Home Libros Arqueólogos Eduardo Matos Moctezuma y Leonardo López Luján presentan libro “Escultura Monumental Mexica”
Libros - December 19, 2009

Arqueólogos Eduardo Matos Moctezuma y Leonardo López Luján presentan libro “Escultura Monumental Mexica”

jueves en el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología.

Este libro, editado por la Fundación Conmemoraciones 2010, ofrece una inmersión a un universo plástico de excepción a través de más de 500 páginas que contienen más de 400 fotografías y documentos sobre la cultura mexica. Se trata de la culminación de un proyecto que surgió tras el hallazgo del monolito de Tlaltecuhtli, el pasado 2 de octubre de 2006, en el predio de la Casa de las Ajaracas, frente al Templo Mayor.

La presentación del libro estuvo a cargo de los autores del libro, quienes estuvieron acompañados por el diputado Alejandro Encinas, la presidenta de la Fundación Conmemoraciones, Ana Lilia Cepeda; y Diana Magaloni, directora del Museo Nacional de Antropología.

El arqueólogo Leonardo López Luján explicó que la publicación analiza en profundidad los monolitos del Calendario Azteca, la Piedra de Tizoc, la del Antiguo Arzobispado, Coatlicue, Coyolxauhqui y Tlaltecuhtli. Los tres primeros aparecidos en tiempos del virrey Revillagigedo, en los años de 1790 y 1791, cuando se remozaba la entonces Plaza de Armas; los otros tres, en cambio, fueron hallados en 1978, 1988 y 2008, respectivamente.

“Todos ellos son muy felices hallazgos que han incrementado nuestro ya de por si rico patrimonio arqueológico, pero sobre todo han servido para reconstruir nuestro pasado remoto y para construir nuestra identidad actual”, señaló el arqueólogo López Luján.

Sin embargo, aclaró que la investigación no se limita a explorar los valores estéticos, el contenido histórico y las funciones litúrgicas de los seis monolitos en cuestión. “Otro de nuestros objetivos ha sido abordar las miradas que estas obras maestras han suscitado a lo largo del tiempo entre conocedores y profanos, mexicanos y extranjeros, hispanistas e indigenistas y un largo etcétera”.

López Luján precisó que de manera paradójica, las seis obras maestras que se examinan a detalle en el libro, fueron esculpidas por individuos que permanecen en el anonimato. “Si consideramos que los mexicas se encuentran entre los escultores más creativos y prolíficos de la historia del arte universal, resulta verdaderamente enigmático el hecho de que las fuentes históricas del siglo XVI no consignen el nombre de un Fidias o un Miguel Ángel indígenas.

El autor señaló además que mediante el análisis cuidadoso y el uso de tecnología de punta, se logró determinar cómo estuvieron pintados originalmente los monolitos, y que gracias a los trabajos de un equipo interdisciplinario de investigadores, se fijó la naturaleza de los pigmentos y los aglutinantes, las técnicas pictóricas y el simbolismo de la policromía mexica, confirmando a la vez que el arte escultórico mexica era policromo, de manera semejante a lo que sucede con la escultura griega y la romana.

“Un equipo interdisciplinario de alto nivel, compuesto por arqueólogos, restauradores, geólogos y químicos, emprendió una serie de análisis especializados con tecnología de punta, tanto en México como en Estados Unidos. Así hemos logramos definir las materias primas empleadas por los mexicas para elaborar los pigmentos y los aglutinantes. También, pudimos identificar la técnica seguida por los artistas de Tenochtitlan hace más de 500 años”, dijo.

Por su parte, el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma expuso que la publicación contiene un capítulo introductorio sobre la sociedad mexica, con el fin de poner al lector en el contexto general de lo que ésta era. Además, aseguró que se trata de una publicación “impresionante”, no sólo por los textos, sino por las imágenes y el trabajo de edición que se realizó.
El diputado federal Alejandro Encinas, quien en el momento del descubrimiento del monolito de Tlaltecuhtli era jefe de gobierno del Distrito Federal, recordó que fue la trascendencia del hallazgo lo que le hizo decidir ceder el predio de la Casa de las Ajaracas al Instituto Nacional de Antropología e Historia, para que los especialistas siguieran explorando la zona.
MAC     

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *