Home Arte y Cultura Restaurado, con nuevos guión y museografía, reabre sus puertas el “Museo Casa de Morelos”
Arte y Cultura - December 22, 2009

Restaurado, con nuevos guión y museografía, reabre sus puertas el “Museo Casa de Morelos”

investigaciones historiográficas, el recinto estará abierto al público a partir de hoy martes 22 de diciembre, en el marco del 194 aniversario luctuoso del general José María Morelos y Pavón.

Acompañado por su esposa, Margarita Zavala; Leonel Godoy, gobernador de Michoacán; Gerardo Ruiz Mateos, secretario de Economía; Consuelo Sáizar, presidenta de Conaculta; José Manuel Villalpando, coordinador ejecutivo de las Conmemoraciones de 2010 y Alfonso de Maria y Campos, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Jefe del Ejecutivo recorrió el inmueble que requirió una inversión de 11 millones de pesos para su recuperación arquitectónica y renovación museográfica.

El Museo Casa de Morelos es el segundo que entrega totalmente reestructurado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), como parte del conjunto de recintos de valor histórico que integran la Ruta de la Independencia.

El nuevo discurso del espacio cultural entrelaza la biografía y la historia en un recorrido por ocho salas, que parten de la integración de la antigua Diócesis de Michoacán, donde José María Morelos y Pavón se formó intelectualmente, y se gestó el pensamiento del movimiento de Independencia; el recorrido finaliza con el fusilamiento del caudillo, en 1815.

El director del Museo Casa de Morelos, historiador Jaime Reyes Monroy, explicó que los trabajos para poner en valor la casa que adquirió Morelos, la cual cuidó hasta su captura por el ejército realista, requirieron de ocho meses durante los cuales se atendió la parte arquitectónica, priorizando el rescate de sus características originales; paralelamente se cambiaron los sistemas de funcionamiento del edificio y se realizó el nuevo montaje.

La ejecución de los trabajos demandó además de varios meses previos de investigación, en los que se depuraron los proyectos de intervención, de renovación del guión científico, el discurso museográfico y la curaduría de las cerca de 300 piezas que ahora se exhiben.

En lo que se refiere a la arquitectura, informó que fue sustituida toda la viguería de madera de los techos, se recuperaron puertas y ventanas, se restituyeron los pisos de ladrillo, se hizo limpieza y restitución de los elementos de herrería, y de la cantera de las columnas y muros.

También, fueron limpiados y mejorados todos los sistemas de funcionamiento del edificio, como el drenaje, las tuberías y las instalaciones eléctricas. Cabe resaltar que la última intervención importante de este tipo se hizo en la década de 1930.

Reyes Monroy comentó que el museo se alberga en una casa típica vallisoletana del siglo XVIII, caracterizada por su sobriedad, propia de una familia no prominente; está ubicada en lo que durante la Colonia fue un barrio humilde de las afueras de la antigua Valladolid.

Por lo que toca a la museografía, el recorrido fue ampliado de cuatro a ocho salas, con nuevas piezas que provienen, además de los acervos de la propia Casa de Morelos, del Museo Nacionales de Historia y del Virreinato; los regionales de Guadalajara, Michoacano y de Querétaro, además de los recintos de El Carmen e Histórico del Oriente de Morelos.

Entre los objetos que destacan en la exhibición figura el retrato de fray Juan de Medina Rincón, tercer obispo de Michoacán, personaje clave para entender la dimensión de Valladolid desde el siglo XVI. Es la pieza que abre el recorrido museográfico. Se trata de una pintura del siglo XVI, préstamo de la Catedral de Morelia.

También sobresalen óleos de personajes y facsímiles de documentos históricos como los Sentimientos de la Nación;mobiliario y objetos de uso cotidiano de la época, armas, réplicas de las banderas de los insurgentes, cerámica de la que fue transportada por el comercio colonial a través de los galeones, además de tres piezas atribuidas a Morelos: su mascarilla fúnebre, una casaca militar y un fragmento del pañuelo con el que se dice, cubrieron los ojos del caudillo durante su fusilamiento.

El guión temático, la propuesta museográfica y la curaduría fueron concebidos por la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones, a partir de recientes investigaciones historiográficas que modificaron la visión existente en torno de José María Morelos, la guerra y el proceso de Independencia, realizadas por un centenar de destacados historiadores del INAH, el Colegio de Michoacán y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

La Sala I ofrece una síntesis histórica de la fundación del Obispado de Michoacán, a través de personajes clave como Vasco de Quiroga y Pedro Anselmo Sánchez de Tagle;, además del desarrollo de Valladolid, una de las ciudades más importantes del Virreinato. La segunda se aboca a la casa adquirida por Morelos y habitada por su familia, a través de aspectos de la construcción del inmueble y el uso del espacio en distintas épocas.

La Sala III presenta los rasgos biográficos del caudillo, mediante el análisis de su dimensión humana e intelectual. La Sala IV ofrece el contexto histórico de la guerra de Independencia, y brinda los elementos para comprender las razones de la vinculación y participación activa de José María Morelos y Pavón en el movimiento.

Asimismo, revisa el siglo XVIII con énfasis en las Reformas Borbónicas y sus efectos en el Virreinato, así como el pensamiento ilustrado del Obispado de Michoacán, las reformas parroquiales de fray Antonio de San Miguel y el papel fundamental de los centros de enseñanza –como el Seminario Tridentino y el Colegio de San Nicolás–, en la formación de la “generación de la Independencia”.

La Sala V detalla los antecedentes directos de la insurrección en el Obispado de Michoacán, la crisis política de la monarquía española a finales del siglo XVIII, el “juntismo” en América, la junta de Valladolid y la conspiración de 1809; las razones del clero para unirse a la causa insurgente y la primera etapa de la Guerra de Independencia, así como la llamada “entrevista Charo-Indaparapeo”, en la que Hidalgo comisiona a Morelos a sublevar al sur del territorio.

Por lo que se refiere a las salas VI y VII, el guión se refiere al periodo comprendido entre 1810 y 1815, lustro en el que se desarrollaron las cinco campañas militares de Morelos y sus acciones políticas más contundentes. El sitio de Cuautla, la toma de Oaxaca, el sitio de Acapulco y otras acciones militares, a lo que se añade el establecimiento de la Suprema Junta Nacional de Zitácuaro y el Congreso de Chilpancingo.

También, se destaca el legado político e intelectual del Caudillo del Sur: la supresión de las castas expresada en el Bando del Aguacatillo, la redacción de los Sentimientos de la Nación y la Constitución de Apatzingán; además de otros documentos y pronunciamientos que constituyen los fundamentos de la nación libre y soberana.

Finalmente, la Sala VIII aborda la aprehensión de Morelos, su traslado a la Ciudad de México y su proceso inquisitorial, para concluir con su fusilamiento en San Cristóbal Ecatepec, Estado de México, el 22 de diciembre de 1815.

La renovación del Museo Casa de Morelos incluye apoyos museográficos, como una iluminación dirigida que resalta las piezas; se incorporaron cedularios electrónicos que junto con los temáticos (en español e inglés), ilustran aspectos y momentos significativos del movimiento independentista y de la participación de Morelos, así como una campana de sonido con la narración de los Sentimientos de la Nación.

Estas herramientas tecnológicas ofrecen distintas posibilidades de lectura que resultan más atractivos para el público. Además, se montaron ambientaciones de espacios que evocan las actividades del caudillo.

Como parte de la reestructuración integral del inmueble, también se rehabilitó el depósito del archivo histórico, que contiene un acervo de gran importancia por la cantidad de documentos que lo integran, y que van del siglo XVI al XX. Entre los materiales que allí se resguardan sobresalen escritos antiguos del Obispado de Michoacán. El espacio fue dotado de las condiciones óptimas para la conservación, consulta y resguardo de los manuscritos. El acervo será abierto para su consulta a mediados de febrero de 2010.

Adicionalmente, se adecuó un área para talleres y actividades culturales, con capacidad para 70 personas.
A partir de este 22 de diciembre, justo en el 194 aniversario luctuoso de José María Morelos y Pavón, el público podrá visitar el recinto en horario de 9:00 a 17:00 horas, de martes a domingo. La cuota de acceso es de 29 pesos y se ofrecen descuentos a estudiantes, maestros, personas de la tercera edad y público con capacidades diferentes.

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *