Home Por México Desde el Jardín del Edén, hasta siempre
Por México - December 5, 2009

Desde el Jardín del Edén, hasta siempre

vivimos nuestra infancia y pubertad desaparecen, de este punto partimos, ahora  me ocuparé  de trasmitir una idea, la de concentrar la energía que se requiere para alejar el pasado, y no construir  ilusiones irreales en el futuro que conducirían a frustraciones directas o indirectas, para esto el hombre debe estar  preparado y fortalecido,  para enfrentar lo que venga y  esté bien plantado con los pies en la tierra, para guardar y controlar el equilibrio físico y emocional, esto nos permitirá siempre reconocer el tiempo que es básico en la vida, y que decimos; hay que hacerlo, lo haremos, y aquí hace falta aplicar el tiempo real y simplificado es decir; hay que hacerlo sí! … ¡Ahora!

La propuesta de una nueva plataforma del comportamiento humano, en la vida en la  que  todo mundo o casi todos buscamos  algo sin  lograr identificar y relacionar  en el que mucha gente se pierde por varias causas o razones porque ya nada les place, incluso viven a disgusto consigo mismos, no desean saber o enterarse porqué y más molesta, algunos deciden dejarlo en el baúl de los recuerdos y hay otros que se deciden a realizar un análisis si es digno y lo merece, para llegar a resolver en forma definitiva,  dando un leve giro al timón de mando, aunque algunos creen que  no les  importa estos seguirán relajados en  espera de un mayor acontecimiento circunstancial no programado. Tal vez ya  obtuvieron  todo excepto su tranquilidad y paz personal, que si es resuelta ya tendrán asegurados el resto de sus días y el porvenir de un bienestar satisfactorio.  Es un enigma  resolver el propio destino que ha sido labrado con mucha anterioridad, premios o castigos surgirán  algunos de consecuencias mayores, es hacerlo con la oportunidad y atinada decisión con dirección,  ser soñadores no está de moda. “Como todos los soñadores confundí  el encanto con la verdad”. Jean Paul Sartre (1905-1980) Filósofo y escritor francés. Para esperar mejores resultados  habrá que trabajar con la mejor estructura, no emprenderlo así el fracaso estará garantizado.
¿Qué es lo que se trata de asegurar en esta vida?. A ellos?  el futuro de sus congéneres,  esto es muy loable todos  vivimos para proteger con toda la dimensión de la extensión de “las alas”, para satisfacer necesidades y enseñarlos a saber, sobre todo compartir a que perciban que al igual se busca el propio bienestar y el de los hijos. “Todas las buenas maneras tienen que principiar compartiendo alguna cosa con sencillez. Dos hombres tienen que compartir un paraguas; si no tienes un paraguas, tendrán por lo menos que compartir la lluvia, con todas sus ricas posibilidades de humor y de filosofía”. Gilbreth Keith Chesterton(1874-1936) Escritor británico.

Los deseos son imperecederos, en si por capricho deseamos todo lo que vemos y decidimos, es imparable, lo obtenemos y aparece otro deseo que cumplirnos, el saber cómo identificar para poder complacernos del todo, eso es lo que hay que saber hacer, satisfacer y halagar a ese espíritu que nos impulsa. “Nuestro deseo desprecia y abandona lo que tenemos para correr tras de lo que no tenemos”. Michel Eyquem de Mointagne (1533-1592) Filósofo y escritor francés.

“Si estas construyendo un castillo en el aire, no has perdido el tiempo, es allí donde debería estar. Ahora deberías construir los cimientos debajo de él”. George Bernard Shaw (1856-1950)

Toma tres veces poder sensibilizarse para percibir e identificar y no perder cualquier pensamiento positivo o de advertencia que manda la mente, en el que puede ser un suave pensamiento interno como recordatorio o muy intenso al final por su insistencia, que nos obliga a estar alertas en los que solo se dan de una a tres veces los recordatorios.  Hemos corroborado  que a la tercera si no  hacemos caso ya estamos fuera de poder hacer nada por la sencilla razón de estar fuera de lugar y tampoco en tiempo. Ya abandonamos el lugar y tendremos que regresar si  es que estamos cerca o si es  muy importante  el olvido, por  lo mismo puede ser irrecuperable  en tiempo y espacio. “Knock, knock, Knocking on  heaven’s door“ “Tocando tres veces, las puertas del cielo”, así tendremos que tocar respuesta ante un análisis propio; después de hacerlo  estaremos pensando si hemos hecho algún daño, solamente esperemos que en primera instancia nos abra San Peter!.

Un olvido de importancia irrecuperable, nos muestra señales de insatisfacción esa falta de previsión se debe evitar haciendo caso del “primer llamado” ser precavido nos indica si vamos contra el viento ascendiendo, como águilas o aviones que debemos escuchar esa voz del espíritu o de “la conciencia” en el más alto nivel de realización, en el que no se logra satisfacer nada más que nuestro yo interno nos indique, lo que hemos alcanzado y nos pregunta si queremos continuar esa actividad, que implica a seguir una ruta trazada.  Según el plan percibido por nosotros mismos, pero  que sin duda todos queremos más, el problema es que a veces ya no hay nada más allá de lo obtenido. El King Midas interno que llevamos, nos obliga a pensar en la victoria debe uno decidir con mente clara y descansar, pensar, ponderar y evaluar.  El nuevo día  empieza nuevamente y todos los días a seguir con nuevos  bríos en busca de la posteridad y satisfacción propia.

En la vida, se manejan sentimientos que son clave, el caso es que la alegría radiante y la profunda paz que acompaña al ser humano conduce a la riqueza, incluso si existe riqueza espiritual desbordante , la material ya está en camino de presentarse, ya estando cimentados  puede saltar  un problema, se anda buscando afuera la realización para lograr la aceptación, la seguridad, o el amor, mientras llevan dentro, un gran tesoro  que no saben apreciar que es mayor del todo lo que se pueda poseer y que es infinitamente mayor al que todo el mundo pueda ofrecer. Eso conduce a conseguir un logro sobrehumano que nos hace sentir satisfechos, el  ego desea que siempre sea así, pero es a lo que se llama adquirir en todos aspectos, el egoísmo del sentir con el ser, es conectando un estado natural derivado de conseguir algo muy necesario que no se tiene a mano pero que alguien tiene y  lo conserva. Para todo hay solución no vale llenarse de preocupaciones.

Iluminación es el fin del sufrimiento, es el deseo de buscar y de encontrar la verdadera naturaleza, más allá del nombre y la forma, si nos aislamos como una parte se convierte en una ilusión en la cual surge el miedo y el conflicto interior. En si podemos definir que la iluminación;  es alcanzar el fin del sufrimiento del ser. Si nos dejamos llevar por la mente nos hace pensar resultados negativos,  nos lleva a la preocupación,  si le damos atención nos hace pensar en hacer caso omiso,  para que el pensamiento negativo pierda fuerza y se renueve de energía la mente y nos lleve a una dimensión de conciencia y con la práctica, se percibirá un estado natural del ser en el que la iluminación es como elevarse por encima del pensamiento; conseguirlo es estar en otro nivel.

Los sentimientos conducen a las emociones, es concentrar su atención en el campo de energía interna del cuerpo, sentir el cuerpo desde dentro, esto nos pone en contacto de nuestras emociones, reprimidas muchas veces. Hay ocasiones que existe conflicto entre los pensamientos superficiales y la mente,  a pesar de la emoción es el reflejo de la mente en el cuerpo. Una emoción puede ser un conjunto de pensamientos, las emociones positivas como la alegría y el amor son inseparables los destellos de amor y alegría o de profunda paz, es porque hay un espacio siempre en la corriente del pensamiento,  son estados de conexión interior en el ser que surge más allá de la mente, está sujeta a una mente dual es decir al juego de los contrarios.  El cuerpo humano está diseñado para tener placer, que siempre se deriva de algo fuera del ser mientras la alegría surge desde dentro.
El sufrimiento o dolor  surge por el deseo, para evitarlo se tienen que cortar los lazos del deseo, son expresiones que buscan la realización, la salvación de conseguir las cosas externas y en lo futuro buscar el sustituto de la alegría del ser. El dolor que uno crea es siempre una forma de no aceptación, emocionalmente es un nivel negativo, nadie está libre de experimentar el dolor y la tristeza, solo la mente no observada o vigilada lo ocasiona el grado de sufrimiento que depende del grado de resistencia, cuanto más sea uno capaz de separar la mente con el ahora más libres seremos, esa es la clave poder ir al pasado y regresar más rápido al presente, al ahora y  al futuro back to the future? and coming again? until  now,  pensando al  igual cuantas veces sea necesario y regresar de inmediato al presente, al ahora.

Tenemos un enorme compromiso con la vida, hay que aferrarse a ella para seguir observando de inmediato y de forma súbita verla funcionar siempre a favor  es como no aceptar perder, existe una solución para disfrutarla siempre en el ahora, es cooperar y compartir en su entorno, es vivir el presente tal vez sea muy desagradable para muchos, pero es y  será plataforma para convertir los sueños en realidad, como tener un cómplice del  tiempo presente. Surge el miedo trata de retirarse en un momento instintivo del peligro, enfocado a muchas  causas muchos miedos al fracaso,  a ser golpeados a ser heridos, a una pérdida, etc.  Cada uno puede desligarse de todos los miedos que se presenten, todo depende del manejo personal que apliquen en sí,  la preparación está en el dominio de la mente tal cual sin disfrazarlo. Para todo se tiene que identificar al ego, que en todo tiene que ver en la persona de uno mismo, sabemos que en  ningún tema del ego somos reales,  somos otras personas, implica la muerte del disfraz que es como desnudarse de todo lo que somos, es tirar la máscara para no esperar la muerte, es el secreto de la vida que consiste en “morir antes de morir” y descubrir que no pasa nada, si se trata de evadir esto, no hay muerte.  El paso de la vida con toda naturalidad y sin temor se enfrenta a lo que sea,  todo puede  suceder y nadie estará esperándola, cada escape de uno al enfrentar es subir la escalera los   elevadores no existen, no exagerar; luchar por la vida es de fuerza superior requiere inteligencia.

La Llave a la dimensión espiritual, es desechar el enfoque al pasado y el futuro más aún, se perderá el ahora que es el tiempo más real que existe, si se pagara por vivir sería muy costoso comprar  tiempo para todo, porque es el espacio exacto en que nos ocupamos en desplegar la vida, es el único factor que se mantiene constante toda la vida es el ahora, es el tiempo que transcurre irremisiblemente para vivirlo o desconectados para no vivirlo, los recuerdos son pasados y el futuro es irreal y  se da un ahora imaginario, el ahora es el manejo que abrirá como una llave a la dimensión espiritual, “desconocida”  que se necesita, para estar bien consigo mismos y no buscar motivos, escapes o excusas para vivir el ahora de su presente, por su pasado afectado o por errores o malas decisiones, que pesan y para facilitar su vida deben quitarse sus ataduras.

En el ahora, es identificar y reconocer faltas no inventando sucesos o disculpas,  por no aceptar la realidad pasada y a pesar de que esa llave se trae consigo, se rehúsan abrir el camino que los trasladaría a un nivel insospechado, dando un giro en su interior disfrazado que originaría el inicio de una vida sin vacíos, quejas y pretextos para existir en busca de reflexiones importantes, sin posturas para conseguir finalmente el anhelo de  una vida plena. “A dos hombres venero yo en este mundo: al labrador sufrido de mano callosa y nervuda, en la que permanecerá para siempre una real e indeleble majestad, puesto que en ella está el cetro de este mundo. Y a aquel que trabaja por las imprescindibles necesidades del espíritu; no por el pan cotidiano, sino por el pan de la verdadera vida”. Thomas Carlyle (1795-1881) Historiador, pensador y ensayista inglés

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *