Home Expos y Museos El “Museo de El Carmen” localizado en el barrio de San Ángel al sur de la Ciudad de México celebra ocho décadas de existencia
Expos y Museos - November 28, 2009

El “Museo de El Carmen” localizado en el barrio de San Ángel al sur de la Ciudad de México celebra ocho décadas de existencia

guión museográfico que pretende rescatar y exhibir el acervo completo del museo.

El museo de El Carmen fundado en 1929 y adscrito al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) desde 1939, tiene una rica historia e inmensa tradición en el barrio de San Ángel, al sur de la Ciudad de México, donde hace 400 años se instaló la orden de los carmelitas descalzos.

“La exposición 80 años, 80 obras del Museo de El Carmen, obedece a la intención de recuperar parte de una de las más ricas colecciones de arte colonial que existen en la actualidad, tenemos alrededor de 130 objetos que por su calidad merecían su exhibición, principalmente contamos con arte sacro del siglo XVII y XVIII, pero también hay piezas fechadas en el siglo XVI y el XIX”, dijo el restaurador Alfredo Marín Gutiérrez, director del museo.

Si bien son 130 objetos los que componen la muestra, fueron organizados en lotes y conjuntos para que fuesen 80 las piezas que celebren cada año de existencia del museo. La exposición inaugurada el jueves por la noche, está distribuida por todas las salas del museo para que los visitantes tengan la oportunidad de observar la pieza principal de la exhibición: el histórico edificio.

Una vez culminada la exposición en el mes de marzo, los objetos que la conforman se integrarán con la nueva museografía a diversas salas de exhibición, lo que permitirá al público disfrutar de forma permanente entre 350 y 400 piezas de arte colonial, que representan 98 por ciento del acervo del recinto.

“La intención de nuestro equipo de trabajo es rescatar de nuestras bodegas la mayor cantidad de objetos posibles; desde hace años se han restaurado varias piezas, entre pinturas, textiles y documentos históricos mediante convenios con la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH y la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía”, aseguró Marín Gutiérrez.

Algunas de las piezas más emblemáticas que se exhibirán a partir de esta semana en el Museo de El Carmen son ocho pinturas del reconocido pintor colonial mexicano Cristóbal Villalpando, cinco firmadas, dos atribuidas, y una más cuya parte de su firma se alcanza a distinguir después de sufrir daños en su superficie.

Además de las obras de Villalpando, existen pinturas de sus contemporáneos como La Santa Teresa de Juan Correa, y otras más atribuidas a Miguel Cabrera, esculturas coloniales que consisten en tallas en madera policromadas del siglo XVII y XVIII, así como un códice carmelita, tres libros de coros de música de dicha orden, y un documento histórico del siglo XVI impreso en papel de procedencia europea que narra la vida de los Carmelitas.

Se han restaurado para la exposición las piezas que tenían mayor deterioro incluidas tres pinturas, dos textiles y un relicario de madera de aproximadamente un metro de altura que cuenta en su interior con innumerables reliquias de santos en miniatura.

El director del museo comentó que son 17 salas temáticas las que conforman el recorrido del nuevo guión museográfico, con la idea de convertirse en la mejor sede para el arte colonial. La reorganización de piezas y de las salas permitirá transitar por todo el museo, incluso acceder a áreas que anteriormente el público difícilmente visitaba, como La Casa del Acueducto.

El recorrido llevará a los visitantes por los interiores y exteriores del conjunto conventual, desde el acceso y la portería, hasta la cocina, la enfermería, el mirador, la huerta, las criptas y la capilla doméstica. El director del museo señaló ésta última como su favorita debido al retablo original del siglo XVII realizado por Francisco Martínez.

El inmueble concebido entre 1615 y 1617 por fray Andrés de San Miguel cuenta con una serie de adaptaciones arquitectónicas únicas de la orden carmelita, al que se agrega el estilo personal del fraile que se distinguió por ser un vanguardista en su época. Cabe recordar que dicha orden desarrollaba su vida completamente dentro del conjunto y era necesario contar con todos los elementos necesarios para su sustento y manutención.

El museo fungió como sede del Colegio Carmelita y de San Ángel. Durante la Reforma dejó de funcionar como convento, fue fraccionado y perdió gran parte de sus terrenos que se extendían hasta la zona de Chimalistac. Con el tiempo fue ocupado como cárcel, bodega y cuartel militar. Hasta 1921 se le destinó como centro cultural para resguardar a sus célebres momias, finalmente fue en 1929 cuando se convirtió en el Museo de El Carmen.

El próximo 3 de diciembre se inaugurará una muestra fotográfica llamada Una mirada a través de los trabajadores, una visión de los personajes que han laborado durante décadas en el inmueble y que se han convertido en testigos de su historia. Para el 2010, en el marco de los festejos por el Centenario de la Revolución Mexicana y el Bicentenario de la Independencia, se inaugurarán un par de muestras, sin fecha confirmada: Personajes negros en la pintura novohispana y Gabinetes de una casa novohispana.

El horario de atención del museo es de martes a domingo de 10 a 17 horas, el costo es de 41 pesos, la entrada es gratuita para menores de 12 años, adultos mayores, maestros y estudiantes con credencial vigente. El domingo el acceso está libre de costo.

Fuente: (INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *