Home Expos y Museos La exposición “Los desmembrados según Orozco”, por Roberto Cortázar, será inaugurada en el Museo Nacional de Arte
Expos y Museos - October 22, 2009

La exposición “Los desmembrados según Orozco”, por Roberto Cortázar, será inaugurada en el Museo Nacional de Arte

visión contemporánea de la plástica mexicana.

Esta muestra, titulada Los desmembrados según Orozco, por Roberto Cortázar, será inaugurada este jueves 22 de octubre, a las 19 horas, en las Salas Monotemáticas del Museo Nacional de Arte (Munal). Se trata de una nueva apuesta de este espacio museístico para que los artistas contemporáneos reinterpreten las obras de su acervo.

En la serie de Los teúles, José Clemente Orozco trasladó al escenario plástico una narración de carácter histórico inspirándose en la Historia verdadera de la Nueva España, del cronista Bernardo Díaz del Castillo. En este conjunto de obras son recurrentes las escenas de batallas, las hazañas guerreras, las fracciones de cuerpos humanos, los ritos y sacrificios prehispánicos.

De esa serie, Roberto Cortázar presenta en esta exposición variaciones sobre tres cuadros El desmembrado, Cabeza flechada e Indias, todos fechados en 1947. Mediante la inspiración de las obras de Orozco, Cortázar crea un vínculo entre generaciones y traslada al presente una mera interpretación del espíritu, las figuras y formas abstractas de cuerpos no terminados y exquisitamente definidos.

“La pauta de evolución de Einstein, demostrada en términos matemáticos como algo que sucede en el mundo que nosotros podemos conocer, es que la masa, algo visible, y algo invisible, como lo es una partícula de luz, se tornan en energía, no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Entonces, lo que planteo es que sucede exactamente lo mismo con las ideas, no se crean ni se destruyen, sólo se transforman”, señaló Cortázar en entrevista.

José Clemente Orozco es uno de los artistas consagrados en la historia del arte en México y parte de su obra se encuentra en el Museo Nacional de Arte. Con el objetivo de recordar la importancia de los artistas mexicanos y su significado y valor en el presente, el Munal ofrece una oportunidad al público de conocer y re-conocer la obra de este artista.

En términos de jerga pictórica, explica Roberto Cortazar, la palabra “según” se utiliza cuando se hacen variaciones de un artista clásico. Así, la idea de hacer variaciones sobre Orozco partió del cuadro El desmembrado, un cuadro que se adelantó por varios años al movimiento más poderoso que tuvo el segundo periodo del modernismo europeo, que se llama neoexpresionismo de la posguerra.

“Lo más relevante de Orozco, desde mi perspectiva de análisis, es que él se adelantó un poco a esa investigación. Esto va a obligarnos a reconocer que habíamos tenido ideas que son un poco más avanzadas o tan avanzadas como cualquier tradición pictórica del siglo XX. A mí me hizo pensar que siempre hablamos de nuestros rezagos como mexicanos, pero también podríamos hablar de nuestros adelantos, y no en una forma emocional, sino totalmente comprobable. Es un cuadro expresionista, es un pensamiento ético”, dijo Cortázar.

Para el autor, el muralismo mexicano es el primer movimiento autónomo de América, y cuando éste evoluciona, el genio de Orozco lo sintetiza en algunos de estos cuadros como los hallazgos de la pintura.

“Estos hallazgos son tan ricos que nos permiten investigar ideas que en otra tradición no vamos a encontrar y que estamos contenidos en ella, por lo tanto podemos tener una evolución mayor. El comentario central para mí sería que yo no pienso que en realidad el arte tenga re-evoluciones, sino que tiene evolución, y es muy admirable cómo las ideas contenidas en estas obras maestras de Orozco, 60 años después, son de una vigencia plena”, indicó.

En El desmembrado, una obra que marca un hito en la historia del arte en México, se puede encontrar un retrato de la sociedad mexicana que ha sido fragmentada en todos los aspectos y es esta fragmentación la que crea conflictos en la sociedad. La condición mexicana en esta obra toma un nuevo cause y más que reflejar la compasión de la destrucción de la cultura prehispánica, muestra la destrucción de la identidad nacional.

El segundo cuadro, Cabeza flechada es el resultado de la figuración que Orozco crea de San Sebastián, contra quien el emperador Maximiliano mandó a lanzar una lluvia de saetas. La cabeza de San Sebastián recuerda al sacrificio y a la ofrenda, para dar paso no sólo a la historia cristiana sino a la mitología Romana.

Como dos diosas de la fertilidad emergen dos figuras femeninas paradas sobre restos humanos que evocan a los españoles. En Indias, Orozco rompió con todas los acentos compositivos, creando así un agradable caos visual. Es en este mismo caos que Roberto Cortázar, en su búsqueda por reinterpretar a las Indias, descubre dentro de esta obra una araña, una crucifixión y un grito desesperado.

La exposición Los desmembrados según Orozco, por Roberto Cortázar, estará acompañada por una serie de actividades paralelas que ha preparado el Área de Servicios Educativos del Munal. Por ejemplo, todos los martes del 27 de octubre al 8 de diciembre de 2009, y martes 12 de enero de 2010, de 11 a 13 horas, el artista plástico Roberto Cortázar intercambiará con el público ideas y reflexiones en torno a la muestra.

Asimismo se llevará a cabo un taller para el público en el cual se buscará la ejecución de una pieza artística individual, detonada de la exposición Los desmembrados según Orozco, por Roberto Cortázar. Este taller tendrá una duración de tres sesiones y será impartido por el propio Roberto Cortázar.

MAC

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *