Home Expos y Museos Testigo de la historia. 70 años del INAH; impactante muestra de nuestra cultura en el aeropuerto capitalino
Expos y Museos - December 14, 2009

Testigo de la historia. 70 años del INAH; impactante muestra de nuestra cultura en el aeropuerto capitalino

extraños del cumplimiento de uno de sus objetivos: la protección del patrimonio cultural del país.

En el Centro de Exposiciones de la terminal aérea, la institución que fue creada bajo el mandato del presidente Lázaro Cárdenas del Río, el día 3 de febrero de 1939, presenta la muestra Testigo de la historia. 70 años del Instituto Nacional de Antropología e Historia, compuesta por una colección de piezas arqueológicas e históricas, fotografías y maquetas, que dan cuenta de algunos de los resultados del trabajo desarrollado en estas siete décadas.

Por citar algunos datos, los bienes muebles, tanto arqueológicos como históricos, recuperados y registrados por el INAH alcanzan casi un total de dos millones; asimismo, cuenta con una red de 115 museos, entre los que destaca el Museo Nacional de Antropología, considerado uno de los diez más importantes del mundo.

A la fecha hay, tiene bajo su custodia 175 zonas arqueológicas abiertas al público distribuidas en todo el territorio nacional. Los sitios de este tipo registrados ascienden a 42 mil 614, mientras que los monumentos históricos inmuebles catalogados alcanzan la cifra de 60 mil.

Detrás de estos logros se encuentra el trabajo diario de un sinnúmero de expertos en la investigación, conservación, protección y difusión del patrimonio paleontológico, arqueológico, histórico y etnográfico de México, quienes laboran en las distintas dependencias del INAH, desde sus escuelas hasta sus coordinaciones nacionales.

Testigo de la historia. 70 años del Instituto Nacional de Antropología e Historia, fue montada con el apoyo de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), e incluye alrededor de 20 obras arqueológicas, en su mayoría originales, que dan cuenta de las distintas culturas prehispánicas que habitaron en lo que hoy es México, desde el año 1000 a. C., y hasta 1521 d. C.

Se pueden admirar vasijas, ollas, esculturas, urnas y dinteles con representaciones de un chamán, un perico, un tlacuache, un anciano que surge de un caracol, una guacamaya y un atlante —entre otras figuras—, las cuales pertenecen a las culturas chupícuaro, maya, zapoteca, huasteca y de la Costa del Golfo.

También destacan reproducciones, tamaño natural, de los rostros de Coyolxauhqui y Coatlicue, ambas deidades del panteón mexica, de una cabeza olmeca y del llamado Disco de la Muerte, de origen teotihuacano.

Esta colección arqueológica procede de sitios como Xochicalco, Morelos; Castillo de Teayo, Veracruz; Paquimé, Chihuahua; Tula, Hidalgo; Templo Mayor, Ciudad de México; Monte Albán, Oaxaca; Yaxchilán, Chiapas;  San Lorenzo, Veracruz; y Teotihuacan, Estado de México.

A estas piezas se suma un par de tallas en madera de la época colonial con las representaciones del arcángel San Miguel y San Francisco de Asís.

Maquetas de las zonas mayas de Yaxchilán, Tulúm y Uaxactún, así como de las pirámides de los Nichos en El Tajín, Veracruz; y El Adivino en Uxmal, Yucatán, muestran los alcances arquitectónicos y urbanísticos alcanzados por las civilizaciones mesoamericanas. 

Fotografías de época y recientes son testimonio del compromiso continuo del INAH con el legado nacional, en ellas quedó registrado el Salón de los Monolitos del antiguo Museo Nacional, los primeros trabajos de excavación en Yaxchilán, Chiapas; el hallazgo de Coyolxauhqui en 1978, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y el descubrimiento, en ese mismo sitio, del monolito de Tlaltecuhtli en 2006.

Testigo de la historia…, retoma algunas palabras pronunciadas por el doctor Alfonso Caso en la inauguración del 27º Congreso Internacional de Americanistas en 1939, año de la fundación del INAH:

Para nuestros pueblos de América, la antropología no es algo puramente teórico ni una aplicación mediática, es una disciplina que está encajada en nuestro corazón y en nuestra vida porque ahí están, en nuestro corazón y en nuestra vida, los indígenas americanos. Por esa razón, cuando el gobierno ha creado el Instituto Nacional de Antropología e Historia, y cuando ha convocado a los sabios de todo el mundo que vengan reunirse con nosotros, el gobierno de la República demuestra que es perfectamente consciente de que sólo por medio de un estudio científico se puede fundar la acción honesta y fecunda que pretende seguir. 

La exhibición en torno a los 70 años del Instituto Nacional de Antropología e Historia, permanecerá hasta julio de 2010 en el Centro de Exposiciones de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (entre las puertas 5 y 6), las 24 horas del día, de lunes a domingo.
Fuente: (INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *