Home Arte y Cultura Inauguran en el Palacio de Bellas Artes la primera retrospectiva del artista Pedro Friedeberg
Arte y Cultura - October 23, 2009

Inauguran en el Palacio de Bellas Artes la primera retrospectiva del artista Pedro Friedeberg

impecables quedó así dispuesta a la visita del público. Presidieron el acto inaugural Teresa Vicencio, directora general del INBA; el artista Pedro Friedeberg; Hans Günther Mattern, encargado de Negocios de la Embajada de la República Federal de Alemania; Roxana Velásquez, directora del Museo del Palacio de Bellas Artes; Deborah Holtz, autora del proyecto original y de la investigación de la muestra, y el curador James Oles.

Durante su intervención, Vicencio hizo un reconocimiento a quien ha sido un punto de referencia indispensable en nuestra plástica. Por ello, como una forma de celebrar su indudable influencia invitó al público a tener un encuentro con el universo creativo y la propuesta estética del artista.

El estilo de Friedeberg –dijo Teresa Vicencio– y sus búsquedas encarnan un modo diferente de concebir y ejercer la plástica. El suyo es un punto de vista radical, sin apego aparente a ninguna tradición, que logró crear un lenguaje de arquitecturas fantásticas, perspectivas insólitas o fragmentos del cuerpo dispuestos en composiciones que trastocan y subvierten cualquier presupuesto de belleza o funcionalidad.

La directora general del INBA expresó que con esta muestra, el Instituto reafirma su compromiso de ofrecer a todos los públicos las más amplias posibilidades de conocer, comprender y apreciar no sólo a los autores que marcan hitos en nuestra historia del arte, sino su acontecer actual, poniéndolos en contacto con las tendencias, obras y autores, en toda su diversidad, que marcan su evolución.

Posteriormente agradeció el invaluable apoyo de la presidenta de Conaculta, Consuelo Sáizar, por haber seguido con puntualidad los trabajos desempeñados para realizar esta exposición de un hombre cuya originalidad marcó la cultura visual de México en la década de los sesenta y setenta, dejando como herencia un rico conjunto de iconos que continúan reinterpretándose.

Tan pronto concluyó la ceremonia oficial, comenzó el recorrido por las cuatro salas donde fueron distribuidas en 10 núcleos temáticos las 185 piezas que integran la muestra.

El curador James Oles fue el encargado de explicar cada uno de los apartados, deteniéndose en aquellas piezas con gran simbolismo, como la famosa silla-mano, diseñada por Friedeberg en madera, ya sea la laqueda, la pintada o la dorada.

A lo largo de este paseo visual, los asistentes admiraron la peculiaridad de la propuesta estética del artista. Por un lado sus paisajes urbanos en los que destacan las fachadas múltiples, patios, torres y domos, enriquecidos con detalles dadaístas, a través de los cuales se vuelve un crítico feroz de la esterilidad arquitectónica y el urbanismo sin control. Por otro lado, aquellas piezas que representan cuartos en un edificio imaginario.

No podían faltar sus obras donde se observan estructuras recurrentes en su estilo: espacios en forma de cajas, cuyos costados se proyectan bruscamente hacia un quinto plano o un punto de fuga. Dichas composiciones gozan de una perspectiva que se vuelve vertiginosa y desconcertante.

En palabras del curador, unas parecen cajas de regalo abiertas para revelar sorpresas, mientras otras son cuartos explícitamente arquitectónicos, habitados por personajes imposibles aunque encantadores, como un pegaso pianista o mujeres-pez.

Muchas experiencias visuales experimenta el espectador que recorre esta exposición, empezando por los propios títulos que –salpicados de neologismos-, incluyen descripciones o referentes “pseudo históricos” que muchas veces no tienen relación con lo que se observa.

La muestra Pedro Friedeberg: arquitecto de confusiones impecables cuenta con el apoyo de la Sociedad de Amigos del Museo del Palacio de Bellas Artes A.C., Canal 40, Comex, Eumex, Fundación BBVA Bancomer, Patronato de la Industria Alemana para la Cultura A.C., la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y Trilce Ediciones. Permanecerá abierta hasta el 31 de enero de 2010.

GJB

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *