Home La Pirinola Deportiva Por fin un Premio Nacional al mejor deportista olímpico mexicano de la historia, Joaquín Capilla
La Pirinola Deportiva - November 7, 2009

Por fin un Premio Nacional al mejor deportista olímpico mexicano de la historia, Joaquín Capilla

La pirinola deportiva
Daniel Higa Alquicira

Gira, gira,  gira la pirinola y esta semana nos presenta…
– Los ganadores del Premio Nacional de Deporte 2009 
– El jurado cumplió con los resultados

– Ganan todos…
Pues ya es oficial, tenemos a los ganadores del Premio Nacional de Deporte 2009 (PND). Y los nombres son: Paola Espinoza, Éder Sánchez, Joaquín Capilla, Cuauhtémoc Blanco, el entrenador Rafael Alarcón y el nadador de aguas abiertas Antonio Argüelles.

De alguna manera esto ya se esperaba y estos nombres han aparecido en los titulares de los diarios y en los noticiarios de radio y televisión a lo largo del año. Principalmente Paola Espinoza, Cuauhtémoc Blanco y Éder Sánchez. Estos tres deportistas se han robado los reflectores por el desempeño que han tenido lo largo del 2009.

Sin duda es un muy merecido premio para la clavadista y el marchista, que en el transcurso del año se consolidaron como los mejores del mundo en su disciplina y prácticamente podrán brindar en las fiestas navideñas siendo los número uno del país y con un campeonato del mundo para cada quien.

El caso de Blanco es diferente. No es que no se lo merezca, es que simplemente el fútbol se queda corto casi siempre en los resultados. Se lo merece por su talento, pero en esta ocasión pareciera que se lo ganó (o se lo dieron) simplemente por ayudar a que la selección obtuviera el pase al mundial, y esto no es nada extraordinario; es más, en situaciones normales, esto “se consigue caminado” dijo alguna vez un entrenador.

Y en el caso Rafael Acosta, no hay ni qué decir, es el entrenador de la mejor golfista del mundo y probablemente de la historia: la mexicana Lorena Ochoa. Y Antonio Argüelles, nadador de aguas abiertas, es simplemente el primer mexicano y tercera persona en el mundo en obtener La Triple Corona en una misma temporada: el Maratón Acuatico de Manhattan el 6 de junio, el Cruce del Canal de Santa Catalina el 13 de julio y finalmente el 6 de septiembre el cruce de El Canal de la Mancha.

– Un premio al mejor de la historia
Pero hay un caso excepcional dentro de los ganadores. Joaquín Capilla es el máximo ganador de medallas olímpicas en la historia de nuestro país. Ganó oro en los Juegos Olímpicos de Melbourne 56, plata en Helsinki 52 y dos bronces en Londres 48. Es considerado el mejor clavadistas que ha tenido México y su vida ha estado llena de contradicciones.

Con este Premio se reivindica su carrera deportiva pero sobre todo su vida personal. Joaquín Capilla es uno de esos personajes que pasó de la gloria al infierno. Como deportista lo tuvo todo: fama, mucho dinero, propiedades, relaciones con los hombres más importantes del país en su momento, prestigio mundial y de repente, lo perdió todo debido a una enfermedad que acabó con todo lo que había ganado: el alcoholismo.

Recientemente tuve la fortuna de platicar con él y puedo decir con certeza que le hacía mucha falta un reconocimiento como éste. Durante muchos años pasó su vida en el olvido por parte de las autoridades deportivas, no tenía apoyo económico, sufría por su enfermedad y su vida era una pendiente que descendía a toda velocidad hacia el abismo de la soledad.

Afortunadamente las vueltas que da la vida nos pueden abrir nuevas oportunidades de recuperar un poco de todo eso que se va perdiendo en el camino.  Los excesos de Capilla le quitaron la posibilidad de ser el portador de la flama olímpica en las olimpiadas de México 68; fue condenado públicamente durante muchísimos años como un mal ejemplo para la sociedad, su rostro aparecía continuamente en los diarios por los escándalos que protagonizaba en estado de ebriedad y su situación económica era tan precaria que a veces no tenía ni para comer.

Fue un precio muy alto que tuvo que pagar por no ser consciente de su situación y de su problema. Ahora a sus 80 años de edad, el señor Capilla ha encontrado un nuevo camino que lo ha llevado nuevamente a ser reconocido por sus logros deportivos, y a nivel personal, está tratando de ayudar a la gente joven para que no cometa los mismos errores que él cometió, ya que la fama y la fortuna son excitantes y muy peligrosas.

Ahora simplemente hay que esperar a que llegue el 20 de noviembre para que los premiados reciban los reconocimientos por parte del Presidente en la ceremonia oficial, y ellos a disfrutar de sus logros. Nos vemos pronto…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *