menguado y la oscuridad se ha ido extendiendo. La tradición cristiana ha hecho coincidir pues la Navidad con el día en que la oscuridad ha sido vencida por la luz, con el día en que las horas de luz crecen en detrimento de las horas de sombra y de noche.

El 25 de Diciembre se conmemora el Nacimiento de Jesucristo en Belén según los evangelios de San Mateo y San Lucas. Después de la Pascua de Resurrección es la fiesta más importante del año eclesiástico.

El día de Navidad no fue oficialmente celebrada desde los comienzos de la Iglesia. Oficialmente, el Nacimiento de Cristo se celebra el 25 de diciembre desde el año 345 (siglo IV), bajo el mandato del emperador Constantino, siendo Sumo Pontífice el Papa Julio I, por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno.

La Navidad, tal como la conocemos hoy, es una creación del siglo XIX.

Actualmente comprende, no sólo el día de Navidad, sino que es un período que comprende varias semanas antes del 25 de diciembre (en la tradición cristiana, el Adviento) y los doce días siguientes a esa fecha, hasta el 6 de enero, que se celebra la fiesta de de la Epifanía. En la Iglesia Ortodoxa, coinciden la fiesta de la Epifanía y la Navidad ya que esta confesión no aceptó el calendario gregoriano.

En occidente se celebra la Misa del Gallo en iglesias y catedrales.

Pero la Navidad en nuestros días, aparece desligada de su sentido puramente religioso y cristiano y es un período anual celebrado en todo el mundo con independencia de confesiones, países, idiomas, razas, etc. con gran actividad comercial, intercambio de regalos, reuniones y comidas familiares.

Existen símbolos inconfundibles que identifican estas fiestas: los árboles, el Portal de Belén, los villancicos o los Reyes Magos, o según la creencia anglosajona Santa Claus o Papá Noel. Todas estas representaciones ambientan las calles e invaden los hogares de millones de personas en todo el mundo.

El tan renombrado Espíritu de Navidad es una predisposición personal para celebrar la Navidad, participando de todos sus ritos y tradiciones.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *